Mattias Ekström confirma su decisión de abandonar el World RX a tiempo completo

 |  @fernischumi  | 

El subcampeonato del Mundo de RallyCross ha sido el brillante final de temporada para una estructura que a pesar de ello aspiraba a todo y que ha terminado al igual que Peugeot Sport bajo el yugo del aplastante dominio ejercido por Johan Kristoffersson y el Volkswagen Polo R Supercar. El sueco conseguía 11 de 12 victorias posibles y la restante, la de Bélgica, iría a parar a manos de Sébastien Loeb. Audi Sport y EKS RX se despedían del campeonato intercontinental en Ciudad del Cabo formando parte de esta etapa que cierra el World RX.

No hubo anuncio de nuevo fabricante y Paul Bellamy, CEO del promotor del campeonato apenas hizo referencia al brillante futuro de las series con la llegada de las nuevas pistas, las dos provenientes del Mundial de Fórmula 1; el Circuito de Yas Marina y Spa-Francorchamps. Obviamente es difícil hablar de una campaña con gran futuro después de anunciarse la decisión de hasta tres equipos de la categoría Supercars de no estar presentes en la parrilla.

Audi Sport es uno de ellos, confirmando su decisión de centrarse en sus programas en la Fórmula E y el DTM, abandonando en este caso el Mundial de RallyCross y dejando a EKS RX sin el apoyo de fábrica que aseguró su supervivencia de cara a 2018. Campeones de pilotos y equipos en 2016, el equipo de Mattias Ekström (subcampeón en 2017 y 2018) desarrolló dos nuevos automóviles para esta temporada, ambos con el respaldo oficial de la firma de los cuatro aros y que finalmente no han llegado a ser competitivos.

El piloto sueco confirmaba a principios de año que abandonaba el DTM para centrarse completamente en el World RX. Obviamente los resultados no han sido los esperados y la decisión de Audi de no estar en el campeonato y no formar parte del futuro E-WRX hizo que la estructura haya tenido un final precipitado, con el segundo piloto, Andreas Bakkerud, reconociendo este domingo que podía haber sido su última carrera en el Mundial de RallyCross. En el caso de Ekström, dejaba abierta la puerta a volver a hacer alguna prueba en el futuro, sin embargo, era contundente al asegurar que se terminaba su etapa como piloto a tiempo completo.

Esa fue probablemente la última carrera para EKS Audi Sport como equipo apoyado de fábrica en el Campeonato Mundial de Rallycross. Es un final bastante feliz ya que fue mi última carrera en World RX como piloto a tiempo completo. He vivido 5 años fantásticos como piloto, pero creo que es hora de cerrar este capítulo con estilo y apuntar a nuevos desafíos.

Con tres equipos menos en la parrilla, nos encontramos con la pérdida de siete unidades permanentes en una parrilla que ya estaba muy diezmada respecto a lo visto en años anteriores. Después de centrar sus esfuerzos en captar fabricantes y comenzar con la transición a lo eléctrico, IMG se encuentra con la necesidad de recuperar estructuras privadas, con el serio inconveniente de que la escalada de costes y la expansión global del calendario hacen que los presupuestos no sean asumibles por muchas de ellas. En solo un año, el campeonato ha perdido a Ford Performance, Audi Sport, Peugeot Sport y Olsbergs MSE, en una gran evasión de los equipos permanentes.

Lee a continuación: Johan Kristoffersson cierra el World RX con su 11ª victoria de un año que sabe a final de era