Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

3 MIN

35 años después, el récord de Stefan Bellof puede estar ante sus últimos días de vida

Goodwood, Brands Hatch, Laguna Seca y Nordschleife. Estos son algunos de los circuitos por los que se espera que ruede el Porsche 919 Hybrid Evo a lo largo de este año en el que celebra su temporada de despedida. Retirado de la competición desde 2017, el triple ganador de las 24 Horas de Le Mans parece estar listo para su asalto al Infierno Verde mientras que los aficionados más veteranos se debaten entre el morbo de saber hasta dónde pueden llegar los nuevos LMP1 en una pista así y la nostalgia que supone que un récord de 35 años se mantenga vigente se perpetúe.

Aunque todo parece indicar que el registro de Stefan Bellof se mantendrá al menos una semana más, parece claro que la veda está abierta en una época en la que todo está permitido. Una era de los vídeos virales en la que los fabricantes han encontrado en Nordschleife el escenario perfecto para la promoción de sus modelos, aunque para ello han sido en muchas ocasiones olvidadas las reglas del juego y la verdadera esencia del mismo.

Dentro de menos de tres semanas se cumplirán exactamente 35 años de aquel 23 de mayo de 1983 en el que Bellof consiguiera su registro de 6 minutos y 11,13 segundos en dar la vuelta a los 20,800 kilómetros que componían la variante norte del Circuito de Nürburgring (en la actualidad cuenta con 20,835). Sería en este caso al volante del Porsche 956 C con motor bóxer de 2.649 cc, seis cilindros y doble turbo que alcanzaba los 620 caballos de potencia para un peso de 800 kilogramos, muy lejos de las cifras que actualmente maneja el 919 Hybrid Evo. Fue precisamente el desarrollo aerodinámico y el uso del efecto suelo los que realmente hacían que el 956 fuera prácticamente imbatible para sus rivales durante años.

A pesar de la compleja silueta de la pista germana y del frío reinante durante aquella jornada, el medio francés AUTOHebdo destacaba que Jochen Mass, compañero de Bellof en Porsche, había conseguido realizar una vuelta de 6 minutos y 27,360 segundos para comenzar la jornada de entrenamientos para los 1.000 kilómetros de Nürburgring, destrozando posteriormente Bellof su crono con una velocidad promedio que superaba los 200 km/h. Una buena demostración de que aquel día, el talentoso y añorado piloto germano estaba realmente inspirado.

Ahora, el año del 91º aniversario del nacimiento del Circuito de Nürburgring, Porsche parece estar lista para llegar aún más lejos. No sabemos si finalmente se llevará a cabo el intento del récord, de ser así, el piloto encargado de ello, además de un hueco en la historia, también podría ser el primero en bajar de los seis minutos a pesar de esos 35 metros en los que ha crecido el trazado durante estos 35 años. Tal vez no tenga ni tan siquiera que estar tan inspirado como Stefan aquella mañana de mayo, la evolución técnica echará el resto… Al igual que mencionaba hace unos días cuando recordábamos el Gran Premio de Mónaco de 1963, lástima que no hubiera la tecnología de grabación con la que contamos ahora.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable