El paquete de evoluciones para los R5 de PSA no convence

 |  @fernischumi  | 

El nuevo kit Evo de Peugeot y Citroën no ha tenido el éxito que se esperaba. A remolque de M-Sport, el Grupo PSA decidía quemar los tokens para tratar de hacer sus dos modelos de la categoría R5 más competitivos. En Portugal ya pudimos ver las mejoras instaladas en el Peugeot 208 T16 R5 de José Antonio Suárez, sin embargo, según Rallye-Magazin, no ha terminado de convencer a los clientes de Peugeot Sport y Citroën Racing.

El Kit, valorado en unos 20.400 € (18.000 más impuestos) traía mejoras en apartados que hasta ahora habían sido el talón de Aquiles del 208 y del DS3, como la fiabilidad, especialmente en el área de la refrigeración (estrenaban un nuevo intercooler y un radiador), pero también en cuanto a rendimiento, con un nuevo diferencial en el eje trasero, así como nuevos elementos en el motor que se estima que le aportan unos 6 CV de potencia extra.

Sin embargo, hay otros elementos como la nueva bomba para la dirección hidráulica que parecen haber modificado las sensaciones a la hora de pilotar el coche en tierra. Algunos pilotos del Citroën DS3 R5 como Emil Bergkvist o Quentin Gilbert han mostrado sus descontento ante una dirección que según ellos se muestra menos precisa, más difusa. Ante este mal comportamiento de la dirección, la mayoría de los pilotos, salvo Cohete, decidió no montar la evolución en sus monturas a pesar de que otros elementos como el diferencial trasero o las mejoras en cuanto a refrigeración eran muy importantes. Obviamente no se puede montar un kit homologado por partes.

Lo que sí estará disponible para los pilotos de coches del Grupo PSA (de la categoría R5) es una nueva versión del software, el cual no ha necesitado el gasto de ningún joker de homologación y que en principio podrá ser instalado por los equipos aunque no se utilice el kit Evo. En principio, esta modificación en la electrónica mejorará el comportamiento de la válvula Pop-Off (descarga del turbo) haciendo que los coches galos sean más manejables en superficies resbaladizas, mojadas o con mucha tierra suelta.

Lee a continuación: La Federación Internacional se replantea la prohibición de los tear-off