¿Qué deseos racing nos ha concedido la temporada 2018?

 |  @eloy_eg  | 

Desde hace un par de años venimos elaborando en Diariomotor Competición una especie de carta a los Reyes Magos. El pasado 1 de enero publicamos nuestros siete deseos para la temporada 2018 y aunque este año haremos lo propio, antes toca repasar nuestro ratio de acierto, sin duda alguna mayor que en 2017 cuando sólo se cumplieron tres de nuestros deseos/vaticinios. Visto así podemos estar más que satisfechos con la temporada 2018…

Que Carlos Sainz disfrute de una retirada a su altura: X

Lo ponemos como fallo porque para suerte de todos nosotros el Matador sigue un año más en acción y a partir de la semana que viene lo veremos al volante de su MINI JCW buggy en tierras de Perú, pero el Dakar 2018 vio un ¿penúltimo? éxito del madrileño que sonaba a broche de oro para su carrera deportiva. Puede que la carrera, sentenciada en la primera semana, no fuera particularmente emocionante más allá de polémicas extradeportivas, pero pocos no celebraron su triunfo.

Que Citroën no se canse del Mundial de Rallyes: O

Objetivo cumplido. La temporada 2018 de la marca francesa se antojaba particularmente difícil y se complicó aún más con el despido de Kris Meeke mediada la campaña. Pero el triunfo de Sébastien Loeb en el Catalunya y el fichaje de Sébastien Ogier y Esapekka Lappi para 2019 vuelven a situar al C3 WRC en primera línea del Mundial de Rallyes. ¿Los últimos serán los primeros?

Que haya más protagonistas en Fórmula 1: X

Alguien podrá alegar que con el rejuvenecimiento de la parrilla o el advenimiento de Charles Leclerc, fichado por Ferrari, sí tenemos más protagonistas. Pero todos sabemos a qué nos referíamos con tal deseo y quedó lejos de cumplirse. Las diferencias entre los tres equipos de cabeza y el resto fueron insalvables, como se antojan hasta al menos 2021, por mucho que al menos hasta el final del verano Mercedes y Ferrari nos brindaran un interesante duelo por los títulos.

Que Fernando Alonso debute en Le Mans… y que no gane con facilidad: O y O

Aquí hicimos un poco de trampa y nos marcado un deseo doble. Aún no estaba confirmado que Fernando Alonso fuera a disputar el Mundial de Resistencia con Toyota, por mucho que fuera un secreto a voces, pero además había inquietudes razonables en cuanto a la salud de la categoría LMP1. Bien fundadas, de hecho. Pero al menos presenciamos una carrera interesante gracias al duelo entre los TS050 Hybrid, obligando al asturiano a remontar en un apoteósico relevo nocturno. Dados los elementos dispuestos, difícilmente podía haber sido una victoria más bonita.

Que Volkswagen bata el récord de Pikes Peak: O

No sólo lo batió, lo destrozó. Pese a recibir menos publicidad que el intento de Sébastien Loeb, Peugeot y Red Bull, la subida de Romain Dumas al volante del Volkswagen I.D. R Pikes Peak fue tremendamente simbólica. Fue la primera vez que se bajaba de los ocho minutos y por supuesto también ocurrió con un coche eléctrico. Por mucho que la marca alemana intentara ser prudente y hablara tan sólo de batir el récord eléctrico, todos teníamos claro el potencial del proyecto y no defraudó.

Que veamos una preciosa lucha entre R5 y N5 a nivel nacional: X

Vimos una preciosa lucha, pero no entre R5 y N5. El triunfo de Gorka Antxustegi con el Suzuki Swift N5 en Madrid 2017 dio falsas esperanzas y temores infundados, dependiendo del bando, sobre el potencial de los N5. La realidad es que durante la mayor parte del tiempo permanecieron lejos de los tiempos de los R5, protagonistas de la lucha por las victorias y los títulos. Pese a la aparición con retraso de José Antonio Suárez, el Nacional de Asfalto fue un duelo entre Iván Ares y Miguel Fuster resuelta a favor del de Benidorm.

Foto | Toyota GAZOO Racing y Volkswagen Motorsport

Lee a continuación: Jean-Éric Vergne permanecerá en G-Drive Racing

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

  • Txesz

    Hay otro deseo más o menos cumplido: la temporada 2018 del mundial de rallys ha sido globalmente tan buena o más que la anterior.