Tiago Monteiro da por finalizado el año y espera volver a competir en 2018

 |  @fernischumi  | 

Llegados a este punto, Tiago Monteiro ya no tenía necesidad de agravar las secuelas de su accidente sufrido durante el pasado mes de septiembre con una reaparición anticipada. Con opciones remotas de luchar por el título Mundial, el piloto luso de Honda ha anunciado que tampoco estará al volante de su Honda Civic TC1 en la última cita del WTCC, la que se disputará en Losail, Qatar, dentro de apenas una semana.

De esta forma será la cuarta cita consecutiva que Monteiro se pierde (China, Japón y Macao) tras la fuerte salida de pista sufrida en el Circuit de Barcelona-Catalunya cuando su Honda se quedó sin frenos al final de recta. Problemas de visión han tenido hasta ahora apartado al piloto de los circuitos, algo que no le ha impedido empezar a entrenar para mantener la forma en el caso de recibir el visto bueno por parte de los médicos.

Ese visto bueno no ha terminado de llegar, por lo que Tiago deberá esperar hasta 2018 para volver a competir, todavía con la incertidumbre de saber qué pasará con el futuro del Mundial de Turismos y con el de su propio equipo en la reestructuración que se rumorea que puede llevarse a cabo en el WTCC.

A pesar de que matemáticamente no estaba descartado de la lucha, con 55,5 puntos de desventaja respecto al piloto de Volvo, Thed Björk, y quedando 60 en juego, las condiciones del portugués no le hacen estar al 100%, por lo que volverá a ceder su asiento por tercer fin de semana consecutivo a Esteban Guerrieri, el cual se ha erigido como el recambio oficial de Monteiro después de que Gabriele Tarquini hiciese lo propio en la primera carrera de ausencia de Monteiro.

Recordemos que, en el campeonato, Norbert Michelisz se encuentra a sólo siete puntos del sueco, por lo que todo se decidirá en poco más de una semana sobre el asfalto de Losail, con la presencia incluida de Tiago Monteiro, el cual viajará para acompañar y animar al equipo.

Mientras que estoy decepcionado por no pilotar en Qatar, estoy muy excitado también por la posibilidad de que Norbi y el equipo Honda se conviertan en Campeones del WTCC y simplemente no podría dormir si no estoy allí con el equipo y mis increíbles mecánicos para apoyarlos en los que podría ser un momento histórico. Con un invierno completo por delante para poder seguir recuperando constantemente, no voy a tomar riesgos innecesarios y en su lugar pretendo estar de nuevo en un coche de carreras el año que viene.

Lee a continuación: Los Citroën privados brillan en el regreso del WTCC a Macao