Raffaele Marciello aguanta a Earl Bamber y se proclama campeón de la GT World Cup

 |  @Victor_Forner  | 

La edición 2019 de la GT World Cup proclamó en las calles de Macao a Raffaele Marciello y a Mercedes campeones, en el caso del italiano por primera vez, y en el caso de la marca de la estrella por tercera, después de los triunfos logrados en 2015 y 2017. Un fin de semana impecable por parte de ambos, que han conseguido mantener a raya al equipo ROWE, formado por los dos pilotos oficiales de Porsche, Laurens Vanthoor y Earl Bamber.

En la salida, Marciello mantuvo la primera posición, cerrando en los primeros metros a los Porsche. Los de Stuttgart intercambiaron posiciones, con Laurens Vanthoor colocándose a rueda del italiano. Una vuelta más tarde, Kevin Estre tocó a su compañero de equipo, Alexandre Imperatori, en Lisboa. El piloto suizo sufrió daños en el alerón trasero de su Porsche 911, obligándole a retirarse en la segunda vuelta de carrera. Edoardo Mortara realizó unas buenas primeras vueltas, remontando desde la decimocuarta hasta la octava posición. Otro piloto que también hizo una gran arrancada fue Dries Vanthoor, que pasó de ser decimosexto a entrar en el top 10.

Kevin Estre chocó con el muro de la salida de Mandarín, en el mismo sitio donde tuvo ya un accidente el jueves, dejando así a los dos coches de Absolute Racing fuera de carrera. Mortara escaló así hasta la sexta posición, por detrás de Christopher Haase, mientras que Maro Engel, que salía desde el pit lane, ya estaba duodécimo. El coche de seguridad se mantuvo durante cinco vueltas, para limpiar los restos del accidente del francés.

Augusto Farfus hizo buen uso de la velocidad punta de su BMW y adelantó a Bamber en la resalida. Pero el neozelandés fue listo y aprovechó que el brasileño se fue un poco largo en Lisboa para recuperar la tercera posición. Por detrás, Alessio Picariello se fue largo y acabó contra las protecciones de dicha curva, viéndose también implicado Charles Weerts. Ambos pilotos pudieron retomar la carrera, aunque perdieron mucho tiempo. El Mercedes de Picariello sufrió bastantes daños, y obligaron al belga a retirarse de la carrera.

Bamber comenzó a recuperar terreno y apretó las tres primeras posiciones, a falta de media carrera. El equipo ROWE, viendo que venía más rápido, intercambió las dos posiciones de sus pilotos, relegando a Laurens Vanthoor a la tercera posición. Marciello disponía en ese momento de casi dos segundos de ventaja, pero Bamber empezó a recuperar terreno destacando sobre todo en el segundo sector del circuito. Por detrás, Farfus estaba reteniendo a una fila de coches encabezada por Haase, que era incapaz de superar al brasileño, que tenía mucha mejor velocidad punta.

A falta de cuatro vueltas para el final, Bamber marcó la vuelta rápida de la carrera, colocándose a la estela de Marciello, justo antes de cometer un error y rozar el muro de Police, perdiendo el retrovisor izquierdo de su Porsche. Pero el neozelandés no se rindió, y en la vuelta siguiente volvió a romper el crono, llegando al último giro a menos de un segundo. Marciello resistió, pese a lo ataques de Bamber, que llegó a tocar el parachoques trasero del Mercedes en Melco.

Marciello firmó un fin de semana impecable, logrando la pole, ganando tanto la carrera de clasificación como la carrera final, liderando todas las vueltas de ambas, para proclamarse campeón de la GT World Cup 2019. Con esto, Mercedes consigue también su tercer título en esta carrera, después del de Maro Engel en 2015 y del de Edoardo Mortara en 2017. Después de dos podios consecutivos por parte de Marciello, por fin ha acabado ganando en las míticas calles de Macao.

Laurens Vanthoor acabó en segunda posición, después de que Earl Bamber le devolviera la posición que le había cedido para intentar luchar por la victoria. Una buena estrategia por parte del equipo ROWE, que permitió a su piloto más rápido atacar la victoria, volviendo a las posiciones decididas en pista para finalizar. Augusto Farfus no pudo revalidar su título, pero si firmó una gran actuación con un coche que no tenía ritmo para ganar.

Christopher Haase acabó como el mejor piloto de Audi en quinta posición, manteniendo su posición de salida en esta carrera. Edoardo Mortara hizo una gran remontada desde la decimocuarta hasta la sexta posición, con Joel Eriksson justo detrás. Otros dos pilotos que también recuperaron varias posiciones fueron Dries Vanthoor (del 16º al 8º) y Maro Engel (del 17º al 9º), con Kelvin Van Der Linde cerrando el top 10 de esta GT World Cup 2019.

Resultados GT World Cup 2019

Lee a continuación: Lewis Hamilton manda en la FP3 por delante de Max Verstappen

  • Ferran Pistola

    Los Porsche tenían mejor ritmo, pero su punto fuerte era la zona revirada, el Mercedes era una bala en la recta, cosa que le permitía defenderse.