Hyundai promete dos nuevos R5 en los próximos dos años para revolucionar la categoría

 |  @fernischumi  | 

La FIA confirmaba hace unos meses su intención de dar estabilidad reglamentaria a los actuales R5. La categoría con mayor éxito creada por la Federación Internacional en los últimos años apenas retocaba la normativa para introducir la posibilidad de que los motores tricilíndricos tuvieran su parte de protagonismo. Los programas carreras-clientes se han visto durante los últimos meses empujados por una corriente positiva que ha llevado a estructuras como M-Sport y Skoda Motorsport a tener un lucrativo negocio con el que apoyar a sus propios equipos oficiales y además ampliar sus respectivas instalaciones para dar cabida a la demanda.

Con la nueva generación de vehículos ya instalada después de que Citroën, Skoda y Ford hayan estrenado sus monturas en apenas un año, hay otros fabricantes que se han sumado a un cada vez más surtido. Volkswagen ya tiene su Polo GTI R5 con los problemas de juventud pulidos, mientras que Toyota mantiene su promesa de crear un Yaris R5 como siguiente gran proyecto de la formación dirigida por Tommi Mäkinen.

Con estos antecedentes, Hyundai Motorsport poco a poco ha sido la que se ha quedado con un material más veterano. Lanzado en 2016, el i20 R5 recibió la evolución después de un año para ganar en competitividad. Ahora el plan es el de dar un paso adelante y de tomar una estrategia de desarrollo distinta, similar a la implementada en el Hyundai i30 N TCR, vehículo que nació en un “entorno diferente”, con menos prisa.

Construimos el prototipo y desarrollamos el automóvil rápidamente y, por supuesto, cuando se hacen las cosas apresuradamente, nada puede ser perfecto, por lo que tuvimos problemas el primer año. Teníamos que poner en funcionamiento el departamento de carreras para clientes, al mismo tiempo que estábamos haciendo muchas cosas en una situación difícil.

En declaraciones a Autosport, Andrea Adamo ha confirmado que la intención es la de desarrollar dos R5 para los próximos dos años, uno que llegará a modo de evolución ya la próxima temporada y un segundo que debería llegar un año después ya sobre la base del nuevo Hyundai i20 que también debería servir para el futuro WRC-H. El equipo ha recibido mucho feedback durante este año sobre las posibles áreas de mejora, con Dani Sordo disputando y venciendo hasta tres citas en 2019 a su volante en Fafe, Sarón y Neuquén, mientras que Sébastien Loeb también el Rally Terre du Haut-Var.

Con Craig Breen trabajando en el programa de pruebas, se espera que el i20 R5 2020 tenga nuevos amortiguadores, dirección y novedades en el motor, un trabajo que debería llevarse directamente al coche de 2021 si se dan los resultados esperados. Cabe la posibilidad según el medio británico que se cree un equipo de WRC2 en 2020 aprovechando la reestructuración de categorías, siempre y cuando haya el presupuesto necesario para el mismo

Cuanto más competitivo sea el próximo R5, mejor será el nuevo coche. El de 2021 llegará a mediados de año. Es tan importante para nuestros clientes que les demostremos que no estamos tirando la toalla.

Precisamente ayer se anunciaba que uno de los pilotos que han confiado en el Hyundai i20 R5 durante los últimos tres años, Iván Ares, decidía poner a la venta su actual unidad por 165.000 euros, apuntando a que ya se encuentra trabajando en el proyecto para la temporada 2020. ¿Será uno de los primeros en recibir el Hyundai i20 R5 o habrá cambio de marca?

Vía | Autosport

Lee a continuación: Hyundai confirma la continuidad de Dani Sordo con 7 citas en 2020