Koenigsegg One:1, 14 curiosidades que quizás desconocías acerca de este espectacular superdeportivo

 |  @davidvillarreal  | 

El Koenigsegg One:1 es uno de los deportivos más bestias jamás creados, la culminación de los sueños de Christian von Koenigsegg, que hace ahora 20 años se propuso crear el superdeportivo perfecto. Imaginamos que por aquel entonces no podría imaginarse, ni por asomo, la repercusión que tendría su obra en todo el mundo, cómo su apellido acabaría convirtiéndose en sinónimo de las más altas prestaciones posibles en un deportivo con licencia de calle.

Repito, una vez más, que el One:1 sería sin lugar a dudas la culminación de una larga trayectoria, de momentos muy gratos, pero también muy duros, como nos contó el propio Christian en nuestra visita a la fábrica de Koenigsegg. ¿Pero por qué se llama One:1 este modelo? ¿Qué hace que sea tan especial, incluso más que LaFerrari o el McLaren P1? ¿Qué soluciones innovadoras se han aplicado en su construcción?

  • El verdadero megacar. ¿Por qué un nombre tan rimbombante como ese? Koenigsegg se define como un fabricante nacido con el único objetivo de mejorar una y otra vez las prestaciones de sus deportivos. El uno de su nombre y la definición de megacar haría referencia al hecho de que esta máquina entrega la espectacular cifra de 1 MW a 7.500 rpm. Según Koenigsegg es el primer deportivo homologado que ha logrado tal hazaña.
  • One to one, uno a uno. Su nombre también haría referencia a otro hito logrado por este deportivo, el de conseguir que su relación entre caballos de vapor y kilogramos sea exactamente de 1 a 1, 1.361 CV para 1.360 kilogramos.
  • Algo más que fibra de carbono. Construído sobre la base del Agera R, para diseñar el One:1 y alcanzar su asombrosa relación entre peso y potencia Koenigsegg tuvo que ir más allá de elevar la potencia hasta el límite que ya conocemos, hacer prácticamente milagros para rebajar el peso en más de 80 kilogramos. ¿Y cómo rebajas el peso de un superdeportivo que ya ha sido optimizado hasta el límite? Koenigsegg tuvo que desarrollar compuestos de fibra de carbono aún más rígidos y ligeros y reducir su grosor hasta los límites que fueran permisibles para conservar su rigidez estructural y su resistencia al choque. Koenigsegg ha llevado a cabo un intenso trabajo de análisis informático para encontrar el grosor ideal de cada pieza y tuvo que combinar el uso de fibra de carbono en la carrocería con otros materiales como el kevlar. Ten en cuenta, por otro lado, que los avanzados sistemas activos que utiliza este coche (suspensiones y aerodinámica) también suponen un peso añadido que había que compensar de alguna manera.
  • 2G. El Koenigsegg One:1 ha sido diseñado para alcanzar fuerzas laterales de hasta 2G empleando neumáticos de calle. Para que te hagas una idea de lo que supone tal cosa, una frenada de emergencia en un coche generalmente alcanza 1G, mientras que en una deceleración frontal o lateral con una fuerza de 3G los airbag saltarían. Las fuerzas laterales que resiste este deportivo están en algún punto intermedio.

En estos 20 años de trayectoria, Koenigsegg se ha enfrentado a momentos muy gratos, pero también muy duros. En 2003 su fábrica se calcinó y estuvo a punto de romper los sueños de una empresa de alta tecnología, pero a fin de cuentas pequeña, de estructura casi familiar.

  • 610 kilogramos de downforce a 260 km/h. El trabajo aerodinámico de este deportivo y la carga vertical que genera a 260 km/h sería equiparable a empujarlo contra el asfalto con un peso de 610 kilogramos, algo menos de la mitad de su peso total. Entre sus soluciones aerodinámicas activas incluye un peculiar sistema de alerones y flaps, en algunos casos independientes para cada lado del vehículo. También destaca sobremanera su inmenso alerón inspirado en los utilizados por los prototipos de Le Mans, que puede ofrecer una inclinación negativa (-6º) en posición de aparcamiento o alta velocidad / baja resistencia, oscilar para aumentar el downforce y llegar hasta una inclinación máxima (25º) para funcionar como un “aero freno” apoyando a los frenos.
  • A ras de suelo. El Koenigsegg One:1 cuenta con un sistema de suspensiones activas capaz de rebajar la altura de las suspensiones de manera independiente en cada eje, para adaptarse a las condiciones de la conducción. Para alcanzar su velocidad máxima es capaz de rebajar la altura libre en el tren delantero hasta los 59 milímetros (desde los 100 milímetros) y en el tren trasero hasta los 74 milímetros (desde los 90 milímetros). También cuenta con unas suspensiones neumáticas que son capaces de elevarse adicionalmente otros 50 milímetros, por ejemplo para circular con mayor comodidad por la ciudad, superar resaltos sin rozar el fondo plano del coche o superar la rampa del garaje.

El reto del One:1 no era el de equipararse en velocidad punta con los Veyron, los Hennessey y su hermano el Agera R, pero bien podría hacerlo e incluso superar sus registros.

  • Impresión 3D. Para alcanzar 1 MW de potencia, Koenigsegg ha tenido que sobrealimentar su motor de V8 de 5.0 litros con dos sistemas turbo de geometría variable, ambos moldeados bajo un sistema de impresión 3D patentado por Koenigsegg. La impresión 3D también se ha utilizado en el moldeado de otros componentes, por ejemplo su sistema de escape de titanio, con lo cual el One:1 consiguió ahorrar 400 gramos en comparación con un escape de aluminio.
  • 440 km/h: es la velocidad que Koenigsegg estima alcanzaría sin problemas el One:1. en cualquier caso su objetivo no era el de entrar en la guerra con los Veyron y Hennessey Venom GT.
  • Su “chimenea”. Tanta potencia exige un sistema de refrigeración especial, motivo por el cual se instaló su característica “chimenea”, que en realidad es una toma de aire, en el techo. Para aumentar el efecto suelo, la base del Koenigsegg One:1 está completamente carenada, salvo por la presencia de diferentes entradas y salidas de aire con función aerodinámica – efecto Venturi – y de refrigeración del equipo de frenos y la transmisión.
  • Por lo visto, el Koenigsegg One:1 tuvo que enfrentarse a un curioso incidente en Alemania. Una de las pocas unidades que se han fabricado se registró en Alemania. Y para ello tuvieron que modernizar unas bases de datos en las que no era posible introducir un turismo con una potencia en kilowatios que superase los tres dígitos.
  • Biofuel. El Koenigsegg One:1, como otros deportivos de la casa que le precedieron, funcionará también con biofuel E85, con combustible de competición, o con gasolina de 98 octanos. Está homologado según la normativa de emisiones Euro VI.

Koenigsegg quiere que sus clientes utilicen el One:1 hasta para bajar a comprar el pan, que sea un deportivo “práctico” para el día a día.

  • Michelin. Otra de las curiosidades del Koenigsegg One:1 es que, para el óptimo desarrollo de sus prestaciones, la marca sueca habría trabajado con Michelin para que estos desarrollasen un neumático específico, una versión especial del Michelin Pilot Sport Cup 2, a la medida de un deportivo tan exclusivo que podrás contar con los dedos de las manos las unicades producidas.
  • Para el día a día, o eso dicen. Lo creas o no Koenigsegg no concibe a su bestia únicamente como un superdeportivo de circuito. Su radicalidad contrasta con el hecho de que no falten elementos de confort como apertura y cierre de ventanillas eléctrico, posición ajustable del volante y los pedales, asientos deportivos ajustables, equipo de sonido con conexión USB, climatizador y cámara de aparcamiento trasera. Opcionalmente podrás adquirir un equipo de sonido mejorado, un set de maletas adaptado al espacio de carga del One:1 o incluso un sistema de cancelación activa del sonido.
  • Máxima exclusividad. Los detalles concretos acerca del Koenigsegg One:1 no están del todo claros. Sí sabemos que su precio es de varios millones de euros, así como que las unidades producidas podrán contarse con los dedos de las manos y ya habrían sido adjudicadas a sus orgullosos clientes.

Fuente: Koenigsegg
En Diariomotor: Koenigsegg Agera R, el sueño de crear el coche más rápido del mundo

Lee a continuación: Ford Fiesta Black y Red Edition, ahora en vídeo

  • ADN

    Me siguen impresionando. Tanto nivel tecnológico, motor propio, patentes y adelantos son sustentables con una produccion/ventas tan limitadas.

    Hermoso coche sin lugar a dudas.

  • Nico

    Mis respetos para Koenigsegg, todo propio, y sin comparacion, hasta la millonaria de Bugatti-VW tiembla con esta ingenieria sueca. Muuuy por encima de Pagani y otros…

    • Marcos

      Pagani puede competir perfectamente con Koenigsegg, por lo menos a lo que tecnología se refiere, en potencia ya va más apurado pero por lo demás, Pagani hace autenticas obras de arte, el Huayra es perfecto.

      • Leonmafioso

        No me pongan a elegir entre ambas marcas porque si por mi fuese elegiría comprarme dos de cada uno.

  • Jordi Xiang Zhan

    Para mi el mejor hiper deportivo de los últimos meses(y dejo atrás al P1 cuando soy un gran fan de el)pero es que el One:1 es una obra de ingeniería sin precedentes y todo ello echo por una marca que no tiene un gran respaldo económico apoyando como Bugatti(el ejemplo mas claro de todos ya que tienen a VAG detrás)S2.

  • MrAnonimo

    Pagaría por ver una comparativa completa (aceleración, tiempo de vuelta en un circuito largo y complejo, velocidad máxima, etc) entre esta nueva maravilla de Koegnissegg y los últimos ultradeportivos de Ferrari, McLaren,Hennessey y Bugatti. Apostaría a que al final de todas las pruebas el One quedaría primero haciendo honor a su nombre, el La Ferrari quedaría el segundo y el Veyron el último.

    • ADN

      Pues el Veyron SS aun no ha sido batido en el tema de aceleración. Sigue por encima de LaFerrari, P1, Henessey y Koenigsegg.

      Su enorme masa le estorba para darle agilidad en circuito, pero junto con la tracción total le da una mayor tracción al acelerar.

      De momento sigue con el récord Guiness de velocidad tanto el Coupé (431 km/h) como el convertible (408 km/h).

      En velocidad máxima solo Koenigsegg y Hennessey podrían rebasarlo, ya que el P1 y LaFerrari no rebasaran los 400 km/h, aun en sus versiones GTR y FXX K respectivamente, aunque el Veyron es el único en certificarse de forma externa.

      Aun así, mis palmas son para el One:1. Si Koenigsegg tuviera el enorme presupuesto que ha tenido el Veyron para su desarrollo quien sabe donde estarían.

      • Let the video games…

        Añade lluvia a la ecuación; circuitos más allá de los homologados para F1 y el trofeo se lo lleva el 918.

      • Leonmafioso

        De qué sirve ir en linea recta únicamente? Un circuito no es solo lineas rectas, son curvas cerradas y adherencia a ellas y dudo que un Veyron o un Chiron puedan pegarse lo suficiente en una curva cerrada sin disminuir la velocidad.

  • Luis Enrique Acosta Villalba

    Al decir verdad, lo justo sería que Koenigsegg pudiera probar la velocidad máxima del One:1 en la Ehra-Lessien, la única pista con una recta lo suficientemente larga para conocer los límites de esta bestia; hay que ser justos y asumir que a Bugatti y al grupo VAG “se les acabó el juego”. Aunque Guinness le haya negado a Hennessey la superioridad del Venom GT, de seguro todos habrán visto que fue el primero en quitarle el récord de velocidad máxima ¡¿Se imaginan a cuánto podría llegar el One:1 con semejante despliegue de tecnología y fuerza bruta combinadas de una forma tan exquisita?!

  • PHOENIX

    ES UN GRAN AUTO SIN DUDARLO Y SERA LA COMPETENCIA DEL VENOM F5 EL CUAL LO DEJARA ATRAS SIN NINGUN PROBLEMAS TAL Y COMO LO ISO CON BUGATTI AL VENCERLO CON EL VENOM GT

  • Fernando Fonseca

    segun la ultima prueba practicada al one por la marca alcanzo los 440 kilometros por hora convirtienso en el supercar con mayor velocidad en el mundo

  • Emmanuel

    No hay palabras, diseño: genial; maquinaria: genial; está completo. Koenigsegg sólo utiliza potencia V8 y sólo hay que admirar lo qué hace, CCX, CCXR, Agera R y ahora One 1, está excelente, soy 100% fan de Bugatti y Hennessey, pero esto ya es otro nivel.

  • Marcos

    Para el día a día? no dudo que sea un coche cómodo de conducir cuando vas por ciudad, pero en el caso de tenerlo mi mayor preocupación seria una, el consumo. el coche tiene un deposito de solo 74 litros, algo que para un hypercoche de 1360cv es muy poco. Suponiendo que consuma por ciudad 30 litros, que posiblemente sean más, tendrías que parar a repostar cada 250km como mucho, y eso es parar muy a menudo. Y lo del biofuel? existe este carburante en cualquier gasolinera? yo creo que no. Por lo demás, es el coche perfecto, si algún dia gano el euromillón, un Koenigsegg seria uno de los coches que me compraría.

    • Leonmafioso

      Yo creo que ese vehículo tiene un sistema que limita la potencia cuando se va a ciertas velocidades. De hecho me extrañaría que no lo tuviera a diferencia de otros fabricantes.