CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Bob Bell admite su preocupación por los cambios que vendrán en 2017

Humberto Gutiérrez | 28 Mar 2016
bob_bell_ranault_16_16
bob_bell_ranault_16_16

A la espera de los detalles acerca de los cambios en el Reglamento Técnico que entrarán en vigencia a partir de 2017, y que serán dados a conocer el 30 de abril, el director técnico de Renault estima que los mejores coches de la próxima temporada serán aquellos cuyo desarrollo se inicie con unos seis meses de anticipación y sobre la base de un buen monoplaza de este año. En tal sentido, Bob Bell manifestó que Renault tendrá un doble problema porque el departamento técnico deberá dividir esfuerzos y presupuesto para progresar en dos frentes ya que el RS16 no está a un nivel competitivo.

Bell piensa que el enfoque más crítico será en la parte aerodinámica porque siempre orientan las reglas a propiciar desequilibrios en las jerarquías. En tal sentido, supone que la decisión de otorgar prioridad a alguno de los proyectos de la escudería Renault se hace necesaria porque un mayor enfoque en el desarrollo del coche 2016 significará estar muy atrás en 2017, pero actuar de forma inversa también representará un problema.

Explicó que Renault está compitiendo este año con un coche heredado de Lotus, pero que de igual forma es necesario determinar en cuál punto alcanza su máximo nivel de desarrollo, sobre todo en la unidad de potencia, para detener el programa allí y pasar entonces a centrarse en el monoplaza 2017, trasladando todo aquello que sea provechoso para sus objetivos.

Supongo que la mecánica y la aerodinámica serán muy diferentes en 2017, eso sería un gran reto para nosotros pero también sería genial para la Fórmula 1. Los mejores coches de 2017 serán probablemente los que hayan iniciado su concepción por lo menos seis meses antes, por ello debemos elegir el momento adecuado para detener el programa 2016 y movilizar todos los recursos al de 2017. No obstante, el programa de este año tiene un ritmo de desarrollo muy lento y eso será un problema porque ahora estamos atrás. Todo será cuestión de evaluar opciones y adaptarnos para cumplir nuestros objetivos en ambos proyectos.

Via | nextgen auto