Nuevo Toyota Prius a prueba: las 4 claves detrás del Prius más revolucionario

 |  @ClaveroD  | 

Hoy probamos el nuevo Toyota Prius 2016, la cuarta generación del coche híbrido por excelencia. El Toyota Prius ya no es aquel coche desconocido lanzado en 1997 que nadie conseguía entender, hoy es un referente en eficiencia y tecnología que todos sabemos reconocer, y precisamente por ello hoy nos sentamos a los mandos de un Toyota Prius que busca reinventarse y recuperar esa imagen de coche tecnológico y rompedor, un coche más cercano a un Show-Car que a un coche como otro cualquiera.

Más diseño, mucha más calidad

El nuevo Toyota Prius consigue un coeficiente aerodinámico Cx de 0,24. Todo su diseño responde a esta máxima

Cuando conocimos al nuevo Toyota Prius rápidamente pensamos en otro modelo recientemente estrenado por Toyota, el Toyota Mirai. El diseño del nuevo Toyota Prius nos ha dejado totalmente impactados, se ha integrado una completa ruptura con respecto a sus predecesores, manteniendo la esencia del diseño Kammback o de gota de agua, pero rompiendo moldes con aristas imposibles y mucha personalidad, además de una aerodinámica muy trabajada hasta conseguir un coeficiente Cx de 0,24. A todo ello hay que sumar que el Toyota Prius crece hasta los 4.540 mm (+60 mm), también es 15 mm más ancho, con 1.760 mm, y ahora es 20 mm más bajo que su antecesor, lo que consigue que su diseño le haga parecer mucho más grande de lo que realmente es.

No nos vamos a engañar, el nuevo Toyota Prius estrena un diseño exterior de esos que o lo amas, o lo odias. El objetivo de Toyota es que el nuevo Prius sea reconocible en cada detalle, y vaya si lo han conseguido. Si nos dijeran que en lugar de un coche de producción es un prototipo nos lo creeríamos sin dudar, pero no, el nuevo Toyota Prius quiere que todos se fijen en él como un coche escaparate y su diseño es el principal reclamo.

En el interior nos encontramos con un habitáculo futurista, aunque de proporciones, diseño y terminaciones mucho mejor resueltas que en sus anteriores generaciones. El Toyota Prius IV ha dado un salto cualitativo de envergadura en el habitáculo, confeccionando un interior bien resuelto en casi todos los puntos y creando un habitáculo más confortable y de mayor calidad. El estreno de la nueva plataforma TNGA GA-C es un punto crucial del nuevo interior del Toyota Prius, permitiendo que nuestro asiento esté casi 6cm más abajo y reubicando volante y pedales para alcanzar una posición de conducción más natural e intuitiva. Al mismo tiempo, el espacio disponible para pasajeros es amplio, con suficiente altura al techo para personas de 1,80 metros y un maletero con capacidad de 412 litros si lleva rueda de repuesto normal, 457 litros si lleva rueda de repuesto de emergencia o 502 litros si optamos por kit antipinchazos.

El salto de calidad en el interior se percibe desde el primer instante

Toyota ha aprendido de la anterior del Toyota Prius y ha diseñado un habitáculo de mucha mayor calidad. Así nos encontramos con plásticos mullidos y buenos acabados en la práctica totalidad de piezas que dan forma al salpicadero y a las puertas, sólo se puede reprochar el plástico que cubre el cuadro de instrumentos central que desentona con la calidad que ofrece el resto del habitáculo. A nivel de diseño e integración de mandos se mejora sensiblemente, con una consola central con radio, climatización y navegación al alcance de todos los pasajeros.

A la hora de saber qué hace nuestro Toyota Prius es donde quizás más tiempo necesitemos de adaptación. Toyota ha mantenido la interfaz de doble pantalla para controlar el sistema híbrido y toda la información que nos brinda. La pantalla de la izquierda ofrece datos sobre la conducción, de lectura sencilla y fácil comprensión como velocidad, odómetro, consumo, etc. A su lado, una pantalla a todo color nos muestra un volumen de información muy alto, quizás demasiado, sobre el funcionamiento de la planta híbrida, modos de conducción, estadísticas o avisos sobre radio, GPS, climatización… Para los amantes de los datos y gráficos, la interfaz de Toyota les permitirá conocer todo, y cuando digo todo es todo, sobre qué y cómo está trabajando el sistema híbrido

Mejor como híbrido, mejor como coche

El nuevo Toyota Prius puede circular en modo eléctrico hasta los 110 Km/h, y ahí reside su principal y mayor innovación

El nuevo Toyota Prius ha sido lanzado al mercado como una verdadera revolución, y de hecho lo es. La planta híbrida ha recibido una nueva e importante mejora que permite hablar de una evolución con mayúsculas alcanzado un rendimiento térmico del 40% en su motor 1.8 Atkinson. Pero los esfuerzos de Toyota han ido mucho más allá. Con el nuevo Toyota Prius en Toyota han querido recortar pérdidas energéticas, pérdidas que son las que de verdad afectan al consumo del coche.

De este modo, el punto central de mejora lo encontramos en la electrónica de potencia y el sistema de propulsión eléctrica y baterías donde el nuevo Toyota Prius ha recortado sensiblemente las pérdidas por calor. Al recortar estas pérdidas y mejorar la eficiencia del conjunto, la nueva planta híbrida del Toyota Prius neutraliza el sistema de refrigeración complementario, reduce el tamaño del motor eléctrico y la unidad electrónica de potencia y así araña décimas de consumo a base de no desperdiciar energía.

Estas mejoras se han traducido en que la nueva planta híbrida permite un rendimiento similar al Toyota Prius de tercera generación a pesar de que su potencia combinada se reduce hasta los 122 CV. Toyota defiende esta rebaja en beneficio de la mayor eficiencia y eficacia, pues el punto que más nos debe importar aquí es el hecho de que el nuevo Toyota Prius es capaz de circular en modo eléctrico hasta los 110 Km/h. ¿Menos potente pero igual de eficaz? Aunque cueste creerlo el nuevo Toyota Prius cumple igual de bien que el Toyota Prius anterior, y esto lo consigue gracias a su propulsor eléctrico de 72.1 CV y 163 Nm que ahora es el verdadero protagonista.

La nueva planta híbrida te permite bajar de los 4 l/100 Km reales en ciudad y carreteras secundarias

Las prestaciones del Toyota Prius IV nos dejan con un 0-100 km/h en 10,6 segundos y una velocidad máxima de 180 Km/h. Para mejorar la experiencia de conducción, el nuevo Toyota Prius añade además el nuevo Power Mode que se une a los Eco Mode y Normal Mode. Cada uno de estos modos de conducción alteran el funcionamiento del sistema híbrido, siendo el Power Mode donde encontramos un mayor empuje con más sensibilidad en el pedal del acelerador y menor tiempo de respuesta a la hora de exigir el máximo rendimiento.

El nuevo Toyota Prius es capaz de homologar consumos medios de 2.9 l/100 Km o 3,3 l/100 Km según emplee llantas de 15 o 17 pulgadas. Durante nuestra prueba de conducción combinando a partes iguales autovías, carreteras de montaña y ciudad hemos conseguido consumos en torno a los 4,4 l/100 Km, si bien en ningún momento hemos buscado alcanzar la máxima eficiencia. El Toyota Prius nos ha demostrado que su hándicap sigue siendo la velocidad, y es que al superar la barrera de los 90 Km/h es cuando comenzamos a notar como suben los consumos. Los trayectos realizados por carreteras secundarias y ciudad nos han permitido bajar de los 4 l/100 con asombrosa facilidad y sin buscar ningún tipo de conducción eficiente, unas cifras imposibles de igualar con un motor no híbrido y que reafirman cuál es el escenario ideal del Toyota Prius.

Pero no podemos pasar por alto otro punto donde el nuevo Toyota Prius ha ganado bastantes enteros. La dinámica de conducción ha mejorado sustancialmente, y lo ha hecho gracias a un nuevo diseño de suspensiones que han aumentado la rigidez del conjunto, que estrenan esquema de ruedas independientes en el eje trasero y que contienen bastante bien los movimientos de la carrocería para conferir mayor sensación de aplomo al volante. El Toyota Prius ofrece ahora un comportamiento más noble en los cambios de apoyo, teniendo como único contrapunto una dirección asistida eléctrica que apenas ofrece información sobre el exterior y que resta confianza a la hora de realizar giros rápidos.

Tecnología, equipamiento y precio

El Toyota Prius tendrá un precio de 29.990 € y un único nivel de equipamiento

Con el nuevo Toyota Prius no han querido dejarse ninguna tecnología en el tintero, y es que por algo Toyota lo quiere convertir en su reclamo estrella a nivel tecnológico. El nuevo Toyota Prius estará disponible en España desde 29.990 euros, incluyendo elementos como el sistema Toyota Safety Sense para frenar automáticamente en caso posible colisión, control de crucero adaptativo, sistema de reconocimiento de señales, alerta de abandono de carril, aviso de ángulo muerto, sistema de aparcamiento automático, climatizador bizona con reconocimiento de pasajero, faros LED para luz de cruce y carretera, sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7″ y sistema de sonido JBL, cargador inalámbrico para smarpthone, sensores de aparcamiento y cámara de visión trasera…

La política de Toyota con el nuevo Prius será vender un único acabado con todas las opciones de equipamiento ya incluidas, dejando como única posibilidad extra la tapicería de piel para asientos y guarnecidos. A nivel de personalización encontraremos opciones reducidas relacionadas con el color interior, color gris oscuro o blanco en contraste y el acabado exterior que estrena nuevos colores como el azul cobalto que emplea nuestra unidad de pruebas..

Reposicionamiento: el Prius volverá ser un Show-Car

El Toyota Prius volverá a ser un coche escaparate, de esos que todos mirarán por lo rompedor de su diseño y concepto

Toyota ha decidido cambiar la estrategia del nuevo Toyota Prius. La tecnología híbrida ya no es una novedad en la gama Toyota de vehículos convencionales, teniendo la práctica totalidad de su gama representada con opciones híbridas y muy cerca de conseguir que el 40% de sus ventas correspondan a un vehículo híbrido. De este modo, el Toyota Prius ha de reinventarse para volver a ser ese coche de nicho que se muestra como un escaparate tecnológico en todos sus aspectos, desde su diseño a su tecnología de propulsión, pasando por unas ventas más reducidas dirigidas a un perfil de cliente más exclusivo y tecnológico.

Así, nos encontramos con el primer gran anuncio de Toyota España confirmando que el Toyota Prius IV no será homologado como Taxi para las ciudades de Madrid y Barcelona. El nuevo Toyota Prius pretende conservar su imagen de Show-Car y por ello rebajará su objetivo de ventas a 350 unidades en España para este año 2016. Al mismo tiempo, el target de cliente cambia radicalmente, pues el nuevo Toyota Prius pasará a ser comprado por clientes interesados por la tecnología y por esa idea de conducir un coche tan diferentes como innovador.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Toyota cambia de estrategia y aleja al Prius de los taxistas

Solicita tu oferta desde 29.990 €
  • OscarSacri

    El diseño puede gustar o no, pero conseguir consumos<4L es impresionante.

  • Joaquín Cruz

    Solo falta que pongan esa base tecnológica en un SUV y arrasaran con el mercado.

  • ADN

    Tiene mucho a su favor pero hay ciertos aspectos de esta generacion que no me parecen, como alejarlo de ser un coche cotidiano (algo logrado por su predecesor) y enfocarlo como Show Car.
    La segunda es su caprichoso diseño. Un Mercedes CLA mide sólo 9 cm mas de largo pero es mas aerodinámico sin recurrir a una estética tan fea. Sabiendo esto es como si lo hubiesen hecho feo a proposito con la excusa de ser “techie”.
    Es como si el mensaje fuera que la tecnología y el ahorro son una moda, y no una necesidad (que es la realidad de muchos hoy día, de ahí qie sea popular como taxi).

  • alex

    he visto pruebas de este vehiculo y lleva techo solar. en europa no? ya empezamos a quitar cosas.