Opel Astra Sports Tourer 2016, toma de contacto: los crossover aún tienen mucho que aprender de los familiares compactos

 |  @sergioalvarez88  | 

Opel pone a la venta de forma inminente su nuevo Astra Sports Tourer. Se trata de la versión familiar del ya exitoso Opel Astra, y la semana pasada viajábamos a Portugal para probarlo. Antes de pasar dos días al volante del Astra Sports Tourer nos preguntábamos si los crossover tienen mucho que aprender aún de un familiar del segmento C. Este Opel Astra tiene motivos de peso para convencernos de que es capaz de mezclar trabajo con ocio. Acompañadme a la ribera del Duero, en el que también ha sido mi primer contacto con el compacto alemán.

¿En qué destaca el nuevo Opel Astra Sports Tourer 2016?

Opel acumula ya más de 100.000 pedidos para la actual generación del Astra, lanzada hace apenas unos meses.

El Opel Astra Sports Tourer es la versión familiar del Opel Astra, que ya lleva unos meses en el mercado. A falta de una versión GTC que podría nunca llegar, es el segundo estilo de carrocería presentado por Opel en el actual Astra K. Opel está orgullosa de la que presentan como décima generación de vehículo familiar compacto. La marca de Rüsselsheim fue una de las pioneras en este segmento, que nacía con el Opel Kadett A Caravan en el lejano año 1963. El nuevo Opel Astra Sports Tourer se pone a la venta en abril en España.

Con respecto al Opel Astra de cinco puertas, es 33 centímetros más largo, cifrándose su longitud total en 4,70 metros. Sus dimensiones exteriores son prácticamente idénticas al Opel Astra Sports Tourer de la anterior en generación, pero sin embargo, disfruta de más espacio interior y es al menos 110 kilogramos más ligero en todas sus motorizaciones. Este adelgazamiento es posible gracias a una nueva plataforma, que mediante el uso de acero de alta resistencia y aluminio rompe con el engorde de los anteriores Astra.

Me gusta el salto de calidades que ha dado el Opel Astra. Una necesaria actualización que lo sitúa a la vanguardia del segmento.

Sobre el nuevo Opel Astra ya os hemos hablado largo y tendido – hemos publicado su primera toma de contacto y una breve prueba de sus motores de acceso de gasolina – así que nos centraremos en las diferencias de la versión Sports Tourer. Estéticamente es el mismo coche hasta llegar al pilar B. De ahí en adelante la carrocería adopta un aspecto más cuadriculado, con el objetivo de aumentar el tamaño y practicidad interior. Esto no quiere decir que el Opel Astra pierda su aspecto dinámico y equilibrado. Al contrario.

Personalmente, creo que la carrocería familiar le sienta aún mejor al compacto alemán. El pilar D tiene una forma refinada, con detalles cromados que rompen con las líneas tradicionales, adoptando un aspecto más dinámico. Dos ópticas LED cierran una zaga relativamente discreta. Del emblema inferior donde se lee “Biturbo” y lo que implica os hablaremos más adelante, tranquilos. Pasamos al interior, y es tras las plazas delanteras donde se centran una buena parte de las diferencias con respecto al Opel Astra ST de la anterior generación.

El espacio libre al techo es muy bueno en todas las plazas, así como el espacio para las piernas de los pasajeros, incluso con un conductor alto que eche bastante el asiento hacia atrás.

A pesar de ser casi idéntico en dimensiones exteriores, disfruta de un mayor espacio disponible en todas sus cotas interiores. Opel destaca los 26 mm que aumenta el espacio para la cabeza en las plazas delanteras y los 28 mm extra para las piernas de los ocupantes de la fila trasera. Un buen detalle, teniendo en cuenta que la batalla del Opel Astra Sports Tourer se ha visto reducida en 23 mm con respecto a la anterior generación. Tras haberme subido a todas las plazas del coche, puedo certificar el aumento del espacio interior.

¿Qué hay de su maletero?

Su maletero cubica 540 litros, 40 litros más que su anterior generación. Es posible abatir los asientos traseros, formando una superficie plana en la que cabrían 1.630 litros de volumen – 80 más que en su anterior generación. Para abatir los asientos sólo es necesario pulsar dos botones situados a los lados del maletero, un actuador electromecánico se encargará de que siquiera tengamos que empujar el asiento o estirarnos – sí, es un extra. Un detalle a tener en cuenta es que la fila trasera es abatible en configuración 40/20/40.

En combinación con el sistema de apertura y arranque sin llave, con pasar el pie bajo el paragolpes trasero el portón eléctrico del maletero se abrirá.

El maletero tiene una forma perfectamente regular, con una boca de carga situada a sólo 624 mm del suelo. Es un maletero muy largo, en el que es posible cargar objetos de hasta 1,87 metros de largo y 1,03 metros de ancho. El sistema FlexOrganizer permite compartimentar la carga mediante unas guías móviles – en los que Astra que dispongan del extra. La versión probada disponía de un portón eléctrico para el maletero, que además estrena un sistema de apertura sin manos, con pasar el pie por debajo del paragolpes será suficiente.

Al volante de un Astra ST 1.6 CDTI Biturbo de 160 CV

En la presentación del Opel Astra Sports Tourer en Portugal sólo pudimos probar un motor. El propulsor diésel tope de gama, un 1.6 CDTI denominado comercialmente “Biturbo”. Es realmente un sistema Twin-Turbo, con un turbocompresor de baja inercia sin apenas lag para un régimen bajo y un turbo de geometría fija y mayores dimensiones para aportar un extra de potencia a un régimen más elevado. El resultado son 160 CV de potencia (100 CV/litro) y un sano par máximo de 350 Nm entre las 1.500 rpm y las 2.250 rpm.

Su peso en vacío es de 1.435 kilogramos, 188 kg menos que el Opel Astra J ST Biturbo de 195 CV.

Por el momento este motor sólo está disponible con una caja de cambios manual de seis relaciones. Pregunté si en el futuro habría opción a cambio automático, pero no me quisieron responder a la pregunta. Me lo tomo como un quizás. Esta versión homologa un consumo según NEDC de 4,1 l/100 km, por lo que no paga Impuesto de Matriculación. Acelera hasta los 100 km/h en 8,9 segundos y su punta es de 220 km/h. Sus prestaciones son casi idénticas al Opel Astra Sports Tourer 2.0 CDTI Biturbo (195 CV) de la anterior generación.

Me ha gustado el tacto del motor. Aunque desde fuera no niegue su carácter “petrolero”, está bien aislado en el interior y no genera vibraciones molestas en ningún momento. Es un propulsor con carácter, que empuja con fuerza desde las 1.400 rpm, y que puede llegar a ser muy contundente. Si bien no se estira tanto como otros rivales – corta encendido a las 4.500 rpm – tiene unos medios demoledores, que solventan con facilidad los adelantamientos en carreteras secundarias. De serie dispone de sistema Stop&Start.

Los dos turbocompresores del motor 1.6 CDTI BiTurbo soplan a 2,2 bares sobre la presión atmosférica, con muy poco lag.

El tacto de conducción del coche es agradable. Tanto caja de cambios como dirección tienen un tacto natural – sin ser demasiado informativa esta última – y los balanceos de la carrocería son más contenidos que en un SUV, por una mera cuestión de altura de la carrocería y peso. Buen dato de consumos: nuestra media fue de 5,3 l/100 km tras 200 km de conducción por autopista a buen ritmo y bastante carretera secundaria. Tengo ganas de comprobar el consumo de este coche en una prueba a fondo. Considero esta toma de contacto un buen anticipo.

53 años de evolución hacen esto. #opelastra #opelkadett #kadettA #caravan

Una foto publicada por Sergio Álvarez (@sergioalvarez88) el

Precios y equipamiento para España

La unidad que pudimos probar era realmente tope de gama. Equipada con el motor más potente de la gama turbodiésel y un acabado Excellence tope de gama, actualmente su precio arranca en 22.065 euros, sin contar con el descuento del Plan PIVE. Es un precio competitivo para una versión tope de gama, que aún así puede cargarse fácilmente con extras. Este acabado cuenta de serie con la cámara Opel Eye, que lee las señales, o nos mantiene en nuestro carril. Muchos elementos del coche probado son opcionales.

La gama arranca en sólamente 17.193 euros, para un acabado Expression con el motor 1.0 SIDI Turbo de 105 CV.

Por ejemplo, los faros LED matriciales IntelliLux, que en conjunción con el Opel Eye permitirían una iluminación líder en su segmento – de momento no los hemos podido probar. Tampoco son de serie los asientos “Wellness” certificados por AGR, de cuero, eléctricos y con 18 posibles ajustes, de los que os hablaremos en otro momento. El sistema de navegación IntelliLink 900, el acceso sin llave, el techo solar o las llantas bicolor de 18 pulgadas también son extras. Con todo, un precio de 26.516 euros incluyendo PIVE me parece correcto.

También hemos podido probar la integración con el smartphone, en este caso con Android Auto – mi teléfono es un Nexus 5 de hace dos años, pero también es compatible con Apple CarPlay. Sin problemas de conexión, me ha permitido usar Spotify para acceder a mi música, y el coche también leyó mis mensajes de WhatsApp. El Opel Astra está en un buen nivel tecnológico con respecto a sus competidores. Opel ha hecho hincapié en los bajos costes de mantenimiento y operación de este Opel Astra, que será vendido en un buen número a flotas y clientes profesionales.

Entre sus rivales están los Volkswagen Golf Variant, los Peugeot 308 SW o los SEAT León ST.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Un Opel Astra automático por solo 700€ más, así es el cambio pilotado Easytronic 3.0

Solicita tu oferta desde 13.600 €