Adiós con el corazón: el último BMW Z4 ya ha salido de la fábrica

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Sin hacer demasiado ruido, la semana pasada salía de la fábrica el último BMW Z4. Y eso solo puede significar una cosa. El sucesor del BMW Z4, el nuevo BMW Z5, está cada vez más cerca. Presentado a finales de 2008, y mostrado al público por primera vez en Detroit unos meses más tarde, la última generación del BMW Z4 llegaba a los concesionarios con un techo rígido retráctil que abogaba por la polivalencia del biplaza que puede transformarse, en unos segundos, en un coupé o un descapotable. Aquella sería una evolución importante para el de BMW, respecto a una primera generación del BMW Z4 en la que se ofrecieron dos carrocerías, una de tipo coupé, con techo cerrado, y una de tipo descapotable, con techo de lona. Un buen paso adelante para ser competitivo frente a las apuestas de sus rivales, desde el Mercedes SLK y el Porsche Boxster (ahora Porsche 718 Boxster), hasta un Audi TT que se desmarcaba con 2+2 plazas. Y la pregunta que nos hacemos no puede ser otra, ¿qué será lo siguiente?

Desde Alemania, desde Bimmer Today, se apuntaba que el último BMW Z4 de esta generación, la E89, salió de la fábrica de Regensburg el pasado 22 de agosto. La misma fábrica en la que ha estado produciéndose desde 2009.

El último BMW Z4 salido de la fábrica fue la versión más picante de este modelo, un sDrive35is, con motor de seis cilindros, como debe ser en un buen deportivo de BMW, y 340 CV de potencia. Una unidad que, para más inri, estaba rematada en un espectacular acabado naranja brillante, o como la propia marca lo denomina, Valencia Orange Metallic.

bmw-z4-fin-produccion-2

Cerrado el configurador, aún entramos en una fase de última llamada en la que las posibilidades de adquirir un BMW Z4 nuevo se reducirán a algunos remanentes existentes y, por supuesto, a unidades de ocasión con pocos kilómetros para poder optar a un semi-nuevo. Dado su carácter de coche pasional, no es demasiado difícil encontrar en estos momentos unidades con menos de 10.000 kilómetros, o ligeramente por encima de ese kilometraje, en los propios concesionarios de BMW.

¿Y ahora qué? Del BMW Z4 al BMW Z5

Todo apunta a que el siguiente paso será la llegada de un BMW Z5, un nuevo deportivo del que aún sabemos muy poco, más allá de que este podría ser uno de los ejemplos más claros de la colaboración establecida entre Toyota y BMW en los últimos años. Muchos rumores apuntan a que este BMW Z5 compartiría base con el esperado sucesor del Toyota Supra, un alto porcentaje de aluminio, materiales más ligeros, como el aluminio, e incluso mecánicas híbridas.

Pero eso lo sabremos probablemente en cuestión de unos meses.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Pasando una mañana de martes con el Toyota FT-1 - el sucesor del Supra - en París

Ver todos los comentarios 6