Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Otra muestra de la "maniobra Rosberg": esta vez con Verstappen

El "cachondeo" en la rueda de prensa vino a colación de una nueva versión de la maniobra preferida de Rosberg últimamente: tratar de adelantar al límite, cogiendo el lado bueno, y retrasando hasta más allá del último momento el giro de volante, forzando a sus rivales o bien a salirse de la pista, o bien a entrar en contacto. ¿Esto es serio? ¿Es real? ¿Es una maniobra fortuita?

Sinceramente, en Austria puedo entender que hubiese un problema de frenos porque así se refrendó desde el equipo en aquélla prueba; lo de Max, no lo entiendo tanto. Rosberg estaba muy atrás, Max frenó muy bien y Rosberg se tiró a cuchillo. A eso se le puede llamar de todo menos un adelantamiento en condiciones, sobre todo porque se nota demasiado en la repetición cómo el alemán mantiene el volante recto hasta que ya no queda sitio.

En mi pueblo eso es echar de la pista a tu rival.

¿Tenía necesidad de hacer esto Rosberg? ¿No podía adelantar a Max Verstappen sin problema en otro momento, sin forzar tanto la máquina?  En condiciones normales no vería esto como algo penalizable, pero es la segunda vez que sucede, y además de una manera muy notable. Vamos, que se notó en cantidad. Y la puntilla fue escuchar a Rosberg decir que no, que él estaba con el volante totalmente girado, lo cual fue una mentira clarísima.

Watch and judge for yourself as Nico Rosberg overtakes Max Verstappen https://t.co/34qHXgOCHf#SkyF1#GermanGPpic.twitter.com/KLRrdbwKUI

— Sky Sports F1 (@SkySportsF1) July 31, 2016

¿Está Rosberg sucumbiendo a la presión? Es posible. ¿Nos tiramos al cuello del alemán por gusto? No, pero hay que reconocer que este GP ha fallado la salida estrepitosamente y luego no ha sido capaz de recuperar terreno, primero con un problema en boxes (culpa del equipo), y luego con su maniobra ya famosa (o a lo mejor la queremos hacer famosa nosotros, por maldad congénita) recibió la puntilla con los cinco segundos de penalización.

Esperemos que estas vacaciones le sienten bien al alemán, y que la segunda parte del campeonato sea una lucha abierta y de tú a tú entre los dos Mercedes.