ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

6 MIN

La ausencia de lluvia, el dominio de Mercedes y el final inesperado. Crónica del Gran Premio de Austria 2016

El Gran Premio de Austria comenzó con poca sorpresa en la parte delantera, con Lewis Hamilton defendiendo la primera posición sin problemas mientras Nico Hulkenberg perdía posiciones rápidamente, y Jenson Button mantenía una inesperada segunda posición, que conservaría durante 7 vueltas hasta que comenzó a perder fuelle (algo esperado).

La primera fase de la carrera no tuvo demasiada historia porque mientras a Nico Rosberg le tocaba progresar con pies de plomo, por delante Hamilton tendría que administrar su ventaja sobre la primera amenaza, que era el Ferrari de Kimi Raikkonen, pero que en los inicios se quedaba por detrás de Button. Ese aire le vino fenomenal a Hamilton porque Raikkonen sufrió varias vueltas antes de poder superar a Jenson Button.

En la vuelta 7 entraba Jenson Button, seguramente para evitar mayor sangría de tiempos, y Kimi Raikkonen se situaba segundo. Nico Rosberg tendría una oportunidad de hacer un undercut sobre Hamilton, una maniobra que nos daba la pista de que Hamilton entraría inmediatamente para contrarrestar este movimiento. La sorpresa fue que el inglés no entró hasta muchas vueltas (en la 22) después lo que sumado a un error en el pitstop relegaría a Hamilton a la segunda plaza.

Con una opción remota de lluvia (hablamos del entorno de la vuelta 16-17) , Nico Rosberg se situaba como líder del Gran Premio. Por detrás, los Red Bull eran los segundos (como equipo) con una serie de maniobras de adelantamiento muy efectivas, mientras que en el caso de Ferrari se veía como estaban sufriendo bastante. Con respecto a los españoles, tanto Sainz como Alonso progresaban con seguridad, pero sus prestaciones no estaban, de momento, a la altura.

Sainz, cuyo compañero Kvyat tuvo que abandonar a la primera de cambio, tendría problemas en el pitstop más adelante en la carrera, pero mostraría buenos arrestos en las maniobras. Para Alonso, la carrera estaba siendo complicada, pero no tardaría mucho en situarse relativamente cerca de su compañero, que estuvo segundo unas pocas vueltas, así que todavía nos duele un poco ese error de equipo en la clasificación de ayer.

La vuelta 28 nos trajo la sorpresa: Sebastian Vettel tendría que abandonar por la explosión de su neumático trasero derecho en plena recta de meta, con la consecuente salida del Safety Car. Un palo para Ferrari y seguramente un error de bulto de la Scuderia al no llamar algo antes al alemán, a la vista de la mala pinta de sus neumáticos en esa fase de la carrera.

Con el relanzamiento, las posiciones se definían, por delante los dos Mercedes seguidos por los dos Red Bull (Verstappen tercero). Por detrás le daban orden a Button de poner el mapa más agresivo para poder progresar ante un Felipe Nasr que llevaba la friolera de 40 vueltas con el neumático medio; el resultado fue un adelantamiento rápido para el de McLaren sobre el de Sauber, y el veterano inglés se mantenía en la séptima posición; Alonso era duodécimo.

Y por cierto, mucho sufrimiento, demasiado, para los dos Williams, con un Felipe Massa luchando a tope para intentar hacer un top 10. Y mientras, la lluvia se asomaba pero no terminaba de romper, lo cual nos daba más incertidumbre todavía, Por delante la verdad es que los dos Mercedes no nos ofrecían nada de emoción, aunque Verstappen sí que nos mantenía pendientes de su tercer lugar con Ricciardo y Raikkonen por detrás.

Ya en la segunda mitad de la carrera, las diferencias entre Hamilton y Rosberg se mantenía estables, en torno a un segundo y eso que el coche de Rosberg iba ciertamente tocado al haberse comido los restos del reventón de Vettel. A destacar en este momento es que Button plantaba cara a Bottas por la sexta psición, poniendo en un compromiso al finlandés, a igualdad de neumáticos (y vida de los mismos).

Carlos Sainz consiguió adelantar a Nico Hulkenberg y también a Fernando Alonso y luchaba en la undécima posición para intentar arañar algún punto.

La última parte de la carrera nos daría cierta emoción al hacer un nuevo pitstop ambos Mercedes, con opciones diferentes de neumático (Rosberg súper blando y Hamilton blando), que dejaban a Verstappen como líder. En pocas vueltas, apenas a 10 del final, Rosberg adelantaba a Verstappen, dejando a Hamilton atrás, y perdiendo algo de comba con respecto a su compañero. El holandés trataría de aguantar al máximo al de Mercedes, al campeón del mundo.

Hamilton haría su intentona en el momento en que Verstappen adelantaba a un Renault con vuelta perdida y para el campeón quedaban ocho vueltas para tratar de cazar a Rosberg… y pasarlo en pista. Emoción al máximo en la parte alta de la clasificación.

Button, quinto, contenía a un Ricciardo muy rápido, que posiblemente adelantaría al McLaren pronto, mientras su compañero Alonso estaba el décimo, por detrás de Carlos Sainz. Pero algo pasaría con el asturiano, que perdió tres segundos en una sola vuelta. Mientras tanto, Massa abandonaba. Apenas una vuelta después abandonaba Fernando Alonso por problemas mecánicos, y lo mismo pasaba con Nico Hulkenberg. A cinco vueltas del final empezaban a verse problemas de fiabilidad claros en varias posiciones.

Lo mejor nos lo reservaba el final de la carrera. Lewis estaba recortando mucha distancia con Rosberg, seguramente encendido por esa posibilidad de conseguir una victoria gracias a sus neumáticos, frente a un Rosberg que llevaba neumáticos más delicados en ese punto (aunque no estaba tan claro). Hamilton hizo su parte y llegó a la última vuelta pegado a su compañero, y en la curva más peliaguda, intentó su adelantamiento.

¿Cuándo pensaba girar Nico?

Lo que sucedió después nos sorprendió. Lewis llegaba más rápido que Nico, con el DRS, intentó el adelantamiento por el exterior, y de hecho tenía la posición ganada por el exterior, cuando al parecer por un error en el brake by wire en el coche de Rosberg, llegó el golpe. El alemán embestía a su compañero, que se iba largo por fuera de la pista mientras que el coche de Rosberg perdía el alerón delantero.

Finalmente, victoria de Lewis Hamilton, con Verstappen segundo, Raikkonen tercero y Nico Rosberg cuarto y manteniendo su punto de que el error o la culpa fue de Hamilton. Polémica, de nuevo, pero el regusto de la carrera es bueno. Aunque solo sea por esos momentos de adrenalina finales.

Aquí podéis repasar los resultados del Gran Premio de Austria 2016.

Cargando...