Centenario de Pikes Peak: repasa con nosotros los 100 mejores tiempos

 |  @fernischumi  | 

Mañana es el gran día. Este domingo se celebrará la 94ª edición y si bien no es un número redondo debido a los años que no se pudo disputar la prueba (en 2012 también hubo riesgo de cancelación por los incendios forestales), estamos ante la que es el centenario de la Subida a Pikes Peak. Hace 100 años que Spencer Rose, vecino de Colorado Springs se le ocurriera organizar una competición que consistía subir hasta lo más alto de la montaña por un sendero que por aquel entonces era íntegramente sobre tierra. Aquella primera edición fue ganada por un desconocido Rea Lentz, de 22 años, el cual no volvió a competir nunca más en la cita norteamericana.

Las cifras ya las conocemos, 156 curvas, recorrido de casi 20 kilómetros y la cumbre situada a 4.301 metros de altitud. También nos hemos cansado de repetir durante los últimos años que la subida está asfalta completamente desde 2012 después de que las presiones de los ecologistas (según ellos se estaba perdiendo el relieve de la montaña y además se ponía en peligro los acuíferos) durante la pasada década tuvieran éxito. Esto ha hecho que en las tres últimas ediciones se hayan fulminado los tiempos con los que los pilotos hace 10 años ni soñaban.

Buena muestra de ello es que tan sólo Nobuhiro ‘Monster’ Tajima con su Suzuki SX5 ha sido capaz de bajar de la mítica barrera de los 10 minutos con el recorrido mixto, situándose 17º mejor crono histórico a pesar de que este triunfo fue cosechado en la edición de 2011. El resto de registros que conforman el Top 20 son de participantes que han competido en los cuatro últimos años, e incluso Carlin Dunne, con su Ducati Multiestrada es capaz de estar en posiciones de honor tras su espectacular tiempo en la Subida de 2012. Una moto entre los 20 tiempos más rápidos de Pikes Peak… ¿Quién lo iba a decir?

Onboard – Monster Tajima 2011:

Y es que a pesar de que las cuatro ruedas (principalmente los eléctricos modificados, Unlimited y Time Attack) son la salsa de la carrera estadounidense, el resto de categorías soporte también dan color a la cita, especialmente el espectáculo de ver a los participantes de dos ruedas, los sidecars e incluso Mike Ryan con su mastodóntico Freightliner, que aunque no estará entre los mejores tiempos, sí deja todos los años su marca y su espesa estela de humo negro. Cuanto menos es anecdótico que tengamos a eléctricos de 0 emisiones con una maquina tan contaminante como es este camión en una misma carrera.

En el pasado hemos visto duelos épicos en esta prueba, cara a cara que se han mantenido durante años como el mantenido entre el propio Tajima y Rod Millen, o la larga tradición familiar de los Unser, los cuales han competido entre las distintas generaciones en más de un centenera de ocasiones entre las distintas categorías y han vencido en una treintena de ellas. Obviamente si tenemos que hablar de un nombre propio, el de Shibuya tiene todas las papeletas. A sus 66 años sigue compitiendo para superarse cada año y para la historia quedará que él fue el más rápido en el trazado mixto y que fue el primero en bajar de los 10 min con un eléctrico, coches que ahora dominan esta cita a la que se adaptan a la perfección sus características.

Si hablamos de records, es de recibo mentar la edición aplazada de la Subida en 2012. En aquella ocasión, el duelo mantenido por Romain Dumas y Rhys Millen fue el más ajustado de la historia y la victoria se decidido en favor del neozelandés y de su Hyundai por únicamente 17 milésimas. Y sí, para el final dejamos el record de Sébastien Loeb. No sabemos cuándo será batido y mucho menos si alguien lo logrará, pero sin duda ese 8:13.878 quedará para la historia de la carrera, no sólo por la marca, sino por el hito que implicaba volver a tener a Peugeot en la carrera y a su volante todo un 9 veces Campeón del WRC. A buen seguro no hubiera tenido la misma repercusión si en su lugar hubiera estado Paolo Andreucci, con todo el respeto que profeso al piloto italiano.

Aprovechamos para repasar el gran trabajo realizado por los organizadores, en colaboración con los chicos de Revvolution.com recopilando todo el material fotográfico con los 100 mejores tiempos en la historia de Pikes Peak. ¿Cuál os sorprende más?

Onboard – Sébastien Loeb 2013:

Fotos | PPIHC y Revvolution

Lee a continuación: Valencia busca un nuevo uso para su circuito urbano

  • Txesz

    Como suzukista que soy, me quedo con el que posiblemete sea el más icónico de todos los vehículos que han disputado esa carrera: el Vitara de 1995. Porque me atevo a decir que su fama es mayor que la del Quattro o el 405.

    De los tiempos, me sorprende ver que la mejor marca % sobre tierra sea la 29ª, el XL/ de Tajima en 2007. Y Millen con el Celica en el 32º. Lo esperaba algo más atrás.

    Y otra sorpresa par mi: la mejor moto es una Multistrada. Nunca hubiese imaginado que una trail, por muy modificada que sea, estuviese en ese puesto. Pero es que encima tiene los 2 mejores registros. A qué espera BMW para llevar una S 1000 RR… sobre todo ahora que ya tiene el record en el TT de Man.

    • Iván Fernández

      Aquí se le conoció más como Suzuki Escudo, en gran parte por su aparición en el videojuego Gran Turismo, donde fue uno de los coches favoritos para una generación…

  • logan5

    Enhorabuena por el post Ferni. Una maravilla las las fotos de los mejores tiempos algunos sorprendentes como el 10:05:8 de Robby Unser con semejante cacharro y en la pista de tierra, de locos!!!
    Un saludo.

  • Pingback: En Competición: Pikes Peak 2018: Romain Dumas y Volkswagen bajan de los ocho minutos y destrozan el récord de Sébastien Loeb – Alvolante()