¿Está preparado el mundo de los rallyes para coches de competición eléctricos?

 |  @fernischumi  | 

Sigue sonando muy lejos, especialmente en lo que se refiere a la disciplina de los tramos y del cronometro, pero lo cierto es que ya tenemos fecha de llegada de los vehículos eléctricos a los rallyes y esta lo hará además a través de un fabricante de la talla mundial de Opel. Los de Rüsselheim sorprendieron a propios y extraños al presentar su segundo proyecto de competición de este 2019. Además del Opel Corsa R2, la firma germana mostró por primera vez la variante de carreras del Corsa-e Rally, algo que a los puristas terminó por encogerles el corazón.

La ADAC Opel e-Rally Cup nacerá en verano de 2020 con la intención de seguir aumentando las cifras de jóvenes pilotos que han salido de la cantera del fabricante, entre los que ya encontramos nombres como los de Jari Huttunen, Emil Bergkvist, Marijan Griebel o Chris Ingram. Pero no será la única novedad desde el Grupo PSA, ya que se espera que Peugeot realice un camino similar y termine creando una copa monomarca con la variante eléctrico 100% pura de su Peugeot 208.

No será inmediato y se espera que se establezca como una de las alternativas a la que hasta ahora era la 208 Rally Cup a partir de 2022, aunque por el momento no queda claro si será una sustitución completa o si significará un paso previo en la pirámide que pueda desembarcar en la llegada al volante de un R2. Se aprovechará de esta forma que ambos modelos, tanto el Opel Corsa como el Peugeot 208, comparten plataforma, algo que sin duda facilitará a la hora de haber transferencias entre los distintos departamentos deportivos del conglomerado francés, ahora todos ellos bajo el paraguas de PSA Motorsport.

Aunque en la primera mitad de 2018 salió en la prensa británica la opción de que finalmente pudiéramos tener un coche eléctrico de tracción total construido por M-Sport sobre la base de uno de los Ford Fiesta R5 del equipo con el objetivo de competir en rallyes nacionales. En Dovenby Hall están acumulando experiencia con la preparación de coches eléctricos, en este caso colaborando con Jaguar para la I-Pace Cup que hace las veces de telonera de la Fórmula E, siendo los encargados de viajar a todas las carreras para ayudar a reparar y poner a punto cada una de las unidades, así como hacer el mantenimiento de final de temporada tal y como os explicamos en nuestro repaso a la visita por el cuartel general del equipo.

Las palabras de Malcolm Wilson dejaron claro que su intención es la de centrarse en el desarrollo del futuro WRC híbrido antes de pensar en nuevas oportunidades de mercado. Y sí, se les cuestionó acerca de la posible existencia ya del prototipo del Ford Fiesta R5 con tren motriz alimentado por baterías, sin embargo, nadie quiso dar más pistas acerca de ello.

Creo que primero debemos pasar por la categoría reina, con los World Rally Cars. Al final del día ves que los cambios que llegan implicarán más costes y en mi libro, la fórmula actual de los R5 es sin lugar a dudas una de las mejores que han existido en la historia de los rallyes. Muchos coches distintos presentes en el mercado, una gran oportunidad para los equipos clientes… Y aunque es una gran fórmula, está claro en que terminaremos viendo algo así para el futuro, no para 2022. Creo que los rallyes necesitas ir en esta dirección o se quedarán muy pronto fuera de juego debido a la rapidez con la que está llegando la electrificación – Malcolm Wilson

Ford Fiesta R5 2019 3

Prohibido tocar los nuevos coches eléctricos de rallyes:

La realidad es que el proceso de asimilación será largo. No solo habrá que formar a los comisarios y al personal de seguridad o atención médica, sino que también habrá que llegar con las directrices necesarias a los aficionados, los cuales en los rallyes se convierten habitualmente una improvisada delegación de emergencia que atiende a piloto y copiloto e incluso los socorre ante cualquier eventualidad que pueda poner en riesgo la integridad o la vida de ambos. Esta situación, en los circuitos solo implica a los mecánicos y al personal de pista, por lo que las lecciones con la llegada de los LMP1-H, los Fórmula E o de los monoplazas de la Fórmula 1 híbrida solo implicó a ellos, sin embargo, en los rallyes la situación será muy distinta.

Las primeras declaraciones a medios franceses de los responsables del Grupo PSA, con Jean-Marc Finot a la cabeza, apuntan a que los aficionados no podrán manipular los vehículos en situaciones de accidente, e incluso no deberán acercarse hasta la llegada de los servicios de emergencia ante el riesgo de arco eléctrico. Por tanto, estamos ante la necesidad de que una gran multitud varíe sus hábitos más instintivos para no crear una situación de riesgo secundaría.

También deberá establecerse un nuevo protocolo de extracción de los ocupantes, así como la necesidad de variar acciones, en muchas ocasiones mecánicas adoptadas, como la forma de abandonar el coche (es difícil en un turismo respecto a lo que vemos en los monoplazas o en los prototipos de Le Mans) y entrar en el mismo. Obviamente la evolución de las tecnologías, de los procesos de fabricación y la experiencia adquirida, no solo en la calle, sino también con otros campeonatos en plena fase de desarrollo como E-TCR, permitirán que estos puntos tengan una buena base/referencia en la que basarse, sin embargo, hay situaciones que en los rallyes se dan que no son replicables en los circuitos cerrados. Muchos factores a tener en cuenta, mucha necesidad de información y formación... cada vez menos tiempo.

Lee a continuación: A bordo del Ford Fiesta WRC: ¿Cómo han evolucionado los World Rally Cars desde el 'asiento del miedo'?

  • Txesz

    Desde luego el reto que se plantea es importante. Pero a fin de cuentas, ¿no estamos con que la competición sirve para desarrollar y experimentar con vistas a los coches de calle?

    Pues al turrón. Habrá que trabajar a conciencia en instalaciones blindadas a prueba de agua, fuego, torsiones, cizalladura... y manos humanas con buenas intenciones, las peores armas de destrucción masiva que se conocen.

    • El problema no es el hecho de tener un laboratorio en competición para probar soluciones para producción, sino el poco tiempo que hay por delante para preparar estas cosas.

    • almafuerte

      La última frase es la gran verdad que convierte una pequeña avería en un enorme lío jajajaa.

  • Ferran Pistola

    Yo en Rallys lo veo más díficil. Creo que es lógico haya primero los hibridos y después los 100% eléctricos.

  • almafuerte

    La verdad que no había caído en todo esto. Entre q los rally's me parecen una locura y los coches eléctricos una solución poco realista, si la idea se seguir teniendo un coche en cada familia, no me puse a pensar en detalle.
    Ahora vamos a sumar al tremendo riesgo de correr fuera de circuitos la posibilidad de que el propio vehículo mate gente, no solo atropellando. Tendremos q ver a pilotos y copilotos atrapados en coches, en sitios peligros y público mirando mientras piensan "los dejo así, que sea lo que dios quiera o me electrocutó".
    ¿En los coches de calle no es tan peligroso verdad? Por que nunca me plantie si veo un accidente de un eléctrico ayudar o no.
    Entiendo la tremenda complejidad de un F1, pero estos de rally deberán se ser muy simples y seguros o se convertirán en trampas rodantes.
    Debere ponerme al día, me guste o no.

  • emjpshyco

    En definitiva, respuesta rápida: no.