Lishidedidong Urban Supercar: el horror automovilístico es un Aventador chino de 10 CV eléctricos. Foto 1 de 4.