CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

10 MIN

Prueba del Audi Q2: lo que más nos ha gustado (y menos nos ha gustado) del nuevo Q2 ¿Ha nacido un best-seller?

David Villarreal | @davidvillarreal | 6 Jul 2016
audi-q2-prueba-mdm-00
audi-q2-prueba-mdm-00

Desde que se presentase en marzo - ver las 7 claves del Audi Q2 2016 - os hemos venido hablando largo y tendido del nuevo best-seller de Audi. Ya sabemos que el precio del Audi Q2 estará a partir de 25.950€ (ver precios del Audi Q2 en España). Y por fin hemos viajado hasta Zurich, a su presentación internacional, para ofreceros nuestra primera prueba del Audi Q2. El Audi Q2 ha pasado por nuestras manos, con diferentes motores y configuraciones, para mostrarnos sus pros y sus contras, y para comprobar si de verdad estamos ante ese monstruo que podría convertirse en el producto más vendido de la marca en España. ¿Pero qué es lo que más nos ha gustado, y lo que menos nos ha gustado, del pequeño crossover alemán?

Su diseño puede o no gustarte. Lo que sí nos gusta, personalmente, es que por fin Audi ha tomado riesgos, o al menos se ha salido de su línea estética habitual. En directo, no confundirás a un Audi Q2 con un Q3 o un Q5.

Me gusta, y mucho, que este Audi Q2 haya apostado por un diseño más atrevido. Si había un producto en el que Audi tenía que arriesgar, ese era el Audi Q2. Y lo han hecho. Sabemos que este diseño no ha gustado a todos por igual, a mí personalmente hay aspectos de su estética que aún no me convencen demasiado, pero lo que es innegable es que Audi ha apostado por el atrevimiento. Aquellos que criticamos en más de una ocasión lo parecidos entre sí que son los productos de Audi hoy no podremos utilizar esa crítica para atacar al Audi Q2.

Es más. Si algo hemos constatado al probarlo, y contemplarlo en directo en colores y acabados muy diferentes, es que nadie confundirá por la calle a un Audi Q2 con un Audi Q3, un Audi A3, o un Audi A1. Aunque solo sea por detalles como las aristas de sus faros, su parrilla, y sus pilotos traseros, o la decoración en contraste del pilar trasero.

30
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Un Audi Q2 ágil y agradable de conducir

En muchos aspectos este Audi Q2 ha superado, y con creces, a su hermano mayor, el Audi Q3.

Me gusta cómo se mueve este Audi Q2. Tenía grandes dudas al respecto. Pero si algo me ha demostrado Audi en sus últimos lanzamientos es que de verdad están trabajando, y mucho, para hacer que sus coches nos resulten más convincentes a aquellos a los que, como dirían sus archienemigos y compatriotas de BMW, nos gusta conducir.

No deja de ser un SUV. Si buscas aplomo, y un comportamiento excelente en curva, el Audi A3 te ofrecerá un mejor rendimiento. Pero lo interesante está en que este Audi Q2, que es 12 centímetros más corto que un Audi A3, 8 centímetros más alto y se sienta sobre una batalla 3 centímetros más corta y unas suspensiones más elevadas, es capaz de lidiar a la perfección con todo tipo de curvas y ofrecer una calidad de rodadura excelente.

Es más, a mi juicio el más damnificado será, sin duda, el Audi Q3. Y entre otras cosas ya os adelanto que su calidad de rodadura, su agilidad y aspectos como el aislamiento acústico y la calidad percibida, hacen que el Audi Q2 supere, en muchos aspectos, a su hermano mayor, el Audi Q3.

Detalle del difusor trasero del Audi Q2 y el escape.

La dirección tiene buen tacto, gracias entre otras cosas a que cuenta con desmultiplicación variable de serie para toda la gama. Y las suspensiones también gozan de un tarado adecuado. De manera que en ningún caso echaríamos en falta la ausencia de opcionales como la amortiguación adaptativa opcional, o el sistema Audi drive select que nos permite seleccionar diferentes modos, y diferentes reglajes, que afectan a la dirección, el cambio automático (de tenerlo) y la amortiguación.

De serie, el Audi Q2 cuenta con faros halógenos, aunque opcionalmente puede adquirirse con estos faros LED con funciones adaptativas.

El 1.0 TFSI de 116 CV de potencia es un motor que nunca deberías descartar, aunque 150 CV son la potencia adecuada si quieres un coche ágil, que responda, y cumpla con creces en todo tipo de carreteras.

Aunque más adelante os hablaré con mayor detenimiento de motores, os diré que a mi juicio los más recomendables, tanto en diésel, como en gasolina, serán los de 150 CV. Eso no quita que el diésel de 116 CV de potencia me haya parecido más que suficiente para muchos clientes, y que incluso el nuevo 1.0 TFSI de 116 CV de potencia, con tres cilindros, me parezca una elección excelente, sobre todo para clientes con un uso eminentemente urbano, y sin que ello resulte impedimento para salir a carretera.

Os daré un dato sencillo de por qué tres cilindros y 116 CV de potencia son más que suficientes para este Audi Q2. Otros SUV premium compactos, de mayor tamaño, y con motores de gasolina de acceso, pero más potentes, marcan sobre la báscula entre 200 y 300 kilogramos más que el de Audi. Y eso, una vez más, me gusta.

El interior entremezcla detalles de Audi A1 y Audi A3, para lo bueno, y para lo malo, con un toque más desenfadado y colorido.

Me gusta que sea atrevido por fuera, pero también que se haya apostado por un diseño interior, si bien no tan atrevido, sí atractivo y juvenil. Digamos que, de alguna forma, entremezcla detalles de calidad y estilo propios de un Audi A1 y un Audi A3. En muchos aspectos, la calidad del Audi A3 nos ha parecido que supera a la del Audi Q2. Hay elementos por materiales y ajuste mejorables, por ejemplo en los tiradores de las puertas. Mientras que otras zonas, como el salpicadero, presentan una calidad al mejor nivel de Audi.

El Audi Q2 sí se diferencia por un toque más llamativo, de color, que corre a cuenta de algunas cenefas decoradas en amarillo, naranja, o rojo, o incluso un paquete de iluminación con diez tonos diferentes que puedes seleccionar desde el sistema de entretenimiento MMI del coche.

Aunque vaya en gustos, y más concretamente en los gustos de un servidor, que no es un gran fan de los SUV y su estilo de conducción, no me ha gustado tanto que el Audi Q2 se haya diseñado para viajar con el puesto de conducción muy elevado. De otra forma, para un conductor de 1,69 metros de altura, la instrumentación no queda a la altura adecuada, no es sencillo ajustarse bien el volante y el alféizar de las ventanillas queda muy alto. Esto no deja de ser una consecuencia de haber optado por un diseño exterior de cintura alta, y línea acristalada baja, que en el fondo es una tendencia estética en auge en estos días.

Audi virtual cockpit en el nuevo Audi Q2. En el navegador se aprecian incluso los picos nevados de Suiza.

Una foto publicada por David Villarreal (@davidvillarreal) el

Otro detalle del Audi Q2. El Audi virtual cockpit, un cuadro de mandos completamente digital.

Las plazas traseras del Audi Q2 son más que aceptables para su tamaño.

Me ha gustado, y mucho, por su espacio. Con 20 centímetros menos de longitud que modelos como el Mercedes GLA, el BMW X1 o, sin ir más lejos, el Audi Q3, cabría esperar que el Audi Q2 gozase de plazas traseras angostas y un maletero pequeño y poco aprovechable. Nada más lejos de la realidad. Las plazas traseras no son inmensas, pero sí cómodas, especialmente para dos pasajeros adultos.

Con 400 litros de capacidad, el maletero del Audi Q2 es excelente para un coche con 4,19 metros de longitud. Por volumen, es más pequeño teóricamente que el de un Mercedes GLA, pero no menos aprovechable. De hecho, a mi juicio el Audi Q2 es una alternativa que deberían valorar muchos compradores que busquen un crossover premium, porque su maletero bien podría satisfacer con creces sus necesidades.

El Audi Q2 cuenta con una base móvil en el maletero, que puede situarse en una cómoda posición a ras de la boca de carga, la ideal para facilitarnos cargar bultos, o un poco más abajo, aprovechando un buen doble fondo que nos permitirá maximizar la carga. Y debajo de ese primer doble fondo aún hay sitio para un subwoofer y un equipo de sonido Bang&Olufsen, o una rueda de repuesto temporal. Lo que sí pudimos comprobar es que esta bandeja, en su posición más baja, no sentaba bien, ni quedaba tan baja, en modelos de tracción a las cuatro ruedas (por el espacio que ocupa la transmisión), que en modelos de tracción delantera. La diferencia es mínima, pero sí nos parece un detalle a tener en cuenta.

El equipo de sonido se esconde en el doble fondo del maletero, en el lugar que debería ocupar la rueda de repuesto.

El Audi Q2 y su precio

No me gusta tanto su precio. Creo que Audi aún se podría haber esforzado para situarlo en una posición más competitiva, un peldaño por debajo del Audi A3. Pero nos encontramos que el precio del Audi Q2 es virtualmente el mismo que el del Audi A3 Sportback y superior, lógicamente, al de un Audi A3 de tres puertas. Hoy mismo puedes adquirir un Audi A3 Sportback 1.0 TFSI de 116 CV de potencia por 24.560€ y un Audi Q2 1.0 TFSI de 116 CV de potencia por 25.950€.

En cuanto al diésel, puedes adquirir un Audi A3 Sportback 1.6 TDI de 110 CV por 26.420€, y un Audi Q2 1.6 TDI de 116 CV de potencia por 26.400€.

En cualquier caso, tampoco podemos olvidarnos de que con el paso del tiempo Audi irá lanzando, no nos quepa la menor duda, nuevos paquetes de equipamiento y ofertas, como en el resto de la gama, que mediante financiación y otros descuentos puedan hacer que el Audi Q2 sea aún más accesible.

Esto es todo por hoy. En nuestra próxima entrega os hablaremos de motores, de nuestras impresiones, y de nuestros consejos. ¿Mejor diésel o gasolina? ¿Es el 1.0 TFSI de tres cilindros y 116 CV de potencia un motor recomendable para este coche?

En Diariomotor: