CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

3 MIN

El Suzuki Swift R+ debutará la próxima semana en Ourense

Iván Fernández | 9 Jun 2016
suzuki-swift-r+-ourense-cera
suzuki-swift-r+-ourense-cera

Se acabó la espera. Tras los distintos test realizados en asfalto seco con Gorka Antxustegi y Adrián Díaz, era el propio Amador Vidal el fin de semana pasado el que se ponía al volante del Suzuki Swift R+ en el noveno tramo del Rallye Santander Cantabria para evaluar cómo se comportaba el coche en condiciones difíciles y si estaba listo de una vez por todas para debutar en competición. La respuesta parece que fue positiva.

Es por ello que el equipo Suzuki Repsol ha decidido que el nuevo Swift R+ estará en la salida del próximo Rallye de Ourense, el cual se disputará la semana que viene. La decisión de la formación liderada por Juan López Frade es la que ya se conocía: Gorka Antxustegi será el piloto que lo haga debutar, mientras que el actual líder de la clasificación 2RM, Adrián Díaz, seguirá el resto del año montado en el S1600 con el objetivo de alzarse con el título de la categoría. Una buena muestra de que el gallego ha realizado un gran trabajo en este inicio de temporada.

Tal y como comenta el responsable de Suzuki Ibérica, si los resultados y las sensaciones son buenas, el equipo se puede plantear a final de temporada la construcción de una segunda unidad para tratar de perseguir objetivos más ambiciosos. El Swift R+ no sólo es el primer coche N5 o Maxi Rally construido en Europa, sino que también es el primer modelo de esta categoría que es construido específicamente para asfalto, mientras que el 208 de RMC partía desde un modelo de tierra para posteriormente adaptarlo para el asfalto (el nuevo que están construyendo con carrocería tres puertas estará preparado directamente para esto última).

El Suzuki Swift R+ es el primer coche de la categoría N5 construido en Europa y estamos muy orgullosos por ello. En Suzuki Ibérica, Rallycar, ARVidal y la RFEdA hemos estado trabajando intensamente en el proyecto durante muchos meses y han sido muchos los kilómetros de test que hemos realizado con él, teniendo en cuenta el esfuerzo adicional que ha supuesto adaptar al asfalto la idea original del coche, que es para correr en tierra. Ahora queremos tomarnos el Rally de Ourense como un test más, así como otros rallyes donde pueda participar en lo que resta de temporada, sin ningún objetivo aparte de sacar conclusiones sobre sus prestaciones, comportamiento y fiabilidad. Si a final de año estas conclusiones son positivas, podríamos plantearnos la posibilidad de hacer una segunda unidad para la temporada 2017, ya con objetivos más ambiciosos.