Pikes Peak 2018: Romain Dumas y Volkswagen bajan de los ocho minutos y destrozan el récord de Sébastien Loeb

 |  @fernischumi  | 

Ya había mandado un aviso durante los entrenamientos y la sesión clasificatoria del miércoles, pero nada era comparable con la exhibición de muestra realizada hoy por Romain Dumas al volante del Volkswagen I.D. R Pikes Peak esta misma tarde. A pesar de que la niebla comenzaba a amenazar algunas de las horquillas del último sector, el francés conseguía por primera vez en la historia bajar de los ocho minutos en la Carrera hacia las nubes, consiguiendo un tiempo de 7:57.148 que se establece como la nueva referencia con más de 16 segundos de ventaja sobre el registro realizado por Sébastien Loeb en 2013 con el Peugeot 208 T16 PPIHC con el que realizó un ya espectacular 8:13.878.

El prototipo eléctrico de la firma germana se ha adaptado a la perfección a las condiciones de seco de la carrera, logrando una renta sobre el segundo clasificado, el 10 veces Campeón de Europa de Montaña, Simone Faggioli, que ha superado los 40 segundos. El italiano, que debutaba en la carrera norteamericana daba el primer paso de un proyecto a dos años que se espera que evolucione de cara 2019, buscando una revolución como la que tuvo que hacer Romain Dumas en 2017 con su Norma de tracción total que finalmente sirvió como base para el Volkswagen I.D. R Pikes Peak. Su tiempo, 8:37.230, quedaba marcado como un gran estreno para el italiano, autentico rey de la montaña en el viejo continente y por el que incluso Romain ha mostrado una gran admiración.

Romain conseguía bajar su tiempo respecto al de la sesión clasificatoria en el primer sector, marcando 1:22.983, pero empeorando ligeramente en el segundo, 1:53.638, seguramente por la gestión de neumáticos a la que hacía referencia en nuestra entrevista. Sería en la parte superior donde Dumas marcaba las mayores diferencias con un Faggioli que se había mantenido a sólo 4 segundos y medio del francés en la parte inicial de la carrera. Más de 25 segundos entre ambos en los dos sectores finales demostraban la gran superioridad del prototipo eléctrico de tracción total frente a la barqueta con motor térmico de propulsión que utilizaba Simone.

El compañero de equipo de Faggioli, Fabien Bouduban, poco podría hacer para acercarse a los dos gallos de la categoría Unlimited, logrando un tiempo de 9:28.254 que se quedaba muy lejos del de Simone a pesar de que ambos utilizaban una montura similar, la Norma M20 SF PKP 2018. Incluso el veterano Peter Cunningham con el Acura TLX GT oficial de la categoría Pikes Peak Open lograría bajar en casi un segundo el registro del suizo que también estaba inscrito como rookie en la edición de este año de la Subida a Pikes Peak.

Hay que recordar que en 2011, el último año con la subida sin asfaltar por completo (la proporción tierra asfalto era de 50-50 prácticamente), Nobuhiro ‘Monster’ Tajima consiguió por primera vez bajar de los 10 minutos, mientras que sería Sébastien Loeb en 2013 con el proyecto junto a Red Bull y Peugeot Sport el que establecería una marca de ocho bajos que parecía difícil de superar.

Desde entonces, se convirtió habitual el ver a coche bajar de los nueve minutos, e incluso Rhys Millen consiguió situar en 2016 el récord entre los eléctricos en 8:57.118 después de un trompo con su eO PP100 de 1 MW de potencia en una de las horquillas, algo que le haría perder la carrera frente a Dumas que conseguía su segundo triunfo. Ahora, sólo dos años después, Dumas hacía historia bajando de los ocho minutos por primera vez en las 96 ediciones que se han disputado de una de las pruebas norteamericanas más longevas.

No sólo se ha batido el récord absoluto, Cunningham con el Acura ha arrasado su registro de 2017 en la categoría Open con un 9:27.352, aprovechando la gran cantidad de mejoras que estrenaba el vehículo oficial del brazo estadounidense de Honda respecto a la edición pasada, mientras que David Donohue y el Porsche 911 GT3 R fulminaban el que ostentaba Paul Dallenbach en Time Attack 1 con el Hyundai Genesis de Rhys Millen al lograr un 9:37.152. El propio Dallenbach no tendría rival en Open Wheels con su ya tradicional PVA Dallenbach Special. Por su parte, Vanina Ickx cumplía y llevaba al Gillet Vertigo a la meta de 4.302 metros con un tiempo muy alejado de los mejores en Time Attack, 10:54.901.

Entre las motos Carlin Dunne y la Ducati MTS-1200 se llevaban la victoria y bajarían de los 10 minutos, pero era imposible acercarse al 9:49.625 de la KTM Super Duke 1290 R oficial de Chris Fillmore logrado en 2017. Este último no defendía su triunfo, bajando a las Middlewight y destrozando el récord al manillar de una KTM 790 Duke con la que bajo en medio minuto a su predecesor.

Otro de los grandes centros de interés se situaba en la copa monomarca con los Porsche Cayman GT4 Clubsport organizada por el fabricante de neumáticos Yokohama y que ha visto cómo Travis Pastrana se llevaba el triunfo final aventajando en más de cinco segundos al piloto de la IndyCar Series, Hildebrand y en seis a Mike Skeen. El estadounidense, que disputará pruebas del ARX con Subaru, ha demostrado que sus últimos años alejado de las rampas de freestyle y compitiendo en rallyes y rallycross le han permitido convertirse en un talentoso volantista especializado precisamente en Subidas de Montaña. Ya se anotó el récord del Mount Washington y ahora le ha tocado vencer en Pikes Peak con un crono de 10:33.897.

Todo un especialista en esta faceta es Rhys Millen y así lo ha demostrado al llevar al Bentley Bentayga hasta lo más alto dentro de la categoría de SUV de producción. El tiempo logrado por el neozelandés ha sido de 10 minutos y 49,902 segundos, claramente más rápido que el crono de 12 minutos y 35,61 segundos logrado por el Range Rover Sport en 2013 y otra iniciativa publicitaria por parte del Grupo VAG que sale tal y como se había planeado. Para los que quieran saber sobre nuestros protagonistas del previo especial de Diariomotor Competición con motivo del PPIHC 2018, Ray Evernham ha realizado un impresionante 10:11.334 con su precioso Chevrolet Sedán de 1936 apodado cariñosamente como ‘The Ghost‘, mientras que el McLaren MP4-12C GT3 de Clint Vahsholtz era segundo en Time Attack 1 y la Ford F1 de 1949 no podría tomar la salida por un problema de motor en los últimos test.

 

Lee a continuación: Un McLaren en Pikes Peak: Flying Lizard luchará por la categoría Time Attack con un MP4-12C GT3

  • Chechu Quiroga

    Para un apasionado de los eléctricos como yo, este es un día histórico!!! Enhorabuena y gracias Romain Dumas.

    Volkswagen I.D. R Pikes Peak… 1100 kg y 680 CV.

  • Cristobal Nuñez

    Y si Sebastian Loeb hubiese conducido en lugar de Romain?

    • nuevoenesto

      Pues no conduciría Romain y sí Loeb…

  • Nico

    Pues nada, queda claro que si quieres romper récords en Pikes Peak necesitas un LMP1 disfrazado. Me queda la espinita de no haber podido verlo en vivo. Y sigo caliente con el hecho de que esta carrera sea una exclusiva de Gran Turismo en videojuegos. Hay un mod de Assetto Corsa pero es bastante mediocre.

    • Miguel In

      En el dirt rally tambien la tienes, incluso en tierra y con el 405 t16.

  • Txesz

    Dado que todas las marcas están desarrollando vehículos eléctricos para la próxima década, ¿veremos el retorno de Peugeot o PSA con Loeb para reclamar sus fueros?

  • Ferran Pistola

    A mí me gustan los eléctricos y me alegra mucho de este récord, este tipo de competiciones (cortas, como el RallyCross) son ideales para los eléctricos. Encima aquí se une la altura que no les afecta.
    Sinceramente, antes de empezar la semana no pensaba que batirían el récord de Loeb, aunque una vez vistos los entrenamientos se intuía.
    Veremos que nos depara el futuro, ojala un Box56 para este coche.