Seis sabores muy picantes para las 6 super naked más calientes del mercado

 |  @sergioalvarez88  | 

Como máquina pasional, hay muy pocos rivales para una moto deportiva. Por menos de una décima parte de su coste, podemos tener un vehículo capaz de superar en prestaciones a un superdeportivo de cuatro ruedas… si nos atrevemos a domar su brutal carácter. Máquinas con las que hay que tener la cabeza muy fría, con una aceleración y una respuesta tan instantánea que podemos pasar a ser criminales viales en muy pocos segundos. En configuración naked – sin carenado aerodinámico – las sensaciones reciben un multiplicador adicional. ¿Quieres conocer a las seis súper naked más brutales del mercado?

Suzuki GSX-S1000: ¿vuelve Suzuki a una de las categorías reina?

La Suzuki GSX-S1000 ha sido la última en incorporarse a las filas de la marca japonesa, y marca su regreso a las naked deportivas de altos vuelos, donde había estado ausente muchos años. Con una parte ciclo y un chasis heredado de la GSX-R1000, cimenta su atractivo en una electrónica líder en Suzuki, con un control de tracción que dispone de tres modos de conducción y que se ha importado directamente de la Suzuki V-Strom 1000. En su parte ciclo nos encontramos componentes de calidad firmados por Brembo o Kayaba, mientras que el alma que mueve a esta – estética y prestacionalmente – agresiva moto es un tetracilíndrico de litro con 145 CV de potencia. Nada mal…

Suzuki GSX-S1000 2015
  • Motor: Cuatro cilindros en línea, 999 cc
  • Transmisión: Seis relaciones
  • Potencia: 145 CV a 9.500 rpm
  • Par máximo: N.D.
  • Peso: N.D.
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida Kayaba de 43 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador
  • Transmisión: Cadena
  • Frenos delanteros: Doble disco de 310 mm, con pinzas Brembo
  • Freno trasero: Disco
  • Electrónica: ABS, control de tracción con 3 modos
  • Precio: N.D.

Kawasaki Z1000: un transformer en forma de moto

La última generación de la super naked de Akashi es si cabe más radical y más agresiva que su predecesora. Una especie de transformer con ruedas y un doble escape trasero con cuatro colas, herencia de la Z1000 original, de los años 70. Quizá sea su único vínculo con la Z original, pero es la digna heredera de una de las sagas de súper naked más exitosas de todos los tiempos. Su tetracilíndrico de litro desarrolla 142 CV, pero gracias a un nuevo airbox tiene un sonido más contundente. Su mirada 100% LED no nos debe engañar, en el fondo es una moto más sencilla y asequible que sus rivales, sin electrónica más allá del ABS opcional y un modo Eco para ahorrar combustible.

Kawasaki Z1000
  • Motor: Cuatro cilindros en línea, 1.042 cc
  • Transmisión: Seis relaciones
  • Potencia: 142 CV a 10.000 rpm
  • Par máximo: 111 Nm a 7.300 rpm
  • Peso: 220 kg en vacío
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida Showa de 43 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador Horizontal Back-Link
  • Transmisión: Cadena
  • Frenos delanteros: Doble disco de 310 mm, con pinzas Tokico
  • Freno trasero: Disco
  • Electrónica: ABS opcional
  • Precio: Desde 11.799 euros

MV Agusta Brutale 1090 RR: una extravagante y temperamental italiana

MV Agusta. Una marca mítica de los albores de la motocicleta deportiva, con un gran pedigrí de competición. Revivida hace poco más de una década, lanza motos extravagantes y temperamentales, bellas pero extremadamente agresivas. Uno de sus productos más extremos es la Brutale 1090 RR, un nombre muy largo que indica simplemente que es la más radical de la familia Brutale. Con un aspecto absolutamente arrebatador y un escultural basculante trasero monobrazo, hereda de su hermana la F4 1090 un motor de cuatro cilindros con 158 CV, una experiencia ausente de electrónica, un chasis tubular de aluminio y un peso ultraligero (sólo 183 kg). La calidad de sus componentes se encuentra al máximo nivel.

La exclusividad es cara, eso sí: 19.995 euros.

MV Agusta Brutale 1090 RR
  • Motor: Cuatro cilindros en línea, 1.078 cc
  • Transmisión: Seis relaciones
  • Potencia: 158 CV a 11.900 rpm
  • Par máximo: 100 Nm a 10.100 rpm
  • Peso: 183 kg en vacío
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida Marzocchi regulable de 43 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador Sachs
  • Transmisión: Cadena
  • Frenos delanteros: Doble disco de 310 mm, con pinzas Brembo Monoblock
  • Freno trasero: Disco de 210 mm con pinza Nissin
  • Electrónica: ABS de serie
  • Precio: Desde 19.995 euros

BMW S 1000 R: la hermana pequeña de la SS 1000 R saca las uñas

No muchos esperaban el lanzamiento de una superbike de altos vuelos por parte de BMW. No era su segmento, y aún así, la SS 1000 R no ha hecho más que cosechar éxitos. Su última iteración tiene una electrónica líder en su segmento – mano a mano con la crema de Ducati – y una parte ciclo de escándalo. La S 1000 R es su hermana pequeña, sin carenado, con un motor 40 CV menos potente, pero con la misma dinámica de altos vuelos y precisión de manejo. Aunque haya motos de aspecto más agresivo, el poderío electrónico de BMW no tiene parangón en el mundo naked, con un control de tracción excelente asociado a una suspensión dinámica o un asistente de cambio que permite que subamos y bajemos de marchas sin tocar el embrague. Una delicia bávara cuyo precio base no es descabellado.

BMW S 1000 R
  • Motor: Cuatro cilindros en línea, 999 cc
  • Transmisión: Seis relaciones
  • Potencia: 160 CV a 11.000 rpm
  • Par máximo: 112 Nm a 9.250 rpm
  • Peso: 207 kg en vacío
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida regulable de 46 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador Sachs
  • Transmisión: Cadena
  • Frenos delanteros: Doble disco de 320 mm, con pinzas Brembo
  • Freno trasero: Disco de 220 mm con pinza Nissin
  • Electrónica: ABS de serie, control de tracción dinámico, control dinámico de suspensión, asistente de cambio Pro
  • Precio: Desde 14.050 euros

Ducati Monster 1200 S: nada de postureo

Se puede caer en el postureo con una Monster 696, pero quién compra una Ducati Monster 1200 S sabe que no tiene entre sus piernas una máquina cualquiera, y disculpad el chiste fácil. La creación más radical de los de Borgio Panigale – sin ir a otro tipo de motos como la Diavel – monta un potente Testastretta 11° DS, un bicilíndrico en L de 1,2 litros. Al contrario que otras Ducati, está refrigerado por agua, con lo que una potencia de 145 CV es posible y fiable mecánicamente. La niñera electrónica está muy presente en una moto cuyo chasis tipo Trellis y su característico sonido son ya señas de identidad propias. Cara y exclusiva, el buque insignia de las Monster no defrauda en calidad o dinámica.

Ducati Monster 1200 S
  • Motor: Dos cilindros en L, 1.200 cc
  • Transmisión: Seis relaciones
  • Potencia: 145 CV a 8.750 rpm rpm
  • Par máximo: 124,5 Nm a 7.250 rpm
  • Peso: 182 kg en vacío
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida regulable Öhlins de 48 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador Sachs
  • Transmisión: Cadena
  • Frenos delanteros: Doble disco de 330 mm, con pinzas Brembo M50
  • Freno trasero: Disco de 245 mm
  • Electrónica: ABS de serie, control de tracción con modos de pilotaje
  • Precio: Desde 16.490 euros

KTM Super Duke 1290 R: enemigo público número uno

El Olimpo de las súper naked tiene como Dios a la brutal KTM Super Duke 1290 R. Una moto que bien podría considerarse un despropósito de la racionalidad: una moto sin carenar con 180 CV de potencia, toneladas de par motor y un peso pluma, capaz de arrancarte el cuello si no tienes las manos y la experiencia necesarias. Una Duke que se fue al gimnasio y se pasó con los esteroides, capaz de hacer el 0 a 200 km/h en 7,2 segundos – más rápido que un Bugatti Veyron. Este simple dato debería bastar para tener en cuenta el tipo de moto que tenemos delante, una moto que infunde un profundo respeto hasta al piloto más experimentado. Un diseño muy agresivo y una necesaria carga de control electrónico cierran un conjunto excepcional que se posiciona en estos momentos como buque insignia de la austriaca KTM y la moto más potente de su historia.

KTM Super Duke 1290 R
  • Motor: Dos cilindros en V, 1.301 cc
  • Transmisión: Seis relaciones
  • Potencia: 180 CV a 8.870 rpm
  • Par máximo: 144 Nm a 6.500 rpm
  • Peso: 189 kg en vacío
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida WP ajustable de 48 mm
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador WP
  • Transmisión: Cadena
  • Frenos delanteros: Doble disco de 320 mm, con pinzas Brembo M50
  • Freno trasero: Disco de 240 mm con pinza Brembo
  • Electrónica: ABS de serie, control de tracción MTC con tres modos
  • Precio: Desde 16.318 euros

En Diariomotor: http://www.diariomotor.com/2013/11/15/bmw-s1000r-y-kawasaki-z1000-dos-naked-de-alto-calibre-e-intenciones-malevolas/ | Suzuki GSX-S1000, buque insignia de la naked deportiva en Suzuki | KTM 1290 Super Duke R, no apta para cardiacos

Lee a continuación: BMW X6 M 2015: 575 caballos de SUV por 139.900 euros

  • nuevoenesto

    Por potencia está claro, pero yo me quedo con la MV. Preciosa.

  • ale

    si tengo que elegir, Ducatti o MV

    • sergio

      Hasta que las tengas, fiabilidad… nula, y los talleres, para que hablar…

      Yo no las recomendaría, ni a mi peor enemigo.

  • Brian

    Me quedo con la KTM, por diseño y potencia, me parece muy bien equilibrada.

    Saludos.

    • elsacop

      Tan equilibrada como tú…estas motos como ejercicio de ingeniería y técnica está muy bien, para que la lleve algún quemado por una carretera me parece una locura, obviamente hay gente que siente que necesitan algo potenteentre las piernas

      • Brian

        Estimado:

        No entiendo a que apunta su comentario, todo vehículo debe ser utilizado con precaución, siendo prudentes a toda hora, así tenga un auto, una moto, un camión, con 20 o 200 caballos. De mi parte no siento la necesidad de tener toda la potencia del mundo ni entre mis piernas ni debajo de mi pie derecho.

        Le mando un saludo.

  • Anonimo

    A los que nunca habeis tenido una moto italiana os recomiendo cualquier cosa q no sea japonesa.
    A los que ya vengais aprendidos, comprad una japo.

  • EL MAS INCOGNITO

    ducati sin pensarmelo un segundo