El verano que caí rendido ante el asistente personal de BMW

 |  @HerraizM  | 

Este verano he podido pasar un buen tiempo tras el volante de varios BMW de nueva factura. Me ha acompañado un BMW M3, un BMW M4 Cabrio, un BMW Serie 2 Gran Tourer… todos ellos equipados con el servicio de “asistente personal”, “Concierge Service” lo llaman en la marca. Un extra que al principio consideré innecesario y que al final…

Donde la tecnología y un servicio de atención clásico se unen

El servicio funciona 24 horas al día, los 7 días a la semana y sin cargos adicionales más allá del pago inicial al comprar el extra.

Circulaba meses atrás con un BMW M4, en compañía de un miembro del equipo de BMW España cuando al buscar una dirección en el navegador nos topamos con que la finca en cuestión no aparecía. Nosotros no teníamos ni idea de su ubicación, sólo una ligera aproximación a la localidad donde se situaba… y así es como con un “vamos a probar el sistema del asistente personal” descubría en primera persona las bondades de este servicio.

Un rápido movimiento entre los menús de nuestro BMW M4 y unos pocos segundos después, mientras se establecía la conexión, nos encontrábamos bajo la atención de un call center de BMW que, ordenador delante, buscaba rápidamente la ubicación de nuestro destino y nos lo enviaba directamente a nuestro navegador, fijándolo como destino final al instante.

Durante las siguientes semanas, con dos producciones, dos sesiones de fotos con un BMW M4 Cabrio y un BMW Serie 2 Gran Tourer como protagonistas es donde esta función me terminó de convencer.

De ser un servicio que “está ahí” pero nunca había usado a emplearlo a diario. Envío de direcciones sin necesidad de introducir manualmente el destino, algo realmente útil si vamos conduciendo; restaurantes, cajeros automáticos de nuestro banco, tiendas o centros comerciales; búsqueda de gasolineras de X compañía, ideal para ir sólo a aquellas donde tengamos tarjeta de fidelidad…

En todas las ocasiones, con distintos operarios, me encontré siempre con un excelente trato y una rápida atención, una experiencia realmente premium en la que a mi juicio se aunaba a la perfección un servicio de atención clásico, personalizado, de correctas formas, de eficiente servicio con el factor tecnológico de tener un coche perfectamente conectado, localizado por la marca y con la posibilidad de que remotamente manden direcciones a tu navegador.

¿Alguna pega? Sinceramente no la he encontrado… aunque claro, no es un servicio de serie.

Pero… ¿cuánto cuesta este servicio?

Un servicio premium de verdad con la tecnología al servicio de una atención clásica.

El precio de este servicio varía en función del modelo. Por ejemplo en el BMW Serie 2 Gran Tourer tiene un precio de 700 euros, 830 euros en un BMW Serie 5 o de cerca de 900 euros en un BMW M4.

Lo mejor de todo es que más allá de este pago inicial, tras el desembolso de este extra, no hay ningún cobro adicional, no hay cuota alguna o recargos al usarlo.

En vídeo, así funciona el asistente personal de BMW:

Lee a continuación: James Bond y su increíble universo automovilístico

  • nombre

    Eso lo hace mi mujer y no me cobra nada…o si… Creo que en mi lista de prescindibles ocuparía la posición de honor.