Las claves de Toyota en 2019: mismos colores, estabilidad y la certeza de tener a un futuro campeón

 |  @fernischumi  | 

Solo nos quedaba por conocer los colores que empleará Toyota GAZOO Racing para la próxima campaña y lo cierto es que no hay muchas novedades más allá de la decisión de cambiar el color de los canards gemelos superiores a unos de fondo blanco en los que desentone menos los logotipos de su patrocinador tecnológico, Panasonic. Nada más ha variado en la imagen de un equipo que no ha cambiado prácticamente nada de cara a 2019 más allá de la llegada de Kris Meeke y Seb Marshall.

Dirigidos por Tommi Mäkinen con mano de hierro, la llegada de la pareja británica viene a complementar a Ott Tänak y Jari-Matti Latvala, con la sensación de que si algo va bien no hay razón para cambiarla. Es precisamente la llegada de Meeke la que deja un halo de incertidumbre, ¿qué papel jugará? ¿Qué versión nos encontraremos de él? Lo que parece claro es que, tras un año de rodaje, y después de ver de lo que fue capaz tras el verano, el estonio se ha ganado el derecho a ser considerado como uno de los grandes candidatos al título esta temporada.

Tienen la misma librea, prácticamente los mismos nombres y un equipo que ha demostrado sobradamente de sus capacidades, tanto en la gestión de la estructura como en el desarrollo del vehículo. La evolución de motor en 2018 demostró precisamente que el trabajo con Toyota Motorsport GmbH está cada vez más compenetrado y comprenden las necesidades de cada uno.

Ganaron en Finlandia, Alemania y Turquía de forma consecutiva y con dos coches en el podio, repitieron esto último en Gales, donde solo el problema con el radiador de Ott Tänak impidió el cuarto triunfo en línea del estonio y de Toyota, mientras que en España volvieron a ser líderes hasta que un pinchazo con el neumático de mojado hipotecó las opciones de Ott de ser campeón, mientras que Jari-Matti Latvala dejó sus intenciones de ganar en la cita catalana en un guardarraíl. No tardaría demasiado en quitarse ese mal sabor de boca y demostrar que su mala racha se había acabado. El mejor coche de 2018 en el computo global y un piloto que ya ha demostrado no ser únicamente rápido, sino que además tiene regularidad para ser campeón. Presupuesto, solidez y estabilidad.

Lee a continuación: Solo falta Loeb. El WRC elige sus dorsales con la decisión de mantener vivo el #1 del Campeón

  • Inohcna

    El Yaris siempre me ha parecido el más feo de todos los WRC. Ni siquiera ganando el mundial me he quitado esa impresión.