STARD contará con el apoyo oficial de Ford Performance en el World RX 2019

 |  @fernischumi  | 

Por ahora es uno de los dos equipos que han confirmado su presencia en la próxima temporada del Mundial de RallyCross. STARD, junto a Jani Baumanis, se ha convertido en una de las grandes referencias de cara a la lucha por el título Mundial en este año 2019, más aún cuando se espera que llegue de la mano de un nuevo Supercar, el cual ahora conocemos que se llevará a cabo sobre la base del nuevo Ford Fiesta ST.

No llegará solo. Después de la salida de Ford Peformance a finales del año 2017 con los Ford Focus RS RX pasando a competir en el ARX (en 2019 Steve Arpin volverá al Ford Fiesta) y tras confirmarse que Olsbergs MSE se tomarán un año sabático, la decisión el departamento de alto rendimiento de la firma de Detroit ha sido la de apoyar el proyecto del equipo austriaco, el cual debemos recordar que cuenta con la dirección del ex-piloto privado del WRC, Manfred Stohl.

El acuerdo corresponde a una colaboración técnica entre ambas partes, recordándonos por tanto la misma referencia que se hacía en el pasado con Olsbergs. En esta ocasión se está desarrollando un modelo completamente nuevo, orbitando su diseño en el centro que el equipo STARD tiene en la capital austriaca de Viena.

Nuestro proyecto World Rallycross se inició en 2014, cuando desarrollamos Ford Fiestas para el proyecto privado" World RX Team Austria ". Desde entonces, hemos mejorado constantemente el Ford Fiesta MK7, que rápidamente se convirtió en uno de los coches de clientes más exitosos en World RX. Para 2019, tomamos la decisión de desarrollar un automóvil completamente nuevo, lo que también nos dio la oportunidad de elegir una nueva plataforma. Debido a la regulación técnica de la FIA, la especificación de los automóviles de carretera base tiene una influencia significativa en el desarrollo de los autos de carrera, por lo que es muy importante tomar la decisión correcta al principio. Basado en nuestra experiencia con la generación anterior Fiesta - Michael Sakowicz, CEO STARD

No es la primera vez que STARD colabora con un fabricante, siendo ellos precisamente los que se encargaron del KIA Cee’d del TCR, en el World RX han estado trabajando hasta ahora como una estructura privada, por lo que el respaldo de Ford Performance ayudará sin duda en la siempre difícil tarea de desarrollar un vehículo prácticamente desde cero, con un 90% de los componentes nuevos. El objetivo es el de tener los coches preparados para la primera cita del campeonato en 2019, Abu Dhabi, la cual se celebrará el próximo mes de abril. También se deja la puerta abierta a la venta de unidades para posibles clientes que busquen uno de estos vehículos a unos costes contenidos para competir en regionales o series nacionales.

Lee a continuación: Hansen Motorsport se convierte en el primer gran equipo en confiar en el nuevo GRC Europe