CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Cascos históricos: Elio de Angelis y Jean Alesi

Elio De Angelis

Seguramente es lógico que los grandes diseños acaben siendo utilizados por más de un piloto ya sea a modo de homenaje puntual o con un diseño más perenne. Pero cuando el usuario original de un diseño de casco es un piloto con tanta clase como Elio de Angelis, pasa de ser normal a ser casi una necesidad. Además, su diseño de casco es simple pero efectivo.

En el caso del casco de Elio de Angelis, el diseño fue utilizado por el italiano a finales de los años 70 y principios de los 80. Este dejó una profunda impresión en Jean Alesi, que lo adoptó y adaptó con una corona azulada que le daba el toque de color que quizás le faltaba -o no- al diseño original. Es en la cabeza del piloto de Aviñón, donde más veces hemos visto este diseño. Más de 200 carreras hacen que relacionemos estos colores con Alesi de forma inmediata.

Recientemente tuvimos también el caso de Jean-Eric Vergne, que en el Gran Premio de Mónaco de 2012 usó el diseño de su mentor y amigo aunque con los logos de Red Bull ocupando buena parte del lateral. Un homenaje bonito y aplaudido por buena parte del paddock, demostrando la simpatía que el expiloto de Ferrari y Benetton entre otros despertó siempre.

Precisamente el hijo de "Jeannot", Giuliano Alesi, usa el mismo diseño que su padre. Le veremos este año en la Fórmula 4 francesa. Pero el diseño original se hizo famoso gracias a De Angelis y en parte, a la elección del modelo de casco que usó en la categoría reina. El piloto romano decidió usar un Simpson Bandit, casco muy distinto a los contemporáneos y que parecía ser un homenaje a los Stormtroopers de Star Wars -evidentemente, no era el caso-.

Este diseño se hizo famoso por lo bien que combinaba con las dos líneas roja y negra a lado y lado del casco. Unas líneas que son a la vez agresivas por su simplicidad y elegantes por su falta de ornamentos que sobrecargaran el diseño. Cuando Jean Alesi lo adoptó tras la muerte de De Angelis en unas pruebas en Paul Ricard, le añadió una igualmente elegante corona en color azul con forma de gota de agua.

Con el tiempo, esta gota de agua desarrollaría un diseño interior de otras gotas de agua más pequeñas y con los años, el fondo blanco acabó convirtiéndose en fondo cromado. Este fue el "regalo" de Bell a Alesi para conmemorar su 150º gran premio disputado aunque más adelante aún utilizaría el blanco original en alguna ocasión puntual antes de retirarse de la Fórmula 1 a finales de 2001.

La última vez que el diseño estuvo en una competición de alto nivel se trata de las 500 millas de Indianápolis de 2012, cuando Jean Alesi formó parte del fiasco de Lotus/Judd en el primer año de los Dallara DW12. Tras apenas unas vueltas, el ritmo del francés, lastrado por un motor que sufría de falta de velocidad, era tan lento que recibió la bandera negra junto a la otra piloto con motor Lotus, Simona de Silvestro. Por lo tanto, este diseño -con sus respectivos cambios- ha estado en activo en cinco décadas distintas. Nada mal, ¿no?

8
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor Competición | Cascos históricos: Familia Hill