Desmontando mitos: los coches rojos son más peligrosos (y por ello más caros sus seguros)

 |  @davidvillarreal  | 

Actualmente, la variedad de colores a disposición del cliente que está buscando coche es realmente extensa. Pero hubo un tiempo en que el color rojo estaba inexorablemente asociado a los coches deportivos, y a la percepción de que su conductor era potencialmente más peligroso que el que utilizase un coche de cualquier otro color, como un discreto blanco o gris plata. Y por absurdo que parezca, mucha gente asumía incluso que esa predisposición al peligro, ese mayor riesgo inherente en los coches rojos, llevaba a las aseguradoras a encarecer la póliza del seguro de cualquiera que escogiera un coche rojo. ¿Es eso cierto? ¿Cómo percibimos a los coches rojos?

Como ya te habrás podido imaginar, no existen evidencias estadísticas que confirmen que los coches rojos son más peligrosos. Y en tanto no existen esas evidencias, las aseguradoras no incrementan el precio de una póliza porque su cliente haya contratado un seguro para un coche rojo y se considere que el riesgo de que sufra un accidente es mayor. De hecho, los factores que más importan a la hora de contratar un seguro, además del coste del vehículo, y los costes de reparación asociados a este y su perfil técnico, son el historial del conductor, y el grupo de población del conductor (sobre todo la franja de edad). En cualquier caso, sí hay que tener en cuenta algunos factores a la hora de escoger nuestro coche.

¿Y cómo perciben los conductores a los coches rojos? ¿Los percibimos como un peligro?

De las ventas mundiales de automóviles, el 8% se corresponden con coches rojos. En Europa la media es del 10% y en España del 5%.

La Universidad de Granada presentaba un estudio, el más completo hasta la fecha, en el que se analizaba el riesgo que percibían los participantes y su comportamiento ante coches de distintos colores (rojo, verde, amarillo, negro, gris y blanco) en situaciones de peligro en la carretera. En el estudio del Centro de Investigación Mente, Cerrebro y Comportamiento (CIMCYC-UGR), presentado en la revista Perception, se constató que la reacción de los cien conductores españoles que participaron fue similar independientemente del color escogido (ver estudio en Research Gate). De hecho, los colores que en realidad indujeron un tiempo de respuesta más corto, a esas situaciones de peligro, fueron el negro, el amarillo y el blanco (de menor a mayor tiempo de respuesta), seguidos de rojo, verde y gris, este último, el que requirió un mayor tiempo de respuesta.

No existe por lo tanto ningún rigor científico para afirmar que el color rojo representa un peligro, o hace que lo percibamos como un peligro. De hecho, la asociación tradicional de que el rojo es además un color que evoca peligro, dolor y agresividad, es propia del entorno cultural y las circunstancias del observador.

Por otro lado, el rojo está presente en el 8% de los coches que se fabrican en todo el mundo. En los automóviles comercializados en España su presencia se reduce a un 5%, mientras que en Europa la media está en torno al 10% y su presencia es mayor en vehículos compactos.

Vía: El Confidencial
En Diariomotor: 5 mitos (y realidades) sobre el color de tu coche ¿De qué color me lo compro? ¿Son más caros los seguros de los coches rojos?

Lee a continuación: Desmontando mitos: ahorraré más, porque es diésel y gasta menos

  • momotaro

    Lo que si es cierto es que los coches rojos tienen una tendencia preocupante a coger con el paso de los años un cierto color cacerola, lo que no es preocupante, y menos para el que le gusten las cacerolas.

    • CarlesWRC

      Todo depende de los cuidados en la pintura. Si se practica mínimamente el Detail (lavado a mano con productos buenos, ceras que protejen de los rayos UV, etc), y se cuida un poco el coche, el rojo puede resistir el paso del tiempo igual de bien que cualquier otro color. Un coche que duerme siempre en la intemperie, que se lava con rodillos (si es que el dueño lo lava claro, algunos con la lluvia lo ven suficiente), etc, ya puede ser el color que sea que en poco tiempo dará pena el coche.