CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

5 MIN

La historia de la semana: Jesús Pareja y la victoria española en los 1000km de Suzuka

Àlex Garcia | 29 Ago 2015
Porsche Larbre 1000km Suzuka 1994
Porsche Larbre 1000km Suzuka 1994

Más allá de las competiciones de campeonatos internacionales, no hay duda de que los 1000km de Suzuka son la carrera más importante de ámbito nacional en Japón. Disputada por primera vez en 1966, ha sido una constante en el automovilismo nipón aunque en tres ocasiones a lo largo de su historia la carrera no se disputó a 1000km -en 2009 y 2010 se limitó a 700km para limitar las emisiones de CO2 y en 2011 a 500km para ahorrar energía tras el gran terremoto-. En todos estos años, un solo piloto español ha conseguido subirse a lo más alto del podio; Jesús Pareja.

Tras una década como parte del campeonato japonés de prototipos y un evento del mundial de resistencia, en 1993 los 1000km de Suzuka habían formado parte del nuevo campeonato japonés de GT -el archiconocido JGTC, hoy en día Super GT-. Pero de cara a 1994, con el estreno del BPR Global GT Series, la carrera japonesa volvió a ser una cita de un campeonato internacional. Equipos y pilotos de alto nivel lucharían por la victoria en la que era la séptima y penúltima cita del campeonato.

Aunque el Porsche número 86 de Jesús Pareja, el ex-piloto de Fórmula 1 Jean-Pierre Jarier y ocasionalmente el as de la resistencia Bob Wollek había ganado las dos primeras carreras del año en Paul Ricard y en Jarama, los Venturi 600 LM y Ferrari F40 habían sido los protagonistas durante todo el año y cuando el certamen llegó a Suzuka, se esperaba un duelo entre estas dos marcas, con Porsche ocupando la posición de tercera marca en discordia. No se esperaba que fueran claros candidatos a la victoria.

Aún así, la carrera japonesa iba a tener varios alicientes. Entre otas cosas, habría varios participantes del JGTC, cuyos pilotos tenían un conocimiento del trazado prácticamente imposible de igualar. Además, en el caso de Honda con sus espectaculares NSX, los coches se habían desarrollado en ese mismo circuito. Aunque por otra parte, la victoria estaba en realidad fuera del alcance de cualquier participante regular puesto que el Team SARD tiró la casa por la ventana con su inscripción.

El popular equipo local inscribió un Toyota 94C-V con Mauro Martini y Jeff Krosnoff. Con un prototipo del mundial de resistencia, sus tiempos eran diez segundos más rápidos sin ni siquiera rodar al máximo. Tanto los pilotos como el equipo eran conscientes que sin arriesgar, la victoria estaba en sus manos. Mientras tanto, los habituales del BPR se las veían con los pilotos y coches del JGTC y con algunos invitados como los varios Oscar SK90 y SK85, pequeños prototipos que con un peso muy ligero tenían rendimientos moderadamente competitivos.

La carrera para el Toyota número 1 tuvo un resultado inesperado, liderando con tranquilidad hasta que un toque con un doblado dañó la rueda posterior derecha, causando una salida de pista en Degner. con el coche clavado en la grava, fue imposible volver a pista. Una carrera cuya victoria parecía estar sellada desde el momento de la publicación de la lista de inscritos pasaba a tener lucha de golpe. Pero poco después, un serio accidente del Honda NSX del equipo dirigido por Satoru Nakajima obligó a sacar la bandera roja.

Aforunadamente no hubo que lamentar daños personales y la carrera se reinició cuando la pista estuvo limpia. Jesús Pareja fue el encargado de tomar la segunda salida, consiguiendo distanciarse de los rivales inmediatamente. El español rindió al nivel de los más grandes y fue también el encargado de pilotar el Porsche 911 Turbo S LM GT de Larbre Compétition en el último stint, ya nocturno, hacia la línea de meta. Las largas seis horas de carrera y el periodo de bandera roja aseguraron un final épico bajo el cielo estrellado con victoria española.

Más de un minuto por detrás, el Honda NSX del Team Kunimitsu consiguió una celebrada segunda posición. Al volante del coche, tres hombres de sobra conocidos; el propio Kunimitsu Takahashi -jefe de equipo y ex-piloto de Fórmula 1 y del mundial de motociclismo-, Keiichi Tsuchiya -que acabó convirtiéndose en el archiconocido "Drift King"- y Akira Iida, que aún hoy en día compite en el Super GT y tomará parte en los 1000km de Suzuka este mismo fin de semana. Uno de los sorprendentes Oscar SK90 completó el podio.

Los esperados rivales tuvieron problemas y fue precisamente la capacidad de aguante junto a la ya conocida velocidad de los pilotos del Porsche número 86, los que aseguraron la victoria; la tercera en tres carreras disputadas. En Zuhai, última cita del campeonato, el equipo volvió a ganar. Cuatro carreras, cuatro victorias sobre ocho totales en el campeonato. En caso de haber habido una clasificación general -no la hubo por ser la primera edición del BPR-, probablemente el título habría ido a manos de los chicos de Larbre Compétition.

Como nota a pie de página, compartimos con vosotros un curioso y divertido documento en forma de vídeo que nos muestra las últimas vueltas de los 1000km de Suzuka de 1994, además de las primeras entrevistas a los integrantes del podio. A partir de los siete minutos y medio, podemos ver cómo se desenvuelve Jesús Pareja con el inglés y hasta como se despide de la reportera japonesa que le ofrecía la mano con los dos besos tan típicos en nuestra tierra. ¡Genio y figura!