CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Dakar

7 MIN

Misión imposible. El reto de la FIA de igualar la lucha entre buggies y 4x4 en el Rally Dakar

Iván Fernández | 26 Ene 2021
dakar-2021-toyota-vs-mini-34
dakar-2021-toyota-vs-mini-34

Los pinchazos. El Dakar 2021 estuvo sin duda condicionado por los pinchazos y estos, en su mayoría afectaron a los vehículos 4x4, hasta el punto de que después de 12 etapas y una prólogo de apenas 11 kilómetros, los Toyota habían contabilizado hasta 22 pinchazos en la Hilux V8 4x4 de Giniel de Villiers y Álex Haro, 16 en el caso de Nasser Al-Attiyah y Mathieu Baumel. La cuenta que obviamente hacían los ganadores de dos Dakar (uno más para Nasser) y tres Copas del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country, es que a poco que se perdieran dos minutos en cada cambio, esta situación repetida les había costado más de medio minuto, el doble de la ventaja que le había sacado Peterhansel para llevarse su 14º triunfo, el octavo en coches.

Obviamente la situación sirvió para sacar de quicio especialmente a Nasser, autor de cinco victorias parciales (los Toyota lograron 8 de 12 en total), además del tiempo más rápido en la prólogo. Precisamente ese fue según Peterhansel el primer clavo para la derrota de Al-Attiyah, el vencer en los 11 kilómetros del 2 de enero y ceder 12 minutos en la primera etapa. Encajar tanta cantidad de tiempo en una edición en la que ni él ni Peterhansel tuvieron grandes errores de navegación llevó a que la losa para el piloto de Toyota fuera poco a poco creciendo.

Fueron opciones estratégicas distintas las adoptadas por ambos, con el qatarí reconociendo rápidamente ya en la jornada de descanso que volvían a estar contra las cuerdas: “El año pasado tuvimos grandes problemas con las ruedas. En esta ocasión, cuando intentamos atacar un poco más de lo normal, los neumáticos no aguantan los impactos, Es un caso problemático, no fácil de resolver”. Se trabajó en suspensiones y en neumáticos, pero la situación global no ha mejorado respecto a lo que se vivió en 2020 si nos remitimos a los datos, algo que también afectó al BRX de Prodrive.

Tecnología del Toyota GR Yaris en el Rally Dakar: 

Toyota confirmó que había introducido elementos nuevos derivados de su coche de producción para tratar de ayudar a sus competidores. De esta forma, las Hilux oficiales salieron a la carrera incorporando el sistema de monitorización de presión de los neumáticos, traído directamente del Toyota GR Yaris: “el sistema ha funcionado especialmente bien y su valor es incalculable en terrenos donde el pinchazo lento podría pasar desapercibido”. La situación mejoró para Al-Attiyah, de los 18 neumáticos pinchados de 2020 a los 16 de 2021. Anecdótico cuando hablamos de los 22 de Giniel.

Hicimos el trabajo. Jugamos en la punta todos los días, sin problemas mecánicos, sin grandes errores. Tuvimos una segunda semana muy mala, muy frustrante. O vas lento o mueres. Ya es una proeza jugar en medio de los buggies. Se discute cambiar el equilibrio de rendimiento, establecer reglamentos técnicos generales, luchar sobre la misma base. Jean Todt pasó, Jutta Kleinschmidt estaba allí, puede ver que no se puede jugar – Mathieu Baumel a France TV

¿Se puede resolver esta diferencia? Aunque ya hablamos durante la competición que la Comisión técnica de la FIA estaba trabajando en equilibrar ambos conceptos, los 4x4 y los buggies, obviamente esto va más allá de cuestiones de motores y se pone sobre la mesa de nuevo áreas que están explotando los 4x2 y a las que no pueden acceder los vehículos de tracción total como la Toyota Hilux V8, el MINI JCW Rally o el BRX Hunter T1. Algunos de los elementos a considerar es precisamente que ambos vehículos empleen los mismos neumáticos, mientras que los 4x4 podrían además contar con un mayor ancho de vía.

Obviamente, también hay cosas en contra de los buggies, como es el no contar con tracción total o el tener que llevar únicamente dos neumáticos de repuesto, sin embargo, el concepto está siendo el que se está imponiendo durante los últimos años, y salvo la excepción lograda por Nasser Al-Attiyah en 2019, los 4x2 están demostrando ser muy competitivo sobre estos terrenos, ayudados por su mayor recorrido de suspensiones (los T1.1 están limitados a 280 mm, mientras que los T1.2 lo tienen ilimitado), los neumáticos de mayores dimensiones, el sistema de inflado y desinflado o un peso menor que el de los 4x4.

Es frustrante, porque siento que no estoy luchando por mucho. Esperar a que otros cometan errores no es una táctica ideal, así que luchamos. Estamos en un buen lugar, lo que corresponde a una pequeña victoria. El coche funcionó bien. Sin embargo, no se trata del motor. En algunas partes, hemos visto que el motor turbodiésel del Mini se ha llevado a su máxima capacidad. Los Mini no necesariamente se comprometen con otros eventos. Y cuando están allí, no está en su capacidad máxima. Esto les permite evitar cambios en la normativa técnica explicando que van más despacio que los Toyota. Una vez en el Dakar, vuelven con toda su fuerza y ​​aceleran el turbo – Mathieu Baumela AUTOHebdo

El propio Mathieu Baumel reconoció a la prensa francesa que este año será ajetreado para él y Nasser. A la espera de si el qatarí podrá o no estar en los Juegos Olímpicos de Tokio y si finalmente se dejarán ver en el Campeonato de España como complemento a sus participaciones en el MERC y en la Copa del Mundo de Rallyes Cross-Country, el navegante francés ya ha dejado ver que están trabajando en nuevas cartas: “También tenemos el desarrollo de un nuevo Toyota en proyecto…”. ¿Estarán preparando los de Glynn Hall al sustituto de la Toyota Hilux V8 4x4? El tiempo lo dirá, pero los que coquetean con el posible regreso del proyecto buggy no parece que sea la solución para un futuro del Dakar integrado dentro de la Copa del Mundo FIA.

El cruce de declaraciones entre Peterhansel y Al-Attiyah mostró la tensión vivida, especialmente por Nasser, el cual realizó incluso una amenaza velada de no volver de cara al Rally Dakar 2022 en el caso de que no se produzcan cambios en las reglas. Todo apunta a que el principal será la decisión de equiparar el tamaño de las ruedas, seguramente permitiendo que los 4x4 o T1.1 puedan tener unas dimensiones superiores para así contener mayor volumen de aire y tratar de soportar mejor los pinchazos en las secciones de piedras. Recordemos que ASO ya realizó un ajuste al limitar la velocidad punta de ambos conceptos de coches a 180 km/h, en lo que parecía ser una medida ligeramente en contra de los buggies.

No me gusta depender de la desgracia de otra persona para ganar una carrera, quiero que nuestro equipo sea el más rápido. Pero si reflexiono sobre toda la carrera, ahora hemos tenido 48 pinchazos entre los tres coches que siguen en carrera (a la llegada a Neom). Y en pocas palabras, eso es demasiado, y nos ha quitado ventaja a la carrera. Significa que realmente no podemos tener una estrategia, no podemos planificar nada como equipo y, como resultado, incluso Nasser está bastante deprimido en este momento. Hoy era una etapa en la que realmente necesitaba ganar algo de tiempo, pero en cambio tuvo dos pinchazos. Dijo que no golpeó nada en la carretera, y en la inspección solo encontramos pequeños agujeros en los neumáticos. Nada como los cortes que esperarías si hubiera estado fuera de la pista - Glyn Hall

Galería Dakar 2021 - Toyota vs MINI:

41
FOTOS
VER TODASVER TODAS