CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Fernando Alonso defiende su honor y Carlos Sainz pierde una gran oportunidad

Àlex Garcia | 28 Ago 2016
Fernando Alonso 2016 GP Bélgica
Fernando Alonso 2016 GP Bélgica

Tras la sesión clasificatoria del día de ayer, nadie hubiera apostado especialmente por un resultado en los puntos de los pilotos españoles. Ambos salían lejos del top ten y sus máquinas no eran favorables al circuito. Carlos Sainz pudo haberse llevado puntos de no haber sufrido un pinchazo, mientras que Fernando Alonso realizó una gran actuación para finalizar séptimo, a pesar de salir desde la última posición en la parrilla de salida.

La carrera de Carlos Sainz ha durado poco. Tras haberse metido en zona de puntos habiendo llegado a ser séptimo desde la décimocuarta posición, su neumático sufrió un reventón en la recta de Kemmel tras haber perdido presión en la bajada hacia Eau Rouge en la segunda vuelta. El reventón del neumático posterior derecho del Toro Rosso del español dañó el alerón trasero del monoplaza y dejó a Sainz fuera de una carrera en la que los puntos parecían algo seguro.

Fernando Alonso aprovechó el caos de las primeras vueltas para subir hasta la cuarta posición para luego ser adelantado por un Lewis Hamilton claramente más rápido. Su ritmo a lo largo de carrera ha sido competitivo aunque consciente de que su posición se debía más a los problemas de los rivales, ha ido perdiendo puestos uno tras otro hasta finalizar séptimo. Aún así, su defensa ha sido excelente en la medida de lo posible.

El primer stint tras el reinicio de carrera fue especialmente competitivo, rodando en cuarta posición durante varias vueltas y aguantando el ritmo de Hülkenberg. Más tarde sería con otro Force India, el de Sergio Pérez, con quien tendría una pequeña lucha. Desafortunadamente, el ritmo del asturiano no era el suficiente como para defenderse con éxito de los ataques de Sebastian Vettel. Aún así, ha defendido con éxito la séptima posición de Felipe Massa primero y Valtteri Bottas después.

El Gran Premio de Bélgica trae la conclusión de que a McLaren le falta aún potencial para llegar a estar a la altura de las circunstancias, por mucho que se evidencie una progresión con respecto a la temporada pasada. Fernando Alonso ha salvado los muebles en un día en el que se podían sacar unos puntos que de otra forma habrían sido complicados. La próxima carrera será aún más dura para los pilotos españoles, en un circuito de potencia pura como el de Monza.