El RallyCross cumple cincuenta años de vida

 |  @fernischumi  | 

Cincuenta años y un día. Ayer 4 de febrero la disciplina del RallyCross cumplía su medio siglo de edad a pesar de que para muchos no apareció hasta la reconversión en 2013 del Campeonato de Europa (existe desde 1973) en Mundial FIA o con la llegada de nombres como Petter Solberg, Sébastien Loeb, Mattias Ekström o Ken Block. Sin embargo, la categoría atesora ya cincuenta años de historia a sus espaldas y vive su mejor etapa.

Una era moderna que es muy distinta a la filosofía seguida durante décadas por la disciplina: carreras en circuitos clásicos, construidos permanentemente para estas pruebas, con equipo privadas y vehículos completamente artesanales. Cincuenta años después, la categoría se ha transformado con la llegada de los fabricantes oficiales. Peugeot, Ford, Volkswagen y Audi han llegado al RallyCross, eliminando prácticamente por completo las opciones de que las formaciones más modestas luchen por los títulos.

A pesar de este cambio en uno de los pilares fundamentales de las carreras y la necesidad de buscar escenarios más grandes para dar cabida a la demanda de nuevos aficionados (muchas veces los circuitos provisionales no cumplen con las expectativas), el rallycross no ha perdido ni un ápice de su espectacularidad. Su formato de competición, la posibilidad de juntar en un mismo recinto lo mejor de los rallyes y de los circuitos y los Supercars de 600 CV de potencia han hecho que sea una de las disciplinas con mayor proyección en los últimos años. Un espejo en el que se han mirado el Mundial de Rallyes e incluso el WTCC con la inclusión de Joker Laps esta temporada en los circuitos urbanos.

Y es que muchos aseguran que el Mundial de RallyCross vive en una era Grupo B sin fin, pero lo cierto, es que al igual que el WRC, ha sido testigo de distintas etapas. Incluyendo una era de Grupo 4, el Europeo de RallyCross ha visto el paso de los Gr.A e incluso, la División 2 fue cobijo para los Grupo B después de ser retirados de los rallyes del Mundial a finales de 1986. Sin embargo, siempre mantuvo su parte tradicional, con la categoría Touring Car (vehículos de dos ruedas motrices) sobreviviendo al paso del tiempo y llegando hasta nuestros días.

Sverre Isachsen, Kenneth Hansen (actual jefe del equipo Peugeot), Martin Schanche, Ludvig Hunsbedt, Per Eklund, Franz Wurz (padre del ex-piloto de F1), Jan de Rooy o Matti Alamaki son algunos de los nombres más recordados de estos cincuenta años de historia del RallyCross. Fue un 4 de febrero en Lydden Hill cuando se disputó oficialmente la primera carrera de la disciplina (Vic Efford y su Porsche tienen el honor de ser los primeros ganadores), un circuito que ha escrito muchas páginas de la misma y que irremediablemente será sustituido en el Mundial por Silverstone en 2018. A pesar de ello, el mundo deberá seguir girando, larga vida al rallycross.

Foto | World RX

Lee a continuación: ¿Bentley en la Fórmula 1?

  • Jacobo87

    Yo alguna vez había oído (no sé si será verdad) que el RallyCross surgió en Inglaterra debido a que hubo una edición de RAC que no se pudo disputar; y se pidió a los participantes competir en una pista de tierra, dado lugar al concepto de RallyCross que hoy tenemos.

    P.D: Como bien comentas, fue el cobijo para los Grupo B menos recordados (también los más britanicos) Metro 6R4 y Ford RS200 que llegaron tarde a la categoría y fueron prohibidos antes de poder desarrollar su potencial.