Los nuevos Audi A4 y Audi Q7 “predicen” las condiciones de la carretera para ahorrar un 10% de combustible

 |  @davidvillarreal  | 

Por chocante que pueda resultar en un primer momento, los coches modernos serán capaces de ahorrar combustible prediciendo la ruta que van a recorrer. Es decir, ya no basta con leer la carretera, las señales de tráfico, la presencia de otros vehículos, y optimizar el consumo del motor, o los sistemas de a bordo, como el climatizador. La anticipación se ha convertido en una de las mejores bazas de los nuevos Audi A4 y Audi Q7 para ahorrar combustible, un diez por ciento según Audi prediciendo las situaciones a las que nos enfrentaremos, como la orografía del terreno, los límites de velocidad y el tráfico.

Hablamos del nuevo asistente predictivo de eficiencia de Audi, un dispositivo que va más allá de los extendidos avisos con recomendación de cambio de marcha, o ajustes del acelerador, la dirección asistida electromecánica, el control de crucero, el cambio automático y el climatizador.

Para ahorrar un 10% de combustible, Audi recurre a la información almacenada en su sistema de navegación para que nuestra velocidad se adapte a la ruta y optimice al máximo nuestro consumo. Esta tecnología ya comenzó a utilizarse en 2011, en el Audi A8, y ha sido perfeccionada coincidiendo con el estreno de Audi A4 y Audi Q7.

¿Y en qué consiste el asistente predictivo de eficiencia de Audi? Al activar el control de crucero adaptativo, nuestro Audi irá adaptando la velocidad no solo a la presencia de otros vehículos en la carretera, sino también a la orografía del terreno y los límites de velocidad. De manera que el coche sea capaz de anticiparse a “obstáculos” que requieren reducir la velocidad, haciendo que esa reducción se produzca de manera progresiva y en la medida de lo posible sin utilizar los frenos, antes incluso de que sean visibles para el conductor.

Cuando hablamos de obstáculos nos referimos a curvas, glorietas, intersecciones, entradas o salidas de poblaciones y límites de velocidad. Obstáculos que también condicionarán la entrada en funcionamiento del sistema de conducción a vela, que desconecta automáticamente la transmisión (en unidades con cambio tiptronic) para evitar pérdidas por arrastre y dejar que el vehículo retenga menos para mantener su velocidad. Esta desconexión automática solo se activará si el asistente de eficiencia detecta que permanecerá activo durante al menos cinco segundos.

Audi también anuncia que este sistema predictivo informará al conductor del porcentaje de las pendientes, la proximidad de curvas, rotondas, intersecciones o nuevos límites de velocidad, en la instrumentación del Audi virtual cockpit y el Head-Up Display, si el vehículo cuenta con esta opción. Y eso es otro punto interesante para ayudarnos a hacer una conducción más intuitiva y segura, especialmente en carreteras de montaña o vías de circunvalación.

El asistente de eficiencia predictivo se ofrece opcionalmente en el Audi Q7 dentro del paquete de asistentes Tour. También estará disponible opcionalmente en los nuevos Audi A4 y Audi A4 Avant.

Fuente: Audi
En Diariomotor:

Lee a continuación: Un vistazo, detalle a detalle, del nuevo Audi A4 [Vídeo]

Solicita tu oferta desde 31.200 €
  • Be free!

    Interesante… mientras NO esté conectado a @. Creo que será lo próximo, que te justificarán como necesario para optimizar el sistema predictivo… y, entonces ya… horror!!!