Rally de Australia 2017: dos pinchazos dejan a Mikkelsen sin victoria y fuera de carrera

 |  @fernischumi  | 

Le tocó en esta ocasión a Andreas Mikkelsen comprobar en sus carnes lo que se siente cuando se te escapa una victoria que tenías encaminada por un pinchazo, en su caso por dos. La segunda jornada del Rallye de Australia 2017 comenzaba con la anunciada lluvia, la cual complicaba mucho el paso por la especial de Nambucca, con sus 48,89 kilómetros, siendo un de los tramos más largos del Mundial de Rallyes.

En él comenzábamos a poder ver que la imbatibilidad de los Hyundai podía no ser tan indiscutible. La mayoría de los pilotos que calzaban Michelin apostaba por los blandos, en el caso de Citroën por 6 neumáticos de este compuesto, en el de M-Sport y Toyota por sólo cinco, mientras que en Hyundai se apostaba por montas mixtas, equipando Neuville su i20 WRC con 4 blandas y una dura, mientras que Mikkelsen y Hayden Paddon llevaban tres blandas y dos duras.

Tras el paso de los primeros coches, la lluvia comenzaba a caer con más fuerza en Nambucca, algo que lastraba a los pilotos que no salían entre las primeras posiciones. En el caso de Hyundai, parecían verse ciertamente sorprendidos por la aparición del agua, incluso Paddon reconocía que no disponían de demasiados neumáticos blandos, razón por la que habían optado por dicha monta mixta: “nunca había conducido tan mal en esta especial en toda mi vida, con la lluvia, todo estaba mojado y cubierto de barro y de repente, estaba seco. Con estas ruedas era complicado. Tenemos que mirar después las ruedas blandas, no tenemos demasiadas”.

A pesar de que había tenido un cómodo liderato hasta el momento, Mikkelsen también advertía que la estrategia mixta no había sido la más acertada, viéndose superado por Thierry Neuville y Jari-Matti Latvala en esta especial. El finlandés de Toyota, con el segundo mejor tiempo en esta primera especial del día, reconocía estar atacando al máximo aprovechando las difíciles condiciones que se encontraban presentes en este inicio de jornada.

Había una pequeña tregua en la primera pasada por Newry, el cual contaba con casi el 90% de su recorrido seco. A pesar de ello, la mayoría de los competidores se quejaba de falta de agarre incluso con la goma blanda, lo cual complicaba mucho a la hora de coger confianza con el terreno. En estas condiciones, la carrera daba un vuelco, con Andreas Mikkelsen sufriendo un doble pinchazo que no sólo le costaba el liderato al piloto noruego (se dejaba un minuto y 40 segundos), sino que también le obligaba a abandonar ya que únicamente contaba con un neumático de repuesto.

Ha ocurrido dos kilómetros después de la salida, en una curva de derechas después de una cresta. En tercera o cuarta marcha me he ido ancho y he tocado un banco con demasiada velocidad. Pensaba que sólo había sido un pinchazo en el eje trasero, pero pronto me di cuenta de que también llevaba uno delante. Tengo un repuesto, por lo que no parece vayamos a seguir más allá.

No sería el único en experimentar problemas. Mientras que un crecidísimo Jari-Matti Latvala se lanzaba de nuevo a recortar los segundos de desventaja acumulados durante el viernes (su frase era: “el secreto es no tener miedo de los arboles, tienes que utilizar todo el ancho de pista del que dispones”), Meeke, Ogier y Neuville se saltaban un cruce y perdían un tiempo vital.

En el caso del francés, pentacampeón del Mundo de Rallyes, reconocía haber perdido la concentración y en gran parte la motivación ante la dificultad de salir de Australia con un buen resultado, mientras que el belga de Hyundai se quedaba sólo al frente de la carrera, también después de completar la especial con la rueda delantera derecha fuera de la llanta. No las tenía todas consigo el nuevo líder ya que reconocía que podía haber roto algo en la caja de cambios también.

La pasada por el tramo de Raceway, una pista de karting de 1,37 kilómetros con dos pequeñas zonas de tierra permitía a Latvala recortar algo más de tiempo respecto a la nueva punta de lanza de Hyundai, el cual ya sólo mantiene una renta de 6,3 segundos sobre el finlandés. Neuville reconocía que se había quedado sin la primera en su caja de cambios, por lo que sufría mucho en las curvas lentas. Se espera que sea sustituida ahora en la asistencia. En cuanto al resto, hay que lamentar la salida de pista de Brendan Reeves y su Mazda 2 AP4, cuando seguían realizando tiempos muy buenos tras el R5 de Kalle Rovanperä.

Clasificación del Rally de Australia tras TC11:

Pos Piloto Copiloto Coche Tiempo Dif. 1º
1. T. Neuville N. Gilsoul Hyundai i20 WRC 1:38:40.2
2. J. Latvala M. Anttila Toyota Yaris WRC 1:38:46.5 +6.3
3. K. Meeke P. Nagle Citroën C3 WRC 1:39:02.2 +22.0
4. O. Tänak M. Järveoja Ford Fiesta RS WRC 1:39:07.0 +26.8
5. C. Breen S. Martin Citroën C3 WRC 1:39:26.0 +45.8
6. H. Paddon S. Marshall Hyundai i20 WRC 1:39:34.8 +54.6
7. S. Ogier J. Ingrassia Ford Fiesta RS WRC 1:39:49.1 +1:08.9
8. S. Lefebvre G. Moreau Citroën C3 WRC 1:40:51.5 +2:11.3
9. E. Evans D. Barritt Ford Fiesta RS WRC 1:41:09.1 +2:28.9
10. E. Lappi J. Ferm Toyota Yaris WRC 1:42:19.9 +3:39.7
11. K. Rovanpera J. Halttunen Ford Fiesta R5 1:45:24.9 +6:44.7

Recordad que para estar enterado del Rally de Australia 2017 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi

En DMC | Todo lo que necesitas saber del Rally de Australia 2017
En DMC | Horarios y canales para ver el Rally de Australia 2017 por TV

Lee a continuación: Rally de Australia 2017: Thierry Neuville completa para Hyundai el pleno de scratchs