Andrea Adamo y la necesidad de 'motivar' a Sébastien Loeb

 |  @fernischumi  | 

Aunque cueste pensar en ello, uno de los mejores pilotos de la historia del Mundial de Rallyes está cada vez más cerca de disputar su última cita. Sébastien Loeb llegó a Hyundai Motorsport para afrontar nuevos retos, conocer un nuevo equipo y disputar algunas pruebas más al volante de un World Rally Car después de sus contadas apariciones de 2018 con el Citroën C3 WRC. Después de que la firma de los dos chevrones decidiera cerrar una etapa representada por el final del contrato con el sponsor principal hasta la pasada campaña, Abu Dhabi, algo que también les llevó a decir no a cualquier opción de tener un tercer coche para que el alsaciano siguiera compitiendo con ellos.

Iniciaba una nueva era prácticamente sin necesidad de acometer unos riesgos tan altos, simplemente por el amor a la propia competición. Para empezar, un programa con apenas seis citas, empleado en este caso para tomar contacto con el equipo y recuperar el ritmo de la competición, disfrutando de estar presente de nuevo en algunos de sus rallyes favoritos. De ese plan de media docena de pruebas tan solo queda una por completar, con Loeb insistiendo una y otra vez que no habrá competiciones extra este año. Alemania o España son las grandes candidatas a ver de nuevo al alsaciano (especialmente ésta última) y a su inseparable Daniel Elena antes de pensar en diseñar el planning para 2020, mismo año en el que se espera que se despida otra de las grandes leyendas de la disciplina, Sébastien Ogier.

Es por ello que cada oportunidad perdida resulta especialmente amarga para todos los aficionados a los rallyes y es una losa importante para Hyundai, la cual sabe que está ‘disfrutando’ y que es responsable de los últimos coletazos de la carrera deportiva en el WRC del nonacampeón. En las cinco pruebas disputadas hasta el momento, apenas Monte-Carlo (cuarto) y Chile (tercero) han sido disfrutables por el piloto alsaciano. Su temprano toque en Córcega que le dejó fuera de cualquier lucha en la primera especial, sumado al problema con el sistema de combustible en Portugal que le obligó a hacer labores de equipo (al igual que Sordo) desde el tercer tramo han sido dos golpes anímicos importantes para la pareja.

Las limitaciones de test tampoco han ayudado a conocer un coche completamente nuevo, no solo por el logotipo que lo adorna, sino también por comportamiento. El resultado es que Loeb prácticamente ha quemado su primera temporada con Hyundai conociendo al equipo y poniendo a punto para su pilotaje al Hyundai i20 WRC Coupé, situación que se ha acelerado ahora con la presencia de Sébastien en dos citas nacionales en Francia e Italia. Mientras que se espera a conocer cuál será su calendario para el resto del año, no ha sido nada extraño el ver a Andrea Adamo exteriorizar de nuevo sus sentimientos y dejar ver su preocupación acerca de la posibilidad de que estos malos resultados y en especial, el error de Hyundai Motorsport en el Rally de Portugal puedan hacer meya en la motivación de Loeb:

A parte de sentirnos defraudados por perder dos coches y afectar a la imagen de Hyundai, estoy decepcionado personalmente por haberle pedido a él que viniera y después desperdiciar parte de su motivación, pidiéndole a él que siguiera corriendo sin ninguna opción de ganar o estar al frente. Estoy decepcionado de mí mismo, yo soy el responsable y el desperdiciado una opción con él. No quiero que se me malinterprete, no digo que la motivación de Loeb se haya perdido, pero tengo que ganar alguna de vuelta. Estropeamos algo bueno y fue mi culpa. Lo mejor que puedo hacer es hablar con él, pedirle disculpas por lo que pasó y planear el futuro con él - Andrea Adamo

Adamo no es nuevo gestionando pilotos veteranos y experimentados. El triunfo de Gabriele Tarquini es un buen reflejo de su trabajo, sin embargo, también sabe que con Loeb no peleando por el título Mundial, tan solo puede ofrecerle una montura competitiva para poder ganar rallyes, algo de lo que todavía no han estado en disposición de hacer juntos. La solidez de la motivación del de Aguenau será por tanto clave, especialmente después de que los proyectos en WTCC, Dakar y World RX terminaran de forma prematura, con aquella imagen de Loeb y Elena preguntándose qué hacían sobre la arena de Perú sin ninguna opción de victoria. El riesgo de que Seb y Danos se pregunten qué hacen allí, en el WRC, sin opciones de victoria…

Lee a continuación: Todo lo que necesitas saber del Rally de Italia-Cerdeña 2019

  • Mario Palacios

    Estoy convencido que Loeb va a correr en Alemania y Cataluña; no tiene sentido sentido que dispute una prueba en Alsacia si no va a ir luego al terreno más similar, ni que no lo vuelva a intentar en la prueba que ganó el año pasado. Y es una pena que no vaya a Turquía, es un rallye donde la clave para ganar es encontrar el ritmo máximo al que el coche puede terminar la prueba sin romperse, cosa que le va como anillo al dedo.