Rally de Australia 2018: Sébastien Ogier afianza sus opciones de título gracias a los problemas de Thierry Neuville

 |  @fernischumi  | 

Prometía el Rally de Australia 2018 tenernos atentos hasta el último momento y por ahora está cumpliendo con las expectativas con una gran dosis de drama. En este caso han sido dos de los tres pilotos candidatos al título Mundial de Rallyes los que han tenido problemas durante el segundo bucle, de nuevo siendo Sébastien Ogier el mejor colocado tras seis tramos para conseguir un nuevo entorchado intercontinental junto a Julien Ingrassia.

A diferencia de la mañana, en esta ocasión sí nos encontrábamos con una gran variedad de elecciones de neumáticos. Mads Ostberg era el único que apostaría por llevar cinco ruedas del compuesto duro, seguidos en este caso por Jari-Matti Latvala, Teemu Suninen y Hayden Paddon que decidían acompañar a cuatro neumáticos duros con uno medio. En cuanto al resto, montas mixtas, especialmente entre los líderes del campeonato, los cuales buscaban ese agarre extra del medio y la seguridad de tener al menos dos neumáticos del duro para completar los tramos de la tarde.

Si bien la primera especial nos dejaba con cierta tranquilidad, siendo Ott Tänak el autor del scratch a pesar de llegar con el paso de rueda trasero izquierdo arrancado. El estonio conseguía de esta forma subir al cuarto puesto, justo detrás de Mads Ostberg que se mantenía líder y de sus compañeros de equipo en Toyota que completaban el podio provisional. Si todo parecía sonreírle a la formación dirigida por Tommi Mäkinen, la segunda pasada por Coldwater suponía precisamente todo un jarro de agua fría para sus intereses.

El primero era el propio Tänak, el cual entraba demasiado fuerte en un paso de agua y dañaría por completo el frontal del Toyota Yaris WRC. Sin prácticamente apoyo aerodinámico delante y detrás, el estonio comenzaba a tener problemas para mantenerse en el tramo. Esapekka Lappi tendría más precauciones, sin embargo, al salir del aguar tendría problemas con el motor, viéndose obligado a bombear el acelerador durante unos segundos para tratar de seguir en competición. En total se dejaba más de 20 segundos y caía desde las plazas del podio hasta la novena plaza, justo por delante de un Ogier que ya rozaba el medio minuto de desventaja respecto a Mads Ostberg.

Era el último tramo del día antes de las dos pasadas por la superespecial, los 26,68 kilómetros de Sherwood los que terminarían por dar un vuelco completo a la prueba. Thierry Neuville cometería un error al irse recto contra una de las balas de paja que formaban la chicane artificial en la que había tenido el problema durante la mañana Andreas Mikkelsen. El belga golpeaba a muy baja velocidad dicho elemento, calando el coche y teniendo que engranar la marcha atrás para volver a la competición.

El daño ya estaba hecho. A la caída de un salto, la rueda trasera izquierda desllantaba y terminaría delaminándose, arrancando el panel trasero izquierdo por completo y llevando a que Thierry acumulara más de 40 segundos perdidos respecto a Sébastien Ogier en esta especial a la que llegaba con una renta de 9,1 segundos respecto a su principal rival por el campeonato. Todavía quedaba lugar para las estrategias que en el caso de M-Sport llegaban en el momento oportuno.

Suninen y Evans cedían tiempo para dejar pasar a Ogier en la general y hacerle mañana de particulares ‘barrenderos’ al francés que puede disfrutar de una gran ventaja competitiva si tenemos en cuenta que tras la pérdida de tiempo de Neuville, el belga será uno de los primeros en salir a los tramos, concretamente tras Jourdan Serderidis, mientras que la pareja pentacampeona del Mundo tendrá a sus compañeros de equipo haciéndoles el trabajo de quitar esa capa de fina gravilla que lucen los tramos australianos. Solo la lluvia puede hacer que esta estrategia se vuelva en contra del francés. El tono de voz de Thierry a su llegada a la meta del TC6 evidenciaba que sus opciones de título acaban de sufrir una fuerte estocada, y con ellas, también las de Hyundai Motorsport.

En la general, Toyota mantiene a tres coches entre los seis primeros, con Hayden Paddon como mejor Hyundai en cuarta posición a menos de 10 segundos del líder provisional, Mads Ostberg. Tras el noruego, Jari-Matti Latvala y el otro Citroën, el de Craig Breen completan las tres primeras posiciones. Sébastien Ogier por su parte es séptimo a 41,7 segundos de la cabeza de carrera.

Clasificación del Rally de Australia 2018 tras TC6:

PosPilotoCopilotoCocheTiempoDif. 1º
1.M. OstbergT. EriksenCitroën C3 WRC50:47.3
2.J. LatvalaM. AnttilaToyota Yaris WRC50:53.5+6.2
3.C. BreenS. MartinCitroën C3 WRC50:54.8+7.5
4.H. PaddonS. MarshallHyundai i20 WRC50:57.0+9.7
5.O. TänakM. JärveojaToyota Yaris WRC51:07.2+19.9
6.E. LappiJ. FermToyota Yaris WRC51:16.3+29.0
7.S. OgierJ. IngrassiaFord Fiesta WRC51:29.0+41.7
8.T. SuninenM. MarkkulaFord Fiesta WRC51:32.5+45.2
9.E. EvansD. BarrittFord Fiesta WRC51:32.7+45.4
10.T. NeuvilleN. GilsoulHyundai i20 WRC52:00.1+1:12.8

Lee a continuación: Rally de Australia 2018: los candidatos al título comienzan el shakedown marcando el ritmo