El crossover del futuro, según Toyota, puede tunearse en casa con impresoras 3D

 |  @davidvillarreal  | 

Toyota piensa en cómo atraer a los clientes de la generación del iPhone, Uber y BlaBlaCar. Jóvenes que, según algunos estudios, están cada vez menos interesados en tener un coche. Y su idea ha sido concebir algo que bien podríamos definir como el crossover del futuro, que por suerte no llegará a los concesionarios próximamente, sino que se trata de un prototipo futurista diseñado por la Universidad Clemson de Carolina del Sur, el Toyota uBox. Un prototipo que vislumbra una idea un tanto transgresora, la de ofrecer a sus clientes la oportunidad de personalizar su coche en cualquier momento imprimiendo piezas en casa.

Olvida su diseño, por un momento, y piensa que lo más destacado de este prototipo lo encontramos en su idea de integrar la impresión 3D doméstica en la personalización de los coches.

Si el futuro pasa por afianzar la estética de un coche buscando la robustez en una carrocería más alta, y voluminosa, es probable que nos hayamos equivocado. Porque el reto al que se enfrenta la industria no es precisamente ese, sino el de abogar por una movilidad sostenible, que implicará probablemente coches más ligeros, compactos y eficientes.

Aún así, Toyota ha tenido la idea de equiparlo con un motor eléctrico, del que no se dan más detalles, salvo que contará con baterías que no solo permitirán su desplazamiento, sino también recargar aparatos electrónicos, con tomas de corriente interiores y exteriores.

Pero quizás debamos olvidarnos de su estética, de su descabellada apariencia, para centrarnos en características que de verdad sí resultan muy interesantes de cara a cómo podrían fabricarse y personalizarse coches en un futuro próximo. Y entre esos aspectos no podemos olvidarnos de que este vehículo ha sido producido mediante impresoras 3D.

Y no solo eso. Toyota piensa en cómo un coche podría personalizarse con componentes, no críticos, como rejillas de climatización, pantallas del salpicadero, acabados de las puertas, y otros revestimientos, que podría imprimir el propio cliente en casa para modificar el diseño de su coche. Incluso imaginan a una comunidad de clientes compartiendo sus propios diseños, para que cualquier pueda bajarse los modelos de internet, imprimirlos en casa, e instalarlos en su coche.

En cualquier caso, el Toyota uBox sigue siendo solo eso, un prototipo, y una idea conceptual.

Fuente: Toyota
En Diariomotor:

Lee a continuación: Zaha Hadid y el automóvil, en cuatro edificios y un prototipo

  • Mirhades

    Pues el que ha diseñado el de la foto de portada, es un claro fan de CARMAGGEDON, porque menudo rebana cuerpos tiene instalado y encima con protecciones a los lados para cuando salten los cachos de carne.

    Por detrás seguro que pone “Produced by angry Multipla designers”.