MENÚ
Diariomotor Competición
WEC

2 MIN

Porsche deja abierto el interrogante: ¿Cuál será el siguiente circuito a asaltar con el 919 Hybrid Evo?

porsche_919_hybrid_evo_2018_spa_galeria_2

Se esperaba mucho del 919 Tribute y por el momento no ha defraudado. Aunque nos quedaremos seguramente con las ganas de verlo fuera de su ambiente, en un recorrido como Pikes Peak, el tiempo marcado por el LMP1 evolucionado de los de Stuttgart en Spa-Francorchamps es toda una declaración de intenciones. Una buena demostración de que de aceptar el reto del Circuito de Nordschleife, estaríamos hablando del adiós a un récord que se mantiene desde 1983, año en el que Stefan Bellof paró el crono en 6 minutos y 11,13 segundos en un Infierno Verde que observaba atónito cómo acababan de vencerlo.

Bajar el tiempo de Bellof significaría que por primera vez se estaría muy cerca de la barrera de los seis minutos, algo que parecía impensable desde hace más de tres décadas. En el circuito belga, el Porsche 919 Hybrid Evo fue capaz de rebajar el tiempo frente a la versión homologada por la FIA en más de 12 segundos. Con casi 1.200 CV de potencia, el 53% más de carga aerodinámica y 39 kilogramos menos (han quitado absolutamente todo, desde el limpiaparabrisas hasta el aire acondicionado pasando por el gato neumático), estamos frente a una versión absolutamente radical del concepto LMP1. Una suerte de Grupo C moderno con aerodinámica activa.

En el vídeo, publicado hace unas horas por Porsche, además de mostrarnos el desarrollo realizado en el túnel del viento de la firma en Weissach, también termina con una pantalla en negro con una gran interrogación blanca cuando llega el momento de hablar del próximo reto. Si su presencie en el Festival de la Velocidad de Goodwood, el Festival de Porsche en Brands Hatch y en el Porsche Rennsport Reunion de Laguna Seca, parece más que confirmada, está claro que ese interrogante que nos abre el fabricante alemán se refiere directamente a su presencia en Nürburgring-Nordschleife.