Ford presenta el primer túnel de viento portátil del mundo (vídeo)

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando uno imagina un túnel de viento probablemente estará pensando en un inmenso túnel, con grandes turbinas, capaces de simular el impacto de aire contra un vehículo circulando a 100 km/h, 200 km/h, o incluso 300 km/h. A la mayoría, es probable que los túneles de viento nos suenen por la Fórmula 1, por el trabajo que se hace para perfeccionar la aerodinámica de un monoplaza. Pero estos elementos, que se incluyen en infraestructuras de gran tamaño, son también cruciales para desarrollar un automóvil, como un Ford Focus o un Ford Fiesta. Existen túneles de viento en los que se puede poner a prueba la aerodinámica de un automóvil, pero también someterlo a temperaturas extremas, e incluso condiciones climatológicas que van mucho más allá de lo que un automóvil sufrirá en condiciones normales, e incluso túneles de viento aeroacústicos, enfocados en la reducción de ruidos aerodinámicos que penetran en el habitáculo. Y es este último el túnel de viento portátil que ha creado Ford, el primero del mundo.

El túnel de viento portátil de Ford no solo es más económico sino que puede instalarse en unas horas a las puertas de cualquier fábrica de la marca.

¿Por qué un túnel de viento portátil? El gran problema de los túneles de viento está en el hecho de que sean infraestructuras costosas, y de gran tamaño. Para una marca no resulta rentable tener un número ingente de túneles de viento repartidos por todo el mundo, más que los presentes en sus centros técnicos y de desarrollo.

Pero Ford se encontró con que para ellos supondría un alivio tener un túnel de viento presente cerca de aquellos vehículos, unidades de pre-producción, que son fabricados al comienzo del proceso de producción. De esta forma, sus ingenieros podrían resolver cualquier problema en el aislamiento acústico y la aerodinámica de sus coches de inmediato, en una etapa muy temprana de la vida de un automóvil, antes incluso de su lanzamiento.

Este túnel de viento portátil es suficiente para su cometido, y cuesta una mínima parte del coste de un túnel de viento normal y corriente, que puede ascender a decenas de millones de euros.

Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Como en este refrán tan castizo, Ford decidió crear un túnel de viento portátil, que puede transportarse en un tráiler y montarse y desmontarse en unas horas. La gran importancia de este túnel de viento está en que Ford ya no solo tiene túneles de viento en sus centros de desarrollo, como el de Dearborn, sino que ahora puede tener un túnel de viento instalado en unas horas a las puertas de cualquiera de su fábrica, de manera que se pueda seguir perfeccionando la aerodinámica y el aislamiento acústico de sus coches poco después de que estos hayan sido fabricados.

Según Ford, es el primer túnel de viento aeroacústico portátil del mundo. Ford asegura que con su sistema de motores eléctricos de 500 CV pueden producirse vientos de hasta 80 mph, unos 129 km/h. Es decir, este túnel de viento puede simular velocidades similares a las que se alcanzarán, como máximo, dentro de los límites legales de las carreteras de la mayor parte del mundo. Lo cual es más que suficiente para el objetivo que se han marcado.

Además de la simulación del viento, estos túneles están acompañados por todo el instrumental de sensores y sistemas de análisis de ruidos con los que Ford intenta mejorar el confort de sus coches.

Fuente: Ford
En Diariomotor:

Lee a continuación: Nissan Kicks: así se presenta el nuevo Juke de Nissan para mercados emergentes