CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

4 MIN

Una oportunidad perdida: Los grandes afectados por el recorte del WRC 2020

Iván Fernández | 4 Jun 2020
rallychallengeprogram_2020_rd-1_029
rallychallengeprogram_2020_rd-1_029

Catorce citas inicialmente programadas, dos recortadas, una suspendida por revueltas sociales, dos aplazadas sin fecha fija y cuatro canceladas definitivamente. Este es el conjunto de lo que llevamos de temporada 2020 en el Campeonato del Mundo de Rallyes, la cual promete no haber dicho hasta su última palabra, ya que de las citas que todavía quedan en pie, pruebas como Gales, con las restricciones de viaje que actualmente tiene en pie, o Turquía, siguen sin ser citas que están completamente aseguradas.

Las propias características del Mundial de Rallyes implican que no se pueda realizar algo parecido a los circuitos, donde se pueden encontrar alternativas en caso de que una pista no pueda comprometerse finalmente a acoger una carrera. En la disciplina de los tramos hay que hacer un evento candidato y presentar muchos meses antes el plan organizativo, lo que hace prácticamente inviable el poder cambiar de sede. Todas estas caídas han trastocado obviamente todos los planes para la campaña de un Mundial que tiene a Sébastien Ogier líder desde que hace casi tres meses consiguiera el triunfo en aquel Rally de México tan agridulce para el francés.

Las cancelaciones obviamente afectan a los que más esperanzas tenían depositadas en esta temporada. Jari-Matti Latvala había puesto su mirada en el Rally de Finlandia como lugar en el que podría plantar cara a los pilotos habituales del campeonato aprovechando su experiencia y el parón competitivo que ha afectado a los competidores del WRC. El finlandés, que había puesto todas sus esperanzas en apariciones puntuales en 2020 para optar a regresar a un equipo titular el año que viene, aprovechando sin ir más lejos la intención de Sébastien Ogier de retirarse.

El finlandés tendrá que afrontar el parón con resignación, esperando poder regresar en alguna de las pruebas en las que tradicionalmente ha tenido buen rendimiento, como Gales o Cerdeña, sabedor de que la baza de local en Finlandia se le ha agotado. También Hayden Paddon ha pasado de soñar con brillar en su país, frente a su afición, a ver cómo de nuevo una opción de competir con un World Rally Car se le escapa después de perderse hace un año el 1.000 Lagos por un accidente en los test y con los incendios de Australia obligando a la cancelación. El piloto kiwi parece perseguido por la mala fortuna y después de la decisión de Nueva Zelanda de suspender la edición 2020, Hayden puede decidirse finalmente por centrarse al completo en su negocio y cerrar la puerta a un regreso al Mundial.

Curiosamente, el piloto que le sustituyó a Paddon dentro de Hyundai Motorsport, Craig Breen, también ha debido renunciar a su participación en el Rally de Finlandia, donde iba a pilotar por segundo año consecutivo la tercera unidad del equipo oficial. Si bien puede ponerse todavía remedio con una participación en Gales, el irlandés tenía como objetivo este año el competir en el Campeonato de Europa y seguir situándose como el chico para todo de Andrea Adamo a la espera de que llegara una oportunidad, quizás asociada al nuevo futuro de Sébastien Loeb.

Los otros grandes damnificados eran los dos pilotos con programas parciales ya confirmados por parte de Toyota y de Hyundai. Takamoto Katsuta y Pierre-Louis Loubet se habían planteado este 2020 como un año para seguir evolucionando en el caso del nipón (ocho citas) y lograr algún resultado convincente, mientras que para el francés (con un proyecto de nueve pruebas) sería su gran oportunidad de debutar entre los grandes después de haberse coronado la pasada temporada en WRC2. El i20 Coupé WRC deberá esperar, aunque el galo pueda hacer alguna aparición en las citas europeas que permanecen calendadas.