CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Citroën reconoce abiertamente haber pasado página y ya pensar en 2018

Iván Fernández | 12 Jul 2017
FIA WORLD RALLY CHAMPIONSHIP ITALY POLAND
FIA WORLD RALLY CHAMPIONSHIP ITALY POLAND

No había que ser muy perspicaz para hacernos a la idea de que Citroën Racing ya hace algunas semanas que había empezado a pensar en la próxima temporada. La llegada de Andreas Mikkelsen al equipo desde el Rally de Cerdeña y la llegada de las primeras evoluciones, sólo montadas en uno de los C3 WRCen la cita polaca, dejaban ya entrever que era momentos de cambios, de probaturas y de restructurar la formación de los dos chevrones empezando ya desde el departamento técnico.

El propio Yves Matton así lo reconocía abiertamente en uno de los últimos comunicados del equipo, mientras que, en declaraciones a David Evans, ha sido todavía más conciso: el equipo francés se encuentra pensando ya en luchar por las victorias en 2018, pasando página después de una primera mitad de temporada de la que sólo se puede hablar de un absoluto desastre.

La idea ahora es la de trabajar hacia una visión intermedia y a largo plazo. Estamos trabajando de cara a 2018 que es cuando queremos estar en el camino correcto. No podemos decir que no tenemos la velocidad. Sólo tenemos ese ritmo en ciertas condiciones, algo que en el caso de los rallyes no es suficiente tenerlo en algunos lugares. Buscamos un coche que sea competitivo en todas las condiciones.

Desde el inicio de 2017, muchos han sido los problemas que han acosado al C3 WRC, siendo la victoria de México el único respiro que se le ha dado al equipo dirigido por Matton y que contaba con Kris Meeke como teórico jefe de filas. No sólo ha sido la transmisión y el reparto de potencia, áreas en las que la nueva evolución estrenada por Mikkelsen en Polonia se espera que influya positivamente, sino que también tuvieron problemas con los cobertores de los bajos, los cuales dejaban desprotegida la caja de cambios, la cual terminaría rompiéndose en barias ocasiones por los toques.

Con todo esto, Citroën ha estado trabajando durante estos ocho primeros rallyes del año para tapar las fugas que se habían generado. La cantidad de agua que había entrado en la ‘nave’ ya ha sido tal que ha obligado a parar al equipo y eliminar cualquier opción de luchar por las victorias. Esto no significa que no se puedan volver a dar sorpresas como la de México, sino que Citroën Racing ha centrado sus jornadas de test en el desarrollo del coche y no en la preparación de cada prueba. Las palabras de Yves dejan clara la actual situación (algo desesperada) al constatarse el hecho de que, por primera vez, Citroën Racing corría con coches de distintas especificaciones.

Vía | Motorsport-News