La mecánica da tintes épicos a la victoria de Daniel Ricciardo. Crónica del GP de Mónaco 2018

 |  @eloy_eg  | 

Un Gran Premio de Mónaco 2018 honestamente anodino sólo pasará a la historia por el susto que se llevó su ganador. Tras dominar el fin de semana y partir desde la pole Daniel Ricciardo perdió el MGU-K de su Red Bull RB14. Una pérdida de potencia que en cualquier otro circuito le hubiera dejado vendido al final sólo hizo un poco más cuesta arriba una victoria que en ningún momento pareció en peligro pese a la proximidad de Sebastian Vettel.

Una salida limpia salvo por un toque de Brendon Hartley y las posiciones perdidas por Romain Grosjean permitió a Ricciardo controlar el ritmo, algo vital en las últimas ediciones del Gran Premio en el Principado. Y dado que no se esperaba que los hiperblandos usados permitieran muchas alegrías, bastó con que no se abrieran huecos importantes con los que dejar pista libre a quienes apostaran por el undercut. Abrió el baile Lewis Hamilton, seguido de Sebastian Vettel y posteriormente el líder, que conservó tal posición sin mayores problemas.

El interés vino más tarde. Cuando todo parecía bajo control, empezamos a ver cómo parpadeaba la luz roja en la trasera del monoplaza de Daniel Ricciardo. Y eso suele significar ahorro de combustible o problemas de recuperación de energía. Efectivamente, el australiano se quedó sin MGU-K. Y lo que es peor, las conversaciones de radio dieron pistas a Ferrari y Sebastian Vettel. Sin embargo el alemán tan sólo pudo aproximarse un par de vueltas hasta que el graining mató sus neumáticos ultrablandos, mientras Ricciardo compensaba la pérdida de potencia por la mayor tracción al rodar con pista limpia.

A ello también ayudó que jamás llegó a haber hueco suficiente para una parada extra que asegurara pista libre para cualquiera de los cinco coches de cabeza. Las estrategias alternativas de Pierre Gasly, Nico Hülkenberg y Max Verstappen, quien tras realizar algunos adelantamientos al inicio de carrera optó por un enfoque conservador, ralentizaron al grupo pero jamás lo necesario como para que alguien amenazara con compuestos más frescos la cabeza de carrera.

El destino le tenía reservada una última oportunidad a Sebastian Vettel. Charles Leclerc vio cómo le fallaba un disco de freno justo cuando rodaba tras Brendon Hartley y aunque intentó evitarlo llegando a la chicane del puerto, terminó impactando con el Toro Rosso y forzando un periodo de Safety Car Virtual. Pero Stoffel Vandoorne salió justo entre Daniel Ricciardo y Sebastian Vettel, que además se dejó cinco segundos vitales en la resalida. Así, no se produjeron cambios en un podio que completó Lewis Hamilton, con Kimi Räikkönen aguantando sin problemas el acoso de su compatriota Valtteri Bottas.

Esteban Ocon fue el mejor del resto tras una carrera impecable en la que sólo se le vio aparecer en cámara cuando dejó pasar de forma descarada a Lewis Hamilton al realizar el británico su parada. Posteriormente le valió con aguantar tras los coches que optaron por retrasar al máxima su parada y vio cómo los problemas de transmisión de Fernando Alonso, que derivaron en abandono, le daban un cómo colchón hasta la bandera a cuadros.

Pierre Gasly se llevó un merecido séptimo puesto gracias a una óptima gestión de sus neumáticos en el primer relevo, seguido de Nico Hülkenberg, Max Verstappen y Carlos Sainz Jr., que sufrió como un perro en el final de carrera pero terminó rascando un punto por delante de Marcus Ericsson y Sergio Pérez. Sin duda las grandes decepciones del fin de semana son Haas (Magnussen 13º y Grosjean 15º) y Williams, al quedar la carrera de Sergey Sirotkin arruinada por una tuerca perdida en la vuelta de preparrilla y pinchar Lance Stroll.

El tercer puesto de Lewis Hamilton permite al de Mercedes permanecer al frente de la clasificación general, con 14 puntos de ventaja sobre Sebastian Vettel, mientras Daniel Ricciardo se sitúa tercero a 38. Obviamente la victoria en Mónaco le habrá dejado un buen sabor de boca, pero un análisis frío de la situación y del nuevo fallo de fiabilidad quizá le haga tomar decisiones de cara a su futuro…

Foto | Red Bull Content Pool

Lee a continuación: Fernando Alonso sorprende y partirá séptimo en el Gran Premio de Mónaco

Daniel Joseph Ricciardo es un piloto australiano de Fórmula 1. En 2018 afrontará su octava temporada en la Fórmula 1 con la firme intención de pelear por el título de pilotos. Red Bull confía en el talento de Ricciardo para recuperar el cetro ...

  • Basauri

    Eso demuestra lo tostón que es este circuito. Solo adelantas si el coche de delante se queda sin tracción. Ricardo tenía un déficit de 161 CV. Los del motor eléctrico, pero eso solo le penalizaba claramente en un par de puntos. La recta de meta y el túnel. La diferencia de neumáticos con Vettel era tal que le era fácil llegar ha dichos puntos con más de un sg de diferencia. Nunca hubo ninguna oportunidad. Por cierto, algunos pseudo-periodistas, están contando que Daniel solo tenía seis marchas. La realidad es que el cambio le funcionaba muy bien, pero con el problema del motor eléctrico, su coche solo llegaba a meter sexta, porque con 161 CV menos, tenía menos aceleración y se le acababa la recta antes de meter séptima.

  • almafuerte

    De Mónaco salen muchos pensando.
    Por supuesto Ricciardo, q tampoco creo tenga mucho para elegir. Como mínimo esperar q Red Bull piense si Renault u Honda, hoy da para pensar.
    Toro Rosso tiene q pensar q hace con Hartley, q me cae muy bien, pero lo esta aplastado su compañero.
    Sauber tiene q pensar en poner todo para darle a Leclert las armas para demostrar su talento. (En los gráficos de la FOM sale como Sauber-Ferrari ¿Y Alfa?
    Si sigue asi, Williams puede ir pensando a quién le vende el chiringuito, poner el cartel de “se traspasa” porque esto no va.
    Y papá Stroll pensar en gastar el dinero en otra cosa porque el nene de esto no va a vivir.

    • Folco

      Lo de Williams es patético. Después de una clasificación en que no dieron tanta pena, se olvidan colocar a tiempo un neumático……….en qué está pensando esta gente?

      • emjpshyco

        ¿Y las 30 paradas de Stroll? Pinchó 2 neumáticos, pero ¿y las demás? Es difícil hacer tanto en ridículo como lo ha hecho Williams aquí. Eso sí, pienso que la sanción a Sirotkin por los neumáticos fue desmesurada, ya que le condenó de forma cruel antes de empezar tras haber vapuleado a Stroll el sábado. Y aún así quedó casi un minuto por delante del canadiense…

        • ikki Power

          ¿Que sentido tiene esta sanción sea de tiempo?
          Entiendo que hay una normativa y se ha de cumplir, pero la sanción ¿ha de ser de tiempo? ¿Que culpa tiene el piloto del descuido del equipo? ¿No debería ser una sanción económica o si me apuras para la siguiente carrera?

          • cristian

            Estas son las cosas que tanto indignan de la F1.

          • emjpshyco

            Exacto. O si me apuras, 5 segundos de penalización en la próxima parada ya está más que bien, ya que el pobre Sirotkin no obtuvo ninguna ventaja de ello. Pero cascar un stop and go por esa tontería es de juzgado de guardia.

          • ikki Power

            Y después los que provocan accidentes como Grosjean o Max, como mucho les ponen 5 segundos de sanción.

          • emjpshyco

            Y así siempre. La eterna falta de cohesión en las sanciones de la F1.

    • cristian

      +1

  • jorge chavira

    Triste ver el ridículo que hace la f1 en estas épocas, carreras artificiales que solo emocionan si hay estrategia o algún choque y morbo de ver quien usa mejor un juego de ruedas, desde cuando vettel se volvio tan marica? tan comprometido esta todo que los pilotos ya no pueden presionar ni tener un poco de valor? una tristeza ver como se arrastran por la pista en fila, me quedo con las palabras de Lewis que comento que se estaba durmiendo de lo aburrido que fue manejar, verel resumen fue tortuoso, afortunadamente salve 2 horas de mi vida al no ver la carrera