CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula E

3 MIN

¿Tan barata es la Fórmula E?

Eloy Entrambasaguas | 3 Nov 2016
FIA Formula E, race 1 Hongkong
FIA Formula E, race 1 Hongkong

Con la salida de Audi del Mundial de Resistencia se ha estado hablando bastante sobre los costes de diferentes campeonatos y se ha tendido a insistir en la idea de que la Fórmula E es una competición barata. Algo de eso hay, pero no es del todo cierto. El certamen de monoplazas eléctricos arrancó pensando en implementar un tope presupuestario de unos tres o cuatro millones de euros, mas hoy eso no da para gran cosa en Fórmula E.

Hay que explicar primero que imponer topes presupuestarios con grandes fabricantes de por medio es prácticamente imposible, sea en Fórmula 1 o en cualquier otro campeonato. Al final estos disponen de demasiados departamentos y empresas subsidiarias donde esconder gastos directamente relacionados con su actividad deportiva o pueden considerar que la inversión en I+D que implica desarrollar un conjunto motopropulsor para la Fórmula E se amortiza en otros apartados distintos a su departamento de competición.

Por estas mismas razones se hace complicado dar cifras exactas sobre cuánto se gasta actualmente en Fórmula E. Pero todas las fuentes que hemos consultado hasta ahora apuntan a un crecimiento imparable: de cuatro millones el primer año a diez o doce con la apertura reglamentaria a nivel de motores y acercándose peligrosamente a los veinte millones apenas dos años más tarde. Y eso que los equipos parecen haber ganado la batalla de la aerodinámica, quedando por ahora cerrada esa caja de Pandora. Pero cuando VAG entra con todo los presupuestos nunca bajan.

Suena frívolo pero para los fabricantes gastarse veinte millones en Fórmula E sigue siendo aceptable. No se trata sólo de competir, se trata de asociar su marca a los vehículos eléctricos y de llevar sus coches de competición al corazón de las ciudades. Y eso, frente a campañas de publicidad caducas o patrocinios deportivos ajenos al motor caros y no siempre aprovechados, es una baza de la Fórmula E. Por eso es tan complicado que veamos este campeonato en circuitos permanentes.

¿Y cuánto se gastan en otros campeonatos para ver la Fórmula E rentable? En Fórmula 1 sabemos que los grandes rondan los 300 millones, en el Mundial de Resistencia los presupuestos bailan entre los 70 millones que se cree que gasta Toyota y lo que hasta ahora se dejaba Audi. Muchos creen que no eran más de 100 millones, pero medios fiables como RACER (240 millones) o AUTOhebdo (250-300 millones) apuntaban a una inversión mucho mayor, prácticamente increíble: la hibridación multiplicó los presupuestos por cuatro o cinco, pero la apuesta merecía la pena hasta ahora. Mundial de Rallyes y Mundial de Turismos ofrecen alternativas más razonables pero aún superiores a la de la Fórmula E, mientras que el rallycross sigue siendo una disciplina asequible gracias a su enfoque basado en equipos privados con ligero apoyo de fábrica.

Al final todo se resume en unas palabras lapidarias de Bruno Famin, máximo responsable de Peugeot Sport, en el último número de la revista francesa AUTOhebdo: "a nivel interno competimos con el patrocinio del tenis y las campañas de publicidad en televisión. Nos hace falta ser como mínimo tan rentables como eso". Y VAG suele rondar el honor de ser el mayor anunciante de España y uno de los cinco mayores de todo el mundo lo cual os puede dar una pequeña idea de cuál era la situación para terminar metiendo tijera a sus proyectos deportivos.

Vía | RACER y AUTOhebdo (edición impresa)