KAMAZ Master: la familia que gana el Dakar mientras canta

 |  @fernischumi  | 

La tradición de competir en el Dakar ha pasado durante mucho tiempo de padres a hijos en la gran familia que forma KAMAZ Master, posiblemente el equipo de caminos, junto al de De Rooy, más conocido en la historia del rally-raid más duro del planeta. Una estructura que es capaz de competir y ganar unida, también ha conseguido afrontar los malos momentos, entre ellos, el de la crisis financiera ya superada, que sufrieron a inicios de este 2016 y que inevitablemente retrasó el debut del nuevo camión.

La armada azul, con Vladimir Chagin a la cabeza, se ha visto obligada a reinventarse. El siete veces ganador dentro de la categoría de camiones, el Zar del Dakar, ya hace tiempo que colgó los guantes, sin embargo, en una nave de la Rusia Central sigue peleando para que KAMAZ continúe sumando victorias a su ya brillante palmarés sucediendo Semen Yabukov, también cinco veces ganador de la prueba cuando todavía se disputaba sobre suelo africano.

Aquél equipo que surgió dentro de la Unión Soviética, fabricando coches con unos recursos muy limitados y formando sus propias estructuras dentro de competiciones de Karting o KartCross, pasó de competir en competiciones locales a encabezar una expedición más allá del telón de acero por el capricho de un líder valiente, el propio Yabukov. Años después, él mismo reconoce que cuando hizo aquel discurso que convenció al presidente de KAMAZ de competir en el Dakar, ni él mismo sabía de lo que estaba hablando.

Fue en 1991 cuando el equipo ruso afrontó por primera vez la prueba, todavía sin su azul corporativo integrado en la librea, con unas unidades de tres ejes y con un jovencísimo Chagin que apenas contaba con 19 años. Ni el intento del Golpe de Estado en Moscú, ni la desaparición de la factoría pasto de las llamas, ni los numerosos abandonos pudieron frenarles. Sería en 1996 cuando conseguirían terminar su primera Dakar, precisamente el de su primera victoria. Debería pasar otro lustro para conseguir el segundo triunfo y a partir de ahí, la última etapa de la carrera en el continente negro fue un dominio aplastante de la armada rusa.

Una gran familia que ha convivido junta de generación en generación. En el caso de Ayrat Mardeev, ganador del Dakar de 2015, empezó trabajando como mecánico, mientras veía a su padre, Ilgizar Mardeev competir al volante de un KAMAZ. Este último no vería a su hijo levantar el trofeo del tuareg dorado al cielo, tras fallecer en 2014 en un accidente de quad. Nikolaev o Sotnikov han sido otros ejemplos de hijos que han crecido juntos mientras veían a sus padres trabajar y competir en estos elefantes del desierto, algo que ellos mismos tuvieron que hacer años después. Otros, como Yakovlev, copiloto de Nikolaev, también han participado en el diseño de los camiones entre carrera y carrera, algo que da un gran valor añadido a cada uno de los integrantes que conforman la estructura.

La última edición de la carrera en África se le quedaría marcada a Chagin debido a su grave accidente cuando trataba de remontar posiciones. A partir de ese momento, lograría un segundo puesto y dos victorias más, pero decidiría retirarse en 2011, cuando sólo contaba con 41 años. No se iría muy lejos, y a pesar de que la categoría se quedaba algo huérfana sin él, el Zar seguiría timoneando su querido equipo, siempre aconsejando a sus pilotos que condujeran mientras cantaban una canción que les ayudara a mantener el ritmo, tal y como él lo había hecho durante dos décadas. Ahora son ellos los que defienden con orgullo el logo del purasangre.

Esta historia, la podéis ver contada por los propios protagonistas en el último documental estrenado por Red Bull TV, en el que se repasa de forma impecable los éxitos del equipo KAMAZ Master. La web de la firma de bebidas energéticas tiene pensado seguir con su especial seguimiento de la carrera, con un documental sobre Matthias Walkner (la promesa de KTM) a estrenar el 27 de diciembre y con un seguimiento detallado de todas las etapas con las mejores imágenes, declaraciones y reportajes cada día.

Lee a continuación: Carlos Sainz: 10º Dakar a sus espaldas y todavía con el mismo hambre de victoria

  • M.A.

    Sin duda, a pesar de las primeras participaciones de los Unimog, los Mercedes AK de Georges Groine, y sobre todo los DAF proto de De Rooy, los verdaderos heroes-camión del Dakar son los Kamaz.
    Con el permiso de los Tatra checos y sobre todo, en categoria "Ligeros" los HINO japoneses....
    Lo cual da a los "elefantes del desierto", los pesos pesados, los camiones del Dakar un indiscutible "aroma oriental"
    Curiosamente, a mi que me gusta coleccionar miniaturas, no he encontrado ninguna de estos vehiculos.
    No suele haber...

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • X 2.0

    Viva Russia!

    Lo mejor, además de ser todo pilotos y mecánicos rusos, es que todo queda en familia y en la misma fabrica, sin depender de pilotos ni medios de fuera.

    Y lo mejor de todo aún, utilizan unos elementos base para sus camiones producto de la Unión Sovietica, son muchos años, y siguen siendo muy competitivos.