CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

En Chevrolet no están preocupados por el rendimiento de Honda

Humberto Gutiérrez | 25 May 2017
chevrolet_indycar_17-17
chevrolet_indycar_17-17

Tras la clasificación para las 500 Millas de Indianápolis, donde Honda colocó a seis de sus pilotos entre los mejores nueve, desde Chevrolet indican que no existe mayor preocupación puesto que sus motores no han dado problemas y la dinámica de la carrera indica que la prioridad es el rendimiento y la fiabilidad en los tramos finales. Además, Ed Carpenter se clasificó segundo con un motor Chevrolet, así que al parecer todo es cuestión de perspectivas.

En la IndyCar, la paridad entre los participantes es tal que apenas los motores y los aerokits constituyen las ventajas más notables, así que prácticamente los pilotos se convierten en el elemento que hace la diferencia. Pero en el caso de Honda y de Chevrolet, la victoria resulta muy importante porque eleva el prestigio del ganador, lo que repercute en un gran impacto publicitario. En tal sentido, en Chevrolet no hay mayor alarma por lo mostrado por Honda en las prácticas libres y en la clasificación porque los motores de HPD presentaron algunos problemas cuando la sobrealimentación se elevó.

Las dudas y la incertidumbre sobre Chevrolet es por el nivel mostrado por el equipo Penske, pero tanto pilotos como personal de pista han desestimado al proveedor de motores como la causa del sorpresivo bajo rendimiento. Es importante recalcar que todos los motores para la carrera estarán configurados para cubrir la distancia, es decir como se utilizan en la temporada, y no en modo de entrenamientos cortos, tal como sucede en las tandas libres o en las sesión de clasificación. Allí pudiera estar el factor que ha desvirtuado un tanto las prestaciones.

Tanto Ed Carpenter como Helio Castroneves, pilotos Chevrolet, creen que los motores de este año presentan pequeñas variantes con respecto a los que corrieron en la edición anterior, así que es posible que Chevrolet, y su preparador Ilmor, haya optimizado el consumo de combustible y realizado distintas configuraciones ya que Honda ha estado muy bien y resulta extraño que Chevrolet no esté a su altura, por lo menos en lo que respecta a ritmos de clasificación.

En palabras de Ed Carpenter:

Básicamente, en el coche no hubo realmente algún cambio. El motor Chevrolet desarrolló potencia sin parar, pero estimo que las cosas se optimizaron y es de esperar que eso nos ayude. Al parecer, Chevrolet se ha centrado por completo en la carrera tal vez porque piensan que lograr la pole aquí no es tan importante como ganar.

Vía | Motorsport Total