Opel Astra 2016, primera cita: a solas con el nuevo Astra

 |  @davidvillarreal  | 

El nuevo Opel Astra está prácticamente listo para su lanzamiento. Lo veremos muy pronto en España, después del verano. A partir de septiembre los concesionarios de Opel comenzarán a atender las reservas, para que las primeras entregas arranquen en octubre. Para Opel es un lanzamiento sumamente importante. Y eso es algo que apreciamos en los avances que presenta el producto (ver a fondo del Opel Astra 2016) y en la forma de hacer autocrítica de la marca, reconociendo los mayores defectos de su predecesor, reconocidos por sus clientes y nuestras críticas, para intentar mejorar en todos esos aspectos y ofrecer un producto más competitivo. De momento, aunque no hemos podido conducirlo, sí que hemos tenido ocasión de verlo en directo, en una pequeña presentación estática que ha preparado la marca como anticipo de su lanzamiento El Opel Astra quiere ser la nueva referencia de su categoría. Palabras mayores. ¿Lo conseguirá?

Uno de los detalles que más nos ha gustado, y estamos esperando ver cómo condiciona las mejoras dinámicas de este nuevo Opel Astra, es su reducción de peso, en hasta 200 kilogramos según mecánica y versión.

Decía que me gustó lo críticos que están siendo desde Opel a la hora de analizar los defectos de sus productos. El nuevo Opel Astra pecaba de ser un vehículo realmente pesado. De manera que su adelgazamiento de hasta 200 kilogramos – según versiones – lo esperábamos como agua de mayo. Hace unas semanas ya os contábamos, entrando en detalle, cómo se ha producido ese adelgazamiento. El hecho de que un coche sea más ligero no se aprecia a simple vista, pero conlleva importantes mejoras, en lo que respecta al ahorro de combustible, a la mejora de sus prestaciones y a ofrecer una conducción más ágil. Aún no hemos podido conducirlo para comprobarlo, pero eso es algo que debería apreciarse cuando tengamos la oportunidad de probarlo por primera vez.

Bernd Justen, responsable de Ingeniería Dinámica de Compactos de GM, no solo nos enumeró los lugares en los que este Opel Astra ha ahorrado kilogramos, sobre todo recurriendo a estructuras con un diseño más inteligente y a aceros de alta resistencia (con menor densidad). También nos contó que han trabajado la distribución de los pesos. Por esa misma razón la batería de arranque, que supone algo más de 20 kilogramos, se habría desplazado hasta la parte trasera, junto al maletero. No es una solución inédita, aunque sí más habitual en algunos deportivos que en un compacto generalista.

Su zaga gana personalidad, con nuevos grupos ópticos traseros y una nueva integración del portón trasero. Aún así, esos no son los detalles más destacados de este nuevo Astra.

Tal y como nos contaban responsables de diseño de Opel, el frontal ha buscado ensanchar visualmente la carrocería. Esa parrilla cromada que ves con dos láminas horizontales, consigue que a nivel visual se prolonguen hacia la iluminación diurna LED – de serie – integrada en el propio faro.

Estos faros, son unos halógenos convencionales. Aún así ya ves que en un único faro están integradas la iluminación diurna, y la iluminación de los indicadores de dirección. Lo importante, y el gran paso adelante que dará este Opel Astra para convertirse en ese aspecto en la referencia de su categoría, lo veremos en el estreno de unos faros con tecnología de matriz de LED. Hasta ahora esta tecnología estaba monopolizada por fabricantes premium como Audi o Mercedes-Benz. Opel ya nos presentó hace años un avance, y sabíamos que sus productos evolucionarían en esta dirección.

Opel no quería un coche más grande y musculado, sin más. El nuevo Opel Astra es más corto y bajo que su predecesor. Lo que sí apreciamos es que sus líneas han ganado tensión y dramatismo. Opel utiliza un símil bastante apropiado para definir la musculatura de su nuevo Astra, un símil muy conocido en los gimnasios que hasta hace poco estaban abarrotados de gente apurando los últimos días de la Operación Bikini. No buscaban hipertrofiar su musculatura, sino marcarla. Fíjate en el detalle de los grupos ópticos traseros, que sobresalen ligeramente del portón trasero. La carrocería del Astra está repleta de detalles como ese.

Pero sin lugar a dudas el detalle que más llamará la atención lo tenemos en el pilar C. Opel buscaba conferir al techo del Astra ese aspecto de visera, buscar una conexión entre la línea lateral acristalada y la luneta posterior. Aún así, y por extraño que parezca, Opel nos cuenta que han reducido el tamaño de los pilares, para aligerar peso y para mejorar la visibilidad, especialmente el pilar delantero.

Ese pilar C flotante tiene este aspecto cuando abrimos el maletero. Parece más aparatoso de lo que realmente es, y a esa altura no molestará para alojar la carga en el maletero.

Un maletero que puede llegar a alojar un volumen de carga de 370 litros en esta configuración, sin rueda de repuesto.

Habrá diferentes juegos de llantas, y combinaciones de acabado en dos tonos de gris, hasta las 18″. El daño colateral de un diseño tan musculado, con pasos de rueda tan generosos – y no es algo que únicamente suceda con el Astra o con Opel – es que para mantener una estética armoniosa acaba siendo recomendable equipar unas llantas bastante grandes.

Fíjate en la parrilla frontal y las laminillas negras que sobresalen de ella, con dos funciones, la estética y la aerodinámica.

Subimos a bordo del nuevo Opel Astra y nos encontramos con un salpicadero dominado por una pantalla táctil de hasta 8 pulgadas, perfectamente integrada. Opel nos cuenta que su altura se debe a que buscaban que no sobresaliera del salpicadero y que estuviera perfectamente alineada con la instrumentación del coche.

Su tamaño es suficiente, su integración muy correcta. Opel nos cuenta que buscaron solucionar uno de los grandes problemas del anterior Opel Astra, según sus clientes (y no les falta razón) había demasiados botones.

La pantalla es táctil y parece precisa. Incluso nos permite realizar algunas acciones gestuales, juntar los dedos para aumentar el zoom del navegador y separarlos para reducirlo.

Pero para evitar distracciones, personalmente prefiero controlarlo con este giratorio que encontramos junto a la pantalla y muy cerca del volante.

El Opel Astra será el primer modelo que estrene la tecnología de conectividad OnStar en España. Debería llegar este mismo año a los concesionarios. Hablamos de hacer que tu coche esté permanentemente conectado a internet para gozar de funciones avanzadas, como localizar dónde está aparcado, localizar el vehículo si ha sido robado, controlar los periodos de mantenimiento, arrancar el motor y abrir las puertas de forma remota o incluso que te sea de ayuda en situaciones de emergencia, como un huracán. Las posibilidades de OnStar aumentan prácticamente mes a mes. El equipo de entretenimiento del Opel Astra también podrá replicar la pantalla de nuestro smartphone.

Los acabados han mejorado, aún así en sus ajustes sigue habiendo luces y sombras. El salpicadero en negro piano va en gustos, este además cuenta con un efecto brillante. Personalmente no me gusta por atraer motas de polvo y por los brillos que provoca con los rayos del sol. Los ajustes, en puntos polémicos, como la consola central, han mejorado con respecto al anterior Astra o el nuevo Insignia. La calidad percibida también es mayor. Aún así sigo pensando que Opel ha de seguir trabajando la solidez en estos puntos concretos.

Destaca el espacio en las plazas traseras. Opel nos cuenta que han ganado en torno a 3 centímetros para las piernas, y eso incluso teniendo en cuenta que este nuevo Astra es 5 centímetros más corto que su predecesor. ¿Cómo lo han conseguido? Sobre todo reduciendo los voladizos y haciendo que la distancia entre los pilares trasero y delantero aumente. También han conseguido que el salpicadero esté más adelantado, más cerca del frontal del coche.

También ha mejorado el espacio para los pasajeros con respecto al techo, de manera que una persona en torno a 1.7 o 1.8 metros de altura pueda viajar cómodo sin tocar el techo. ¿Cómo lo han conseguido si la altura del Opel Astra también se ha visto reducida? Entre otras cosas jugando con la posición de la base de los asientos y la inclinación de los respaldos. Como en cualquier coche de su categoría, el asiento central no está tan mullido y es más estrecho y elevado que los laterales. La consola central, que se extiende hacia su posición limita ligeramente el espacio para las piernas y el suelo está ligeramente alzado en esa zona, aunque el túnel central es bastante bajo.

Sin más, solo deciros que estamos deseando probarlo. En apariencia, por lo que hemos visto, tocado y conocido, este Opel Astra supondrá un gran paso adelante con respecto a su predecesor. Incluso siendo prudentes, podemos confiar en que a nivel dinámico habrá mejorado bastante y los motores que empleará, como el 1.0 ECOTEC Turbo de 105 CV y tres cilindros y el nuevo 1.6 CDTI, nos han gustado en modelos como Corsa, Meriva y ADAM. Pero todo eso solo podremos confirmarlo cuando lo probemos. Entonces tal vez sí que podremos responder si, en todos los ámbitos, el nuevo Astra se situará como una referencia de su categoría. En un año que llegará cargado de novedades, y en el que, entre otras cosas, también se presentará una nueva generación de su máximo rival en el mercado, el Renault Mégane.

En Diariomotor: Opel Astra 2016, a fondo: las 7 claves de la nueva generación del best-seller alemán | Del sobrepeso a una figura esbelta: así ha adelgazado hasta 200 kg el nuevo Opel Astra

Lee a continuación: Menos es más: el futuro Opel Astra OPC no crecerá en potencia pero será el más efectivo de todos los tiempos

Solicita tu oferta desde 13.600 €
  • Shiva

    pues lo habia criticado mucho en las primeras fotos cuando lo vi, pero estas, enseñando mas los detalles, me estan haciendo descubrir un astra diferente, me esta empezando a gustar. Aunque aun no llega, ni creo, a gustarme tanto como el Mazda3

  • XacTiu

    Hace como un mes o mas vi uno en blanco circulando sin ningún tipo de camuflaje por carreteras de Granada, se hizo alguna prueba de prensa por aquí?