CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Sebastian Vettel: "Probablemente es el segundo lugar más grande de mi carrera"

Humberto Gutiérrez | 7 Sept 2015
vettel_monza_ferrari_15
vettel_monza_ferrari_15

Monza ha resultado un escenario trascendental para Sebastian Vettel. En 2008 sorprendió al mundo al ganar con un Toro Rosso, primera victoria del entonces muy joven alemán y también primera vez que un cliente Ferrari se impone en la Fórmula 1. La celebración fue gloriosa y memorable, la avalancha roja se desbordó porque la modesta escudería de Faenza, la que fue Minardi, además de escribir una página histórica en Monza, hizo sonar el himno italiano. Pero en 2013, un Vettel, camino a su cuarto título mundial, ganó con un Red Bull y el abucheo de los fanáticos, expresando su frustración porque Ferrari no podía vencerle, representó un golpe moral para el piloto. Hoy la historia volvió a ser diferente.

Ahora Sebastian Vettel defiende a Ferrari y por eso los tifosi le rindieron ovaciones, tal como quedó en evidencia hace unas pocas horas. Los auténticos fanáticos de Ferrari, de la histórica escudería italiana, de los coches rojos, del Cavallino Rampante, siempre enaltecerán a los pilotos de la casa de Maranello, situación confirmada por enésima vez. El mar rojo atestado de banderas otorgó su aprobación al piloto y a todo un equipo que no se ha rendido, que todavía persiste en su intento de combatir a un adversario muy poderoso.

Contra muchos pronósticos sombríos, Ferrari atraviesa por una buena temporada, si se toma en cuenta los puntos alcanzados y la posición en la tabla de Constructores, pero lo que más entusiasma a los seguidores de la escudería es la persistencia del nuevo equipo rojo, esa empatía entre los que entienden que mientras más colosal sea el adversario, más gloriosa será la victoria.

El podio de Monza, y la primera aparición en tal escenario de Vettel junto a Ferrari, fue muy significativo en muchos ámbitos. Para el piloto, según sus declaraciones, fue otro sentimiento, algo diferente al que experimentó tras alcanzar tres victorias en este mismo autódromo.

Este es uno de los días más emotivos que he tenido. Probablemente es el segundo lugar más grande de mi carrera. Es un sueño vivir esto, ser piloto de Ferrari y estar en Monza, es indescriptible. Gracias a todos por su apoyo. Estar en el podio y sentir esa energía, los cantos y la alegría, que hace unos años también le dieron a Michael Schumacher, es muy grande, no tiene precio. Creo que todo el mundo entendió que Monza debe permanecer en el calendario.

Vía | motorsport total