CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

2 MIN

Kris Meeke revela la verdadera razón de su sustitución en el Rally de Polonia

Iván Fernández | 8 Ene 2018
WRC_2017_03_Mexico_GM2017003081_MEEKE
WRC_2017_03_Mexico_GM2017003081_MEEKE

Kris Meeke ha dejado de lado su habitual tono conciliador, bastante al margen, para incendiar la actualidad del Mundial de Rallyes durante las últimas semanas. Mientras se espera la presentación de los equipos durante esta misma semana dentro del marco del Autosport International Show, el piloto de Citroën Racing ha continuado con su racha de declaraciones, aclarando en parte lo ocurrido el año pasado en el Rally de Polonia.

Recordemos que el norirlandés no disputó esta prueba y fue sustituido por Andreas Mikkelsen en lo que parecía un serio tirón de orejas por parte de los directivos de la firma de los dos chevrones, el propio Meeke ha reconocido que la decisión final fue tomada por él mismo. En unas declaraciones realizada a una Radio de Irlanda del Norte y recogidas por Martin Holmes, Kris asegura que decidió dejar el paso a otros pilotos para evidenciar que los accidentes sufridos por él en Argentina, Cerdeña y Portugal no habían sido responsabilidad del todo suya y que había problemas en el C3 crónicos.

Obviamente los problemas de suspensión, especialmente en la zaga, lastraron al equipo durante toda la temporada, siendo únicamente efectivo en determinados terrenos tal y como pudimos ver en México o sobre el asfalto, superficie en la que el Citroën C3 WRC sí dejó muy buenas sensaciones, estando líder en Córcega hasta el problema de motor y ganando el Rally de Catalunya. En el resto de pruebas y especialmente en condiciones deslizantes, los pilotos han afirmado no confiar en las impredecibles reacciones del eje trasero.

Me bajé de Polonia. En definitiva, fui yo el que hizo la llamada. Hablamos y discutimos mucho al respecto. No estaba contento con la situación, pero necesitaba dar un paso atrás para permitir que todos los demás se dieran cuenta de dónde estaban los problemas con el C3 WRC. Metieron a Andreas Mikkelsen, incluso consiguieron que Sebastien Loeb probara el coche, pero todos estaban dando el mismo feedback. Nos llevó un tiempo que todos entendieran los problemas que teníamos. Se convirtió en una situación muy difícil y para ser honesto, yo fui el que levantó la mano y decidió dar el paso atrás.

Vía | RallySportMag