Rally de Italia-Cerdeña 2019: Dani Sordo termina la primera etapa líder con 10,8 segundos de ventaja

 |  @fernischumi  | 

Si el final del bucle de la mañana en el Rally de Italia-Cerdeña estuvo plagado de sorpresas, el inicio de la jornada vespertina en este caluroso viernes de junio no podía ser menos. Ya sin Sébastien Ogier compitiendo, e incluso con Citroën Racing valorando si el francés debe reengancharse en la jornada de mañana debido a la dificultad que supone no solo sumar puntos teniendo que abrir pista también el sábado, sino también a la tarea hercúlea que puede ser el lograr algún tiempo entre los cinco primeros en la Power Stage del domingo.

De una tacada la prueba se quedaba sin el líder del rally y ponía cuesta arriba el resto del día para uno de los candidatos al título supervivientes. Los grandes beneficiados eran sin duda tanto Dani Sordo como Ott Tänak, los cuales ganaban posiciones y además, en el caso del estonio, veía cómo la situación en el campeonato era cuanto menos prometedora con sus rivales mermados o ya fuera de carrera.

Jari-Matti Latvala volcaba en una horquilla en bajada de izquierdas, en su caso por tocar el freno de mano demasiado pronto y comenzar con el giro antes de llegar al punto justo. El Yaris WRC se enganchaba y volcaba a baja velocidad, algo que le dejaba con opciones de continuar, pero ya sin posibilidades de victoria. El finlandés conseguiría poner sobre las cuatro ruedas de nuevo su montura con la ayuda de algunos espectadores presentes, llegando a la meta con más de ocho minutos y medio cedidos. Jari-Matti se bajaba del habitáculo completamente agotado después del esfuerzo, hasta el punto que se llegó a temer por un posible abandono que finalmente no se produciría.

En esa misma especial, la segunda pasada por Tula, con 22,25 kilómetros cronometrados, Nicolas Gilsoul cometía un error al cantar una de las notas a Thierry Neuville y el piloto belga perdía el control del coche, impactando con el frontal contra la montaña y sufriendo algunos daños en el radiador que le llevarían a acometer una reparación de emergencia en el enlace. Los 18,2 segundos perdidos en la especial les relegaban a la séptima plaza, mientras que Nicolas seguía disculpándose por el error con Thierry en un momento muy importante del rally, en el que una mala posición entre los prioritarios te lleva a abrir pista también el sábado.

Encarábamos los últimos tramos del día con Ott Tänak y Dani Sordo empatados a tiempos en la primera posición de la general, prometiendo una batalla el resto de un día que se vería interrumpido en el TC7 por la necesidad de que los servicios de asistencia entraran a atender a un espectador con una emergencia médica cuando tan solo habían salido a completar el tramo tres competidores. Los comisarios deportivos otorgaban entonces un tiempo nominal al resto de competidores que no contentaba en nada al español de Hyundai, sabedor de que estaba en condiciones de ampliar su liderato, especialmente sobre Tänak aprovechando la gran distancia entre ambos en el orden de salida. El estonio también tenía su parte negativa, al haber completado al igual que Neuville y Evans un tramo a ritmo competitivo más que el resto, algo que dejaba sus neumáticos al límite.

La penúltima especial del viernes nos iba a dejar muchos sustos. Primero era Thierry Neuville el que perdía la trasera y dañaba aún más el frontal del Hyundai, asegurando que en este caso se debía al delicadísimo estado de los neumáticos 'slick', siempre muy exigidos en las segundas partes de los días en Cerdeña. El belga se salía otra vez en el recorrido y se dejaba casi medio minuto, quedando su teoría confirmada cuando Elfyn Evans también se iba largo. Dani Sordo aprovechaba esos momentos para tensar la cuenta, logrando el scratch con 1,5 segundos respecto al segundo mejor tiempo, logrado por un sorprenden Juho Hänninen.

Precisamente Esapekka Lappi dejaba un recado públicamente al equipo Citroën después de lograr ese tercer sratch en la penúltima especial del día. El finlandés, cuestionado por los propios dirigentes de Citroën en el pasado, respondía a la pegunta de “¿Por qué ahora eres tan competitivo?”, con un “podéis ir a preguntárselo al equipo” que dejaba entrever que algo no iba bien en la parte técnica esta mañana dentro del Citroën C3 WRC. Estas declaraciones se sumaban a la confirmación de Sébastien Ogier de que esta mañana no contaba con un brazo de suspensión en su coche, una de las piezas que suelen reportar como repuestos los vehículos. El propio Buddar confirmaba a Autosport que se había retirado con el objetivo de ahorrar peso, algo que el hexacampeón desconocía y que finalmente le dejaba sin poder continuar en carrera.

Con los 10,99 kilómetros de Monte Baranta como última prueba de fuego, los equipos salían con las gomas al límite (Suninen/Evans/Latvala/Mikkelsen/Lappi 6 duros, Neuville/Sordo /Tanak/Meeke/Hanninen 5) y con algunos de ellos pidiendo cancelarla por motivos de seguridad. Y de nuevo Latvala terminaba fuera. El finlandés de Toyota GAZOO Racing se iba al exterior después de una horquilla, seguramente con un elemento roto en su Yaris, algo que lo dejaba definitivamente OUT en este primer día. Dani Sordo llegaba a la meta con el tercer mejor tiempo y a la espera de conocer qué crono le iban a otorgar los comisarios en el TC7. Con otros 6,5 segundos de margen sobre Ott Tänak gracias a esa especial, tanto Sordo y Carlos del Barrio demostraban una gran recuperación después de los sinsabores vividos en Argentina y Portugal por ambos. En el caso de Sébastien Ogier, se espera que se reenganche, en este caso afrontando el resto de tramos más como un test que con fines competitivos.

En WRC2 Pro, Kalle Rovanperä es líder por seis décimas sobre Jan Kopecky (con problemas de motor), aunque el finlandés no es el mejor R5 después de ser superado por Pierre-Louis Loubet, con el francés manteniendo una ventaja de 22,2 segundos sobre Gryazin y casi un minuto con Takamoto Katsuta. Nil Solans es séptimo a 2:48 de Loubet, mientras que en JWRC, su hermano menor, Jan Solans, es tercero tras Radstrom y Kristensson, a 19,6 segundos de Dennis.

Actualización: Esapekka Lappi finalmente confirmaría que el problema de la mañana se había debido a que Citroën Racing se había dejado un sensor sin conectar al reemplazar la caja de cambios. El finés, que se lo había comentado a los periodistas de su país finalmente se lo confirmaba a la señal internacional después de haber dado largas en un par de ocasiones. Los comisarios otorgarían el tiempo de Ott Tänak a todos los competidores en el TC7, algo que perjudicaba a pilotos como Dani Sordo que habían mostrado mejor ritmo que el estonio durante el segundo bucle.

Clasificación del Rally de Italia-Cerdeña 2019 tras TC9:

PosPilotoCopilotoCocheTiempoDif 1
1.D. SordoC. Del BarrioHyundai i20 WRC1:36:01.5
2.T. SuninenJ. LehtinenFord Fiesta WRC1:36:12.3+10.8
3.O. TänakM. JärveojaToyota Yaris WRC1:36:12.7+11.2
4.A. MikkelsenA. JaegerHyundai i20 WRC1:36:21.7+20.2
5.E. EvansS. MartinFord Fiesta WRC1:36:21.8+20.3
6.K. MeekeS. MarshallToyota Yaris WRC1:36:31.0+29.5
7.T. NeuvilleN. GilsoulHyundai i20 WRC1:36:59.2+57.7
8.E. LappiJ. FermCitroën C3 WRC1:37:05.0+1:03.5
9.J. HänninenT. TuominenToyota Yaris WRC1:38:39.5+2:38.0
10.P. LoubetV. LandaisSkoda Fabia R51:38:51.8+2:50.3
11.K. RovanperäJ. HalttunenSkoda Fabia R51:39:02.8+3:01.3

Lee a continuación: Rally de Italia-Cerdeña 2019: Sébastien Ogier se consuela con el liderato del primer día