CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Koenigsegg

3 MIN

Qoros se pasa a la tecnología de motores sin árboles de levas de Koenigsegg

David Villarreal | @davidvillarreal | 29 Abr 2016
koenigsegg-freevalve-qoros-01
koenigsegg-freevalve-qoros-01

Koenigsegg es algo más que deportivos muy exclusivos, inalcanzables para la mayoría de los motores. Koenigsegg es tecnología e ingeniería, cuyo objetivo es llegar a los coches que todo hijo de vecino conduce. Una de las tecnologías más importantes que hemos visto últimamente en Koenigsegg es precisamente la de los motores sin árboles de levas, una idea que pretende afianzar, a su manera, una tecnología en la que ya han trabajado fabricantes como FIAT y sus motores MultiAir. Tan importante es para Koenigsegg esta tecnología que, para ser exactos, no pertenece a Koenigsegg, sino a la compañía FreeValve AB que a su vez pertenece a Koenigsegg Automotive AB, y que está desarrollando su nueva tecnología de motores en Ängelholm, Suecia, en los cuarteles en los que se está desarrollando el propio Koenigsegg Regera.

Ahora es Qoros Auto, la compañía China con mayores aspiraciones en el mercado del automóvil occidental, la que se ha interesado por esta tecnología. ¿Y por qué un fabricante chino se ha interesado por los motores sin árboles de levas de Koenigsegg?

La gran ventaja de esta tecnología es la de poder controlar de forma independiente cada válvula, y gestionarlas sin depender del giro del cigüeñal, gracias a una serie de actuadores electrohidráulicos. Eso, finalmente, redunda en una mayor precisión a la hora de controlar temas tan importantes en nuestros días como el consumo, y por ende las emisiones de CO2, ofreciendo unas prestaciones adecuadas. Ver explicación y vídeo del motor sin árbol de levas de Koenigsegg.

2
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Koenigsegg insisten en hacer comparaciones un tanto sorprendentes para definir esta tecnología. Imaginan los motores de árboles de levas como un pianista tocando con las manos atadas en los extremos del palo de una escoba, y su tecnología, como un pianista con las manos liberadas para moverse por todas las teclas de su piano.

Tras Qoros, que ya se ha interesado por esta tecnología que busca su sitio en motores más pequeños, y aplicaciones más modestas como turismos convencionales, deberían unirse otros fabricantes a esta tecnología que ya se ha estrenado en el Koenigsegg Regera, que por no tener no tenía ni caja de cambios, era híbrido y entregaba nada más y nada menos que 1.782 CV de potencia.

Fuente: Koenigsegg
En Diariomotor: