Carlos Sainz abandona tras volcar su Peugeot 2008 DKR

 |  @fernischumi  | 

Al igual que la pasada edición, este tampoco ha sido el año de Carlos Sainz. Sabedor de que el Peugeot 2008 DKR no estaba todo lo afinado y evolucionado como debería tras los problemas durante la preparación para el Dakar, el madrileño llegaba a la cita Sudamérica con el objetivo de llevar el coche de nuevo a Buenos Aires tras dos semanas de carrera. Sin embargo las cosas no han salido bien y tras el percance con el motociclista y los problemas mecánicos de la etapa de ayer, el madrileño ha sufrido hoy un accidente que le obliga a abandonar la prueba.

La cuarta etapa, la del pasado miércoles, dejaba al piloto de Peugeot sin opciones de victoria después de que un problema con la presión del turbo lo tuviera detenido en la primera parte de la etapa detenido a la espera de la asistencia. Finalmente Sainz conseguiría llegar al vivac, en torno a las tres y media de la pasada madrugada, pero con la intención de continuar en carrera y seguir evolucionando un coche que ha mostrado estar falto de desarrollo e incluso un paso por detrás del Gordini de Robby Gordon.

Hoy durante la quinta etapa tampoco se ha visto al trío Sainz/Cruz/Peugeot capaz de robarle la victoria a una X-Raid que lleva cinco de cinco posibles. El retraso en la llegada del tiempo final de Carlos hacía presagiar que algo había pasado, confirmándose minutos después en boca del chileno Boris Garafulic los peores presagios. Sainz incrustado en la zona media de la caravana se encontraba perjudicado por la falta de visibilidad debido al polvo en suspensión. A falta de 20 kilómetros para el final, cuando venía rodando detras de un quad, el Peugeot 2008 DKR con el dorsal 304 chocaba contra una piedra y volcaba, dando tres vueltas de campana (Peugeot habla de cinco) tal y como confirmaba el propio piloto.

Los daños en el coche de la firma del león impedían continuar en carrera, mientras que Juanjo Lacalle, manager de Carlos Sainz, confirmaba que el dos veces Campeón del WRC y ganador del Dakar en 2010 tenía que retirarse y el piloto se dirigía al hospital más cercano para realizarse los habituales chequeos después de un accidente de estas características. Afortunadamente parece que tanto él como Lucas se encuentran ilesos. Esta es la tercera participación de Sainz al volante de un buggy, todas ellas han finalizado con abandono tras los problemas mecánicos con el coche del Qatar Red Bull Team y el accidente sufrido en 2014 con el de SMG cuando se dirigía a una gasolinera para repostar.

Imagen del lugar del accidente de Carlos Sainz Imagen del lugar del accidente de Carlos Sainz

 

Lee a continuación: Dakar 2015: Al-Attiyah vuelve a ganar en la debacle de Peugeot