Según Reuters, Bosch también está siendo investigada por el asunto Volkswagen

 |  @davidvillarreal  | 

¿Qué papel ha jugado Bosch en el fraude de los TDI de Volkswagen? Esa es la pregunta que nos hacemos desde hace semanas, y la misma que ya se están haciendo las autoridades de Estados Unidos en la investigación del caso. Tras destaparse el fraude de los TDI, hubo informaciones contradictorias, apuntando al hecho de que el software trucado, el denominado defeat device hubiera sido proporcionado por Bosch. E incluso que ese software, inicialmente destinado a pruebas en prototipos preliminares, hubiera sido utilizado adrede por Volkswagen en sus modelos definitivos. La realidad, a día de hoy, es que aún no existe ninguna prueba que incrimine a Bosch en el escándalo.

Hace semanas se llegó a decir que el defeat device había sido proporcionado por Bosch, pero únicamente para llevar a cabo diferentes pruebas, y no para su llegada a los concesionarios.

Según Reuters, Estados Unidos estaría investigando a Bosch para esclarecer si el mayor proveedor de la industria del automóvil estuvo involucrado en el fraude, o no. Pensemos que Bosch es el principal proveedor del Grupo Volkswagen para elementos clave de sus motores diésel, incluidas las centralitas EDC17 que incluyen el software que controla el rendimiento de los motores diésel de cuatro cilindros afectados.

Bosch no solo es proveedor de Volkswagen, sino de infinidad de marcas, que incluso utilizan esta misma centralita, como BMW y Mercedes-Benz.

Si se demuestra que la tecnología de Bosch ha sido utilizada para cometer el fraude de los TDI, Bosch se vería, necesariamente, involucrada en él. Al menos eso es lo que opinan los investigadores, y abogados especialistas en temas medioambientales consultados por la propia agencia Reuters.

De momento, ni las autoridades, ni fuentes oficiales de Bosch, habrían hecho declaraciones al respecto. En cualquier caso, Reuters también menciona una conversación anterior con responsables de Bosch, en la que estos habrían negado su culpabilidad, en tanto Bosch no deja de ser una mera proveedora de suministros y aseverando que “la calibración, e integración de estos componentes en un vehículo es responsabilidad únicamente del fabricante”.

Fuente:
En Diariomotor:

Lee a continuación: Volkswagen ya tiene la solución para sus motores diésel afectados (no será rápida, ni sencilla)